Tips para reducir tu cintura

Para reducir contorno debemos llevar una alimentación sana y evitar el consumo de refrescos con gas, dado que son calorías vacías que nos hinchan.
Tips para reducir tu cintura
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 21 abril, 2021.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 27 abril, 2014

Última actualización: 21 abril, 2021

Muchas personas encuentran dificultades para reducir la cintura y, aunque pierdan peso, es una de las zonas que más les cuesta trabajar. Esto puede deberse, además de a la alimentación, a problemas intestinales, al consumo regular de bebidas con gas o a tensiones musculares, sedentarismo, entre otros motivos.

En este artículo, explicamos las claves para reducir la cintura sin tener que hacer grandes sacrificios, sino más bien encontrando la causa y resolviéndola de manera sencilla y natural, con buenos hábitos de vida que pueden compaginarse con las pautas del médico.

Algunos hábitos en la alimentación o en la rutina diaria impiden que alcances tu objetivo de vientre plano. Por ejemplo, beber alcohol, comer demasiados carbohidratos, dormir poco o llevar una vida sedentaria son algunos de ellos.

Los riesgos del sedentarismo para el corazón

Para reducir la cintura es importante seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, proteínas, legumbres, cereales y grasas saludables. Sin olvidar realizar ejercicio regular aeróbico y rutinas específicas localizadas.

Por otro lado, debes tener en cuenta las siguientes circunstancias que te impiden conseguir esa cintura de avispa.

1. Ojo con los gases y el estreñimiento

El estrés, los desajustes en los horarios o una dieta baja en fibra influyen en tus digestiones, provocando hinchazón abdominal y gases. Además, comer demasiado deprisa y no dedicar tiempo a masticar los alimentos adecuadamente genera que traguemos aire que se transformará en gases.

Para evitarlo, la primera medida que tomaremos que nos permita reducir la cintura será regular el intestino. Si sufrimos estreñimiento, seguiremos los siguientes consejos:

  • Comer alimentos ricos en fibra (fruta, verdura, legumbres, cereales integrales, etc.).
  • Beber agua, la hidratación es fundamental para digerir la fibra.
  • Incluir semillas de lino en nuestra alimentación.
  • Tomar un suplemento de magnesio.

2. ¿Carbohidratos o proteína?

Carbohidratos en los alimentos: ¿dónde encontrarlos?
Los carbohidratos están presentes en muchos de los alimentos de consumo habitual. Los tubérculos, los granos enteros y los vegetales son algunos de ellos.

Bocadillos para desayunar, pasta para comer, pan para acompañar, bollería para merendar, pizza para cenar. Hoy en día se abusa mucho de los carbohidratos, los cuales tienen la ventaja de que nos dan energía para todo el día. Sin embargo, si abusamos y no usamos esa energía, ésta se transforma en reservas, es decir, nos engorda.

Además, si son carbohidratos refinados, no integrales, pueden contribuir al estreñimiento y la hinchazón. Por eso, recomendamos incluir una buena cantidad de proteína en nuestra dieta, pero sin abusar. Que en cada comida haya algo de proteína. No solo quemaremos más calorías sino que también veremos cómo se reduce la cintura.

¿En qué alimentos encontramos la proteína?

  • Setas.
  • Carne.
  • Pescado.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Leche y derivados lácteos.
  • Huevos (principalmente en la clara).

3. Evita los excesos

El estómago se adapta a las cantidades que le damos. Por eso, debemos acostumbrarnos a quedarnos siempre con un poquito de hambre en las comidas. Esa cucharada de más que tomaríamos, pero ya no tenemos más hambre, sino que es más bien por terminar el plato o por gula.

Como ya hemos mencionado anteriormente, también es muy importante que aprendamos a masticar bien los alimentos, lo cual ayudará a comer menos, saciarnos antes y tener mejores digestiones. Asimismo, es recomendable aprender a gestionar la ansiedad por comer en ciertos momentos.

Otra manera de acostumbrarnos es bebiendo una infusión digestiva. De esta manera, evitaremos que el vientre se ensanche y conseguiremos que se habitúe a las cantidades que le demos, sin por ello tener que pasar hambre

4. Evita el alcohol y las bebidas con gas para reducir tu cintura

Refrescos de cola.

Las bebidas con gas son muy dañinas para el organismo y, aparte de causarnos hinchazón, también pueden provocar a la larga enfermedades cardiovasculares, como han demostrado algunos estudios. Por eso, recomendamos reducir o evitar su consumo.

En muchos casos también son bebidas azucaradas, que engordan y son dañinas para nuestra salud.

5. Atiende los problemas de espalda y la higiene postural

No podemos dejar de mencionar que algunas personas tienen la cintura demasiado ensanchada en comparación con su peso, aunque adelgacen, debido a problemas posturales.

Por ejemplo, quienes sufren lordosis o escoliosis (desviaciones de la columna) pueden tener más masa muscular o de grasa en el abdomen o en los costados. Esto se debe a que el cuerpo siente la necesidad de crear un soporte natural para equilibrar el peso que de otro modo estaría muy desequilibrado y nos desestabilizaría.

Estas personas deberán realizar algún tipo de ejercicios de reeducación postural o de estiramientos, yoga, taichí. Los deportes bruscos como el footing o el aerobic serían los menos recomendados.

Además de las recomendaciones anteriores, es importante realizar ejercicios aeróbicos y localizados para reducir la cintura. No olvides que es necesario ser constante y disciplinado.

Te podría interesar...
¿Funcionan las fajas reductoras para reducir la cintura?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Funcionan las fajas reductoras para reducir la cintura?

Las fajas reductoras fueron un producto muy popular en la década de los 90. Hubo gente que las usó a diario mientras que otras solo las usaron punt...



  • Murillo, A., Rold, E., & Estrella, P. (2015). Medidas Dietéticas Para El Estreñimiento. Sociedad Española de Endocrinologia y Nutricion.

  • Park, S. K., Lee, T., Yang, H. J., Park, J. H., Sohn, C. I., Ryu, S., & Park, D. I. (2017). Weight loss and waist reduction is associated with improvement in gastroesophageal disease reflux symptoms: A longitudinal study of 15 295 subjects undergoing health checkups. Neurogastroenterology and Motility. https://doi.org/10.1111/nmo.13009

  • Solah, V. A., Kerr, D. A., Hunt, W. J., Johnson, S. K., Boushey, C. J., Delp, E. J., … Wood, S. (2017). Effect of fibre supplementation on body weight and composition, frequency of eating and dietary choice in overweight individuals. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu9020149