Los 6 tipos de yoga más conocidos

El yoga tiene beneficios para la salud física, mental y espiritual. En esta oportunidad te contamos cuáles son las 6 modalidades más practicadas. ¡Descúbrelas!
Los 6 tipos de yoga más conocidos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 11 febrero, 2022

¿Has escuchado hablar de los diferentes tipos de yoga? Aunque en la actualidad se considera una forma de ejercicio físico, el yoga tiene otras connotaciones. A través de su práctica se busca el equilibrio de la mente, el cuerpo y el espíritu. Además, es una de las disciplinas más antiguas de la historia.

Si bien se ha ligado religiosamente al budismo y al hinduismo —con los que comparte conceptos—, en la actualidad se valora por sus efectos sobre el bienestar. En particular, se ha determinado que mejora la flexibilidad, fortalece los músculos, equilibra el estado de ánimo, entre otros. ¿Cuáles son las formas más practicadas?

6 tipos de yoga más conocidos

La práctica de yoga no se limita a una sola técnica, sino que tiene diferentes tipos. Cada uno puede tener un fin particular, tanto a nivel físico como a nivel mental y espiritual. En un principio, lo ideal es buscar la orientación de un maestro para elegir la forma más adecuada. Este, además, ayudará a implementarla correctamente. Veamos.

1. Kundalini yoga

Es uno de los tipos de yoga más espirituales. Incluye la ejecución de asanas, lo que se refiere a las distintas postura de yoga. También se realizan cantos y ejercicios de respiración.

Su objetivo es despertar la energía kundalini, una fuerza que brota de la base de la columna vertebral. Se relaciona con la prevención y el alivio de las dolencias físicas y emocionales.

Kundalini yoga
El yoga se ha convertido en una disciplina idónea para equilibrar la salud física, mental y espiritual.


2. Ashtanga yoga

Para llevar a cabo esta modalidad se requiere bastante fuerza. De hecho, lo ideal es iniciar su práctica cuando ya hay suficiente estado físico. Las posturas se realizan de forma enérgica, rápida y ordenadas. Además, de manera simultánea se trabaja la respiración.

Una investigación divulgada en Journal of Sports Science and Medicine asoció su práctica con efectos positivos en la formación ósea. No obstante, se requieren más evidencias.

3. Hatha yoga

El hatha yoga tiene algunas cosas en común con la modalidad anterior, ya que también exige fuerza física. En concreto, se hacen suaves cambios entre las diferentes posturas o asanas. Asimismo, involucra la meditación, la respiración y el movimiento.

En una publicación compartida en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine se informó que esta forma de yoga es más eficiente desde el punto de vista energético. Su práctica mejora el estado físico, la capacidad respiratoria y el rendimiento físico y mental.

4. Vinyasa yoga

Es uno de los tipos de yoga más relajantes. Las asanas deben ejecutarse unidas a las inhalaciones, las exhalaciones o la retención del aire. La condición de relajación es más profunda al suministrar mayor oxigenación al cuerpo.

Un estudio en Complementary Therapies in Medicine concluyó que la vinyasa yoga tiene un impacto positivo en el estado de ánimo y en el perfil lipídico de los adultos sanos. 

5. Bikram yoga

Representa la modernización del yoga y cómo la cultura occidental ha influido en su desarrollo. Se practica bajo temperaturas de entre 40 y 45 grados centígrados. Consiste en realizar 26 posturas en orden particular dentro de 90 minutos precisos.

Respecto a esto, una investigación revelada por Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine detalló que su práctica habitual disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, trastornos del sueño y problemas del peso corporal. Además, incide en una mejor función pulmonar y el cuidado de la densidad ósea.

6. Power yoga

El power yoga no es apto para principiantes porque requiere niveles superiores de fuerza, resistencia y flexibilidad. Como consecuencia, la exigencia cardiovascular será mayor. Los movimientos son fuertes, parecidos al fitness, mezclados con ejercicios respiratorios sincronizados.

De hecho, un estudio compartido en Complementary Therapies in Clinical Practice concluye que esta modalidad de yoga puede catalogarse como un ejercicio de intensidad moderada a vigorosa. 

Vías principales al camino de los 6 tipos de yoga

El secreto de estos caminos es que todos conllevan a que reconozcas y comiences a cambiar tu interior para iniciarte en el yoga con plenitud. Por eso, las siguientes vías te conducirán al éxito en esta disciplina:

  • Braktiyoga: yoga de la devoción y el amor.
  • Jnanayoga: del conocimiento.
  • Kharmayoga: servicio desinteresado a los demás.
  • Rayayoga: es el yoga mental.
  • Hathayoga: yoga físico (posturas, ejercicios respiratorios y meditación).
Mujer hace yoga
Hay varios tipos de yoga, en función de su finalidad y de los efectos que provoca a nivel físico y mental.


Consejos para que disfrutes al máximo

En un principio, la práctica de yoga puede ser un tanto tediosa, sobre todo si no hay suficiente estado físico. Por fortuna, las posturas se pueden practicar desde el modo principiante. Lo importante es que te intereses por conocer sus variaciones, las técnicas de respiración y cómo combinarlo con el hábito de la meditación.

Asimismo, es conveniente iniciar cada rutina con calma, otorgándole al cuerpo la capacidad de adaptarse a la tensión y al esfuerzo de manera gradual. Con los días, la flexibilidad irá incrementando, al igual que las destrezas y la concentración. ¡Empieza ahora!

Te podría interesar...
Materiales para hacer yoga cómodamente
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Materiales para hacer yoga cómodamente

La utilización de algunos materiales nos permite hacer yoga con mayor comodidad. Esterillas, correas, bloques y mantas son algunos.



  • Woodyard C. Exploring the therapeutic effects of yoga and its ability to increase quality of life. Int J Yoga. 2011;4(2):49-54. doi:10.4103/0973-6131.85485
  • Park CL, Finkelstein-Fox L, Groessl EJ, Elwy AR, Lee SY. Exploring how different types of yoga change psychological resources and emotional well-being across a single session. Complement Ther Med. 2020;49:102354. doi:10.1016/j.ctim.2020.102354
  • García-Sesnich JN, Flores MG, Ríos MH, Aravena JG. Longitudinal and Immediate Effect of Kundalini Yoga on Salivary Levels of Cortisol and Activity of Alpha-Amylase and Its Effect on Perceived Stress. Int J Yoga. 2017;10(2):73-80. doi:10.4103/ijoy.IJOY_45_16
  • Kim S, Bemben MG, Knehans AW, Bemben DA. Effects of an 8-Month Ashtanga-Based Yoga Intervention on Bone Metabolism in Middle-Aged Premenopausal Women: A Randomized Controlled Study. J Sports Sci Med. 2015;14(4):756-768. Published 2015 Nov 24.
  • Ray US, Pathak A, Tomer OS. Hatha yoga practices: energy expenditure, respiratory changes and intensity of exercise. Evid Based Complement Alternat Med. 2011;2011:241294. doi:10.1093/ecam/neq046
  • Martell R. Autoayuda y yoga. Primera edición. Cuba: Editorial científico-técnica; 2013.
  • Stewart M. Yoga.  Tercera edición. España: Editorial Amat; 2005.
  • Villegas L., Pujol O. Diccionario del yoga. Primera edición. España: Editorial Herder; 2017.
  • Piña AA, Shadiow J, Tobi Fadeyi A, Chavez A, Hunter SD. The acute effects of vinyasa flow yoga on vascular function, lipid and glucose concentrations, and mood. Complement Ther Med. 2021 Jan;56:102585. doi: 10.1016/j.ctim.2020.102585. Epub 2020 Oct 7. PMID: 33197660.
  • Schubert MM, Clark AS, De La Rosa AB, Newcomer SC. Heart rate and thermal responses to power yoga. Complement Ther Clin Pract. 2018 Aug;32:195-199. doi: 10.1016/j.ctcp.2018.07.003. Epub 2018 Jul 17. PMID: 30057050.