¿Cuánto tiempo dura un blanqueamiento dental?

15 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa
Existen distintos métodos de blanqueamiento dental para obtener una sonrisa más brillante. Aquí te contamos las más usados y cuánto duran sus resultados.

Tener una sonrisa bonita y radiante es una preocupación cada vez más frecuente en muchas personas. Lucir dientes brillantes es una posibilidad bastante accesible con los tratamientos de blanqueamiento dental que hoy en día existen.

Es que cada vez hay más opciones para embellecer el aspecto de la boca. El blanqueamiento dental es un procedimiento que utiliza sustancias químicas capaces de eliminar los pigmentos y manchas de las superficies dentarias. Los que se realizan en los consultorios odontológicos son una buena alternativa, aunque también hay productos que se pueden utilizar en el hogar.

Los resultados y la duración de los mismos son variables. En este artículo te contamos los métodos más usados y cuánto tiempo dura el blanqueamiento dental. También te damos algunos consejos para que los efectos sean más prolongados.

Tipos de blanqueamiento dental y su duración

Ya mencionamos que el blanqueamiento dental se utiliza para eliminar las manchas de las superficies dentarias y darle así un aspecto más atractivo a la sonrisa. De los tipos de manchas, de los productos y métodos utilizados y de los hábitos del paciente dependerá la duración de los resultados.

Es que, si bien los efectos del blanqueamiento dental son duraderos, no son permanentes. A continuación se detallan algunos de los tratamientos más utilizados y la duración que suelen tener.

Opciones caseras

Aquí se incluyen aquellos productos que el paciente puede adquirir en farmacias y los coloca por sí mismo. Se trata de geles o pastas blanqueadoras que, en general, tienen un efecto limitado.

No se incluyen los tratamientos de blanqueamiento dental profesionales que el paciente hace en su hogar, pero bajo indicaciones y seguimiento del odontólogo. Tampoco se describen métodos naturales o recetas caseras con productos cotidianos, pues no es aconsejable su uso por no ser efectivos o por significar un riesgo de daño a las estructuras dentarias.

Pasta de dientes blanqueadora

Se trata de la pasta dental para el cepillado diario, pero con ingredientes agregados que le otorgan efectos blanqueadores. Suelen contener sustancias abrasivas, peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida.

Las que solo contienen abrasivos actúan sobre manchas superficiales, sin modificar el color de los dientes. Las que contienen peróxidos pueden blanquear los dientes y eliminar las manchas.

Los fabricantes recomiendan su uso diario, dos veces al día, por varias semanas. De todos modos, los resultados pueden aparecer recién después de 2 a 6 semanas de uso y durar por 3 o 4 meses.

Sus efectos pueden prolongarse si se continúa utilizando la pasta blanqueadora, pero no es lo más recomendable. Los ingredientes que contienen no están diseñados para un uso frecuente y ocasionan daños irreversibles en el esmalte. Además, se pueden irritar los tejidos blandos, como las encías, y producir sensibilidad dentaria.

En los casos que el paciente elija usar estas pastas de manera habitual y prolongada, combinar con pastas que protejan y fortalezcan el esmalte es necesario para no ocasionar daños.

Enjuague bucal blanqueador

Este tipo de blanqueadores dentales son colutorios que contienen peróxido de hidrógeno. La recomendación es realizar un enjuague diario para eliminar manchas superficiales.

Los resultados suelen aparecer después de 3 meses de uso y no son tan notorios ni duraderos. En general, su utilidad es para prolongar o mantener resultados obtenidos con métodos profesionales.

Enjuague bucal blanqueador.
Los enjuagues bucales blanqueadores se emplean para mantener el efecto de otros tratamientos realizados en el consultorio odontológico.

Bolígrafos blanqueadores

Se trata de pequeños tubos de plástico que contienen el gel blanqueador y un aplicador para colocarlo sobre la superficie dental. El producto se emplea frotándolo unos segundos sobre las manchas, como si se pintara el diente. Se debe dejar actuar el tiempo indicado sin comer ni enjuagarse la boca.

Sus efectos tardan desde 2 días hasta una semana en aparecer, pero son mínimos. Además, no son duraderos.

Tiras blanqueadoras

Son uno de los métodos caseros de blanqueamiento dental más eficaces y más duraderos. Los efectos pueden requerir varias aplicaciones antes de aparecer y duran hasta 6 meses.

Se trata de unas bandas adhesivas que contienen un gel con peróxido para eliminar manchas y blanquear los dientes. El paciente las despega del envoltorio y, usando un espejo para guiarse, las coloca sobre las piezas dentarias. Las deja actuar el tiempo indicado por el fabricante y luego las desecha.

La recomendación es usarlas 30 minutos por día, por lo menos por 14 días. Existen muchas marcas disponibles; algunas más efectivas y más fáciles de usar que otras.

Su utilización de manera incorrecta o por más tiempo que el recomendado puede ser perjudicial. Daños al esmalte, irritación de las encías y sensibilidad son algunas consecuencias asociadas al mal uso del producto.

Blanqueamiento dental en el odontólogo

Los tratamientos de blanqueamiento dental que realiza el profesional en el consultorio suelen tener un efecto más inmediato y duradero que los caseros. Además, al existir un diagnóstico previo evaluando las causas y tipos de manchas se puede optar por el método más adecuado para cada caso particular.

Las limpiezas profesionales previas y la aplicación de flúor posterior suelen ser parte de la terapéutica, mejorando los resultados y disminuyendo el riesgo de sensibilidad y complicaciones postratamiento.

A continuación, se detallan algunas de las alternativas de blanqueamiento dental que se pueden realizar de manera profesional.

Blanqueamiento con lámpara de luz fría

Este tipo de procedimiento se realiza en el consultorio odontológico. El profesional aísla con un material especial las mucosas orales para evitar dañarlas.

Luego coloca el gel blanqueador sobre las superficies dentarias y lo expone a una luz fría o láser que activa y acelera el producto. Se utilizan agentes blanqueadores como el peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida a altas concentraciones.

La sesión puede durar entre 30 y 90 minutos, según las necesidades del caso clínico. Con una sola intervención suele ser suficiente, aunque algunos requieren una segunda exposición.

Los resultados obtenidos son muy efectivos y se notan de manera inmediata. Además, los efectos pueden durar de 1 a 3 años en pacientes con buena higiene oral.

Bandejas de gel blanqueador para el hogar

En este caso, el odontólogo guía el tratamiento y el paciente lo realiza en su hogar. El profesional entrega a la persona un kit ambulatorio con una cubeta especial confeccionada a medida de su boca y el gel blanqueador que colocará en la misma para usarlo en su casa.

El producto que se utiliza en estos casos es mucho más potente que lo que traen los de venta libre. Es por eso que el odontólogo indicará la manera de usarlo de manera adecuada, cuánto tiempo y con qué frecuencia.

En algunos casos se utiliza varias horas o incluso durante toda la noche, por algunos días o varias semanas. Vienen presentaciones con distintas concentraciones de peróxido, permitiendo así elegir la mejor opción para cada caso.

Los resultados comienzan a notarse luego de una semana, llegando a la máxima expresión luego de 2 a 4 semanas. En pacientes colaboradores y con buenos hábitos de higiene duran un año o más.

Blanqueamiento dental combinado

Aquí se combinan los dos tratamientos anteriores. Consta de tres fases:

  • Primer kit ambulatorio: el profesional le indicará al paciente realizar un blanqueamiento con bandejas en su hogar. Las debe utilizar al menos 4 horas diarias por alrededor de 15 días.
  • Blanqueamiento en el consultorio: pasados los 15 días de uso del blanqueamiento ambulatorio, el paciente debe acudir al odontólogo para realizar el tratamiento con luz fría. El mismo dura aproximadamente 45 minutos.
  • Segundo kit ambulatorio: se repite el proceso ambulatorio por 15 días más.

Este tipo de tratamiento combinado es el que mejores y más duraderos resultados obtiene. En un paciente colaborador los efectos pueden percibirse hasta 3 años después.

Hábitos que perjudican el blanqueamiento dental

Existen ciertos hábitos y costumbres que pueden afectar los resultados obtenidos con el blanqueamiento dental. Incluso, en algunos casos, se generan pigmentaciones o manchas más notorias a las que existían de manera previa:

  • Comidas y bebidas: consumir alimentos con colorantes artificiales, café, té, mate, vino tinto, chocolates, salsas de tomate o arándanos, por ejemplo, puede afectar la blancura de las piezas dentarias.
  • Tabaco: el uso de tabaco, en cualquiera de sus formas, tiñe las piezas dentarias de amarillo y marrón.
  • Mala higiene dental: no realizar una adecuada limpieza dental y favorecer el acúmulo de placa bacteriana en la boca es un factor que afecta el aspecto de la sonrisa. Pues la formación de sarro, las encías inflamadas y la aparición de caries son consecuencias del descuido de la higiene que alteran el color de los dientes.
  • Traumatismos o infecciones: sufrir un golpe o tener una infección en una pieza dentaria puede generar un cambio de coloración de la corona. Tonos amarillos, azulados, grises y hasta negros pueden aparecer en todo el elemento dentario.
  • Edad y genética: estos factores no se pueden controlar, pero es necesario saber que también influyen en el aspecto de la sonrisa. El color propio de las piezas dentarias y el paso del tiempo que genera una tonalidad más amarillenta a los dientes son aspectos a considerar.

Lee también: 8 factores que vuelven los dientes amarillos

Consejos para alargar el blanqueamiento dental

Ya sea que se haya optado por un método casero o por un blanqueamiento dental profesional, los cuidados posteriores son fundamentales para conservar los resultados obtenidos. Ponerlos en práctica puede alargar el tiempo de los efectos logrados.

Higiene oral

Ya mencionamos que el acúmulo de placa bacteriana favorece la aparición de nuevas tinciones, el depósito de sarro y la formación de caries. Por eso, mantener los dientes limpios es vital para evitar estas complicaciones y conservar la sonrisa blanca.

La recomendación es realizar un cepillado dental exhaustivo al menos dos veces al día, en especial después de las comidas. Sobre todo si se ingiere algún alimento con color.

El uso de hilo dental una vez al día también es necesario. Algunos odontólogos pueden recomendar pastas dentales o enjuagues bucales especiales para conservar los resultados obtenidos con el blanqueamiento.

Alimentación y hábitos

Prestar atención al consumo de ciertos alimentos puede ayudar a prolongar los efectos del blanqueamiento. Evitar o disminuir el consumo de comidas y bebidas que favorecen las pigmentaciones, como curri, azafrán, refrescos con cola, café, té, vino o mate es lo más recomendable. Si no se pueden evitar, consumirlos bebiendo con una pajita para disminuir el contacto con la superficie dental es aconsejable.

Reducir el consumo de alimentos ácidos que dañan el esmalte, como cítricos o vinagres, también es favorable.

Se debe evitar el tabaco, pues como ya mencionamos, pigmenta las piezas dentarias de un color marrón o amarillo característico. La efectividad del blanqueamiento se pierde de manera rápida si se continúa fumando.

Visitas odontológicas

Realizar un control posterior luego del tratamiento es lo ideal. Es normal la aparición de algunas complicaciones ligadas a los tratamientos de blanqueamiento dental, como la sensibilidad posterior. Estas suelen ser pasajeras y se pueden tratar de manera sencilla.

Acudir de manera regular, cada seis meses al dentista, también es conveniente. Controlar el estado general de la boca ayuda a prevenir complicaciones posteriores.

Café afecta el tratamiento de blanqueamiento dental.
Bebidas como el café son capaces de manchar los dientes y arruinar un tratamiento de blanqueamiento dental que ya se haya realizado.

Te puede interesar: Sensibilidad dental: ¿Cómo controlarla?

La valoración previa es importante

Al buscar lucir una sonrisa más atractiva hay algunas consideraciones que se deben tener en cuenta antes de optar por este tipo de productos. Los ingredientes que se usan pueden causar sensibilidad en dientes y encías. Esta sensación incómoda frente al frío y el calor suele ser pasajera y desaparece al cabo de unos días.

Pero hay otras complicaciones  que también se deben considerar y son las siguientes:

  • Irritación de las encías y tejidos blandos: suele suceder al utilizar métodos caseros o cubetas en el hogar. Son leves y transitorias.
  • Blanqueamiento de encías: el agente puede actuar en el tejido gingival y decolorar la zona. Con el tiempo se vuelve a recuperar el color normal.
  • Daño en los tejidos dentarios: si existen fisuras, grietas o caries en los dientes, o el esmalte está muy desgastado y adelgazado, el blanqueador puede dañar los tejidos. Se puede irritar incluso el tejido pulpar y provocar dolor.

Por estas razones y por el riesgo que supone manipular estos productos sobre estructuras del cuerpo, lo ideal es que el tratamiento esté a cargo de un odontólogo. El profesional, antes de realizarlo, evalúa el estado general de la boca y elige las opciones más adecuadas para cada caso. A veces, los pacientes creen que necesitan un blanqueamiento y una simple limpieza soluciona sus problemas estéticos.

Por otro lado, si existen patologías en la boca y son necesarios otros abordajes, los mismos se deben resolver primero. El dentista devolverá la salud a la boca antes de exponer las piezas dentarias a estas sustancias que podrían agravar otras situaciones.

Los cuidados del paciente son fundamentales

Ya sabes que no es necesario dejar de sonreír para ocultar dientes amarillos o manchados, pues existen muchas opciones a la hora de buscar una sonrisa más blanca.

Los efectos que se logren y la duración de los mismos dependen de muchos factores. Las manchas y pigmentaciones que existan, la coloración propia de los dientes, la edad del paciente, los tonos de blancos que se desean lograr y el tipo de tratamiento que se elija influyen en los resultados. Pero además, los hábitos y cuidados del paciente durante y luego de las aplicaciones tienen mucho que ver.

La recomendación es siempre consultar a un dentista antes de realizar este tipo de abordaje. Existen algunos riesgos que, con el asesoramiento de un profesional, se pueden evitar. Y recuerda que para que un blanqueamiento dental funcione, el cuidado de la salud bucal es fundamental.

  • Moradas Estrada, Marcos. "¿ Qué material y técnica seleccionamos a la hora de realizar un blanqueamiento dental y por qué?: protocolo para evitar hipersensibilidad dental posterior." Avances en odontoestomatología 33.3 (2017): 103-112.
  • Jaramillo Moncada, Joel David. Blanqueamiento dental con peróxido de carbamida. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología, 2019.
  • Begazo Gavilan, Brian Fernando. "Blanqueamiento dental a base de peróxido de hidrógeno al 35%." (2020).
  • Pérez Villoslada, Luz Estephany. "Sensibilidad dentinaria después del blanqueamiento dental." (2019).
  • Achachao Almerco, Kelly, and Lidia Yileng Tay Chu Jon. "Terapias para disminuir la sensibilidad por blanqueamiento dental." Revista Estomatológica Herediana 29.4 (2019): 297-305.
  • Darriba López, Iria. "Factores técnicos que modifican el resultado del blanqueamiento vital ambulatorio, condicionando el grado de aclaramiento y los efectos secundarios."
  • Bersezio, Cristian, et al. "Evaluación de la autopercepción de estética dental en pacientes tratados con dos modalidades distintas de blanqueamiento dental." Revista Cubana de Estomatología 57.2 (2020).
  • Lantigua Palin, Carlos, and Alejandra Marie Rodríguez. Estudio sobre los daños físicos ocasionados en el esmalte frente a agentes químicos utilizados en las diferentes técnicas de blanqueamiento: revisión literaria. Diss. Santo Domingo: Universidad Iberoamericana (UNIBE), 2020.
  • Osorno Ruíz, Gema Jazmina. Estudio comparativo in vitro de la eficacia del blanqueamiento dental Clínico y Ambulatorio en piezas dentales extraídas realizado en las Clínicas Odontológicas UNAN-Managua en el periodo junio-octubre 2017. Diss. Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua, 2017.