Tomar sol para ganar salud: una reflexión

Tomar un poco de sol todos los días, con la protección solar apropiada y siguiendo algunas pautas, puede contribuir a mejorar la salud o bien, mantenerla.
Tomar sol para ganar salud: una reflexión
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 28 octubre, 2020.

Escrito por Francisco Peñalver, 25 septiembre, 2013

Última actualización: 28 octubre, 2020

Aunque no nos guste ir a la playa exclusivamente para tomar sol, eso no quiere decir que no necesitemos hacerlo. Por supuesto, para ello no hace falta ir a la playa. De hecho, siempre podemos salir al aire libre durante unos minutos -con la protección adecuada- para aprovechar todos los beneficios que este simple gesto puede brindarnos en términos de salud física y mental.

Tomar unos 15 minutos de sol al día (al menos 3 veces por semana) puede ayudarnos a gozar de bienestar porque la luz solar ayuda al organismo a generar vitamina D, regular la producción de melatonina, promover la síntesis de serotonina, entre otros aspectos importantes. ¿Curioso? En ese caso no puedes dejar de leer todo lo que vamos a comentarte a continuación.

Tomar sol promueve el equilibrio orgánico

¿Qué relación hay entre el factor de protección solar y el tipo de piel?

La exposición moderada al sol -con protección solar adecuada- promueve el equilibrio orgánico, ayuda a regular el ritmo circadiano y permite sintetizar la vitamina D.

Sabemos que tomar sol puede ayudarnos a “fijar” todas las vitaminas que el organismo obtiene principalmente a través de la alimentación para realizar sus funciones correctamente. También puede ayudarnos a tener energía y sentirnos bien físicamente. Aún así, en la actualidad muchas personas no aprovechan este recurso lo suficiente, debido a las advertencias que han realizado los dermatólogos sobre el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Aunque se suelen destacar más los riesgos que supone la exposición desmedida al sol, eso no quiere decir que la exposición moderada no pueda brindar varios beneficios a la salud. Como bien dice el proverbio: todos los extremos son perjudiciales. Así pues, para estar saludables no es necesario evitar el sol por completo, pero tampoco exponerse sin protección a él a cualquier hora, cada día.

En un artículo titulado Benefits of Sunlight: A Bright Spot for Human Health se indica que: “muchos expertos recomiendan ahora un enfoque intermedio que se centra en las exposiciones modestas al sol. Gilchrest dice que la Academia Americana de Dermatología y la mayoría de los dermatólogos sugieren actualmente la protección solar en combinación con la suplementación con vitamina D como un medio para minimizar el riesgo de cáncer de piel y de cánceres internos”.

Tomar sol es saludable, necesario y positivo… ¡hasta para la mente!

El sol también puede ayudarnos a sentirnos bien mentalmente. Una de las razones de ello es que ayuda a sintetizar vitamina D.

Tomar sol para ganar salud es recomendable.

De hecho, los expertos del proyecto Crear Salud apuntan que “en los seres humanos existe un trastorno, que sufren algunas personas cuando las horas de luz disminuyen, que se denomina trastorno afectivo estacional (TAE). Este trastorno suele ser más habitual en mujeres”.

En un artículo publicado en Mutua Navarra se expone que “otros trastornos que se pueden relacionar con la falta de vitamina D son la depresión, el trastorno afectivo estacional, alzhéimer, autismo y psicosis”.

A diferencia de otras vitaminas -que se obtienen mediante el consumo de alimentos-, la vitamina D puede ser sintetizada por la piel principalmente a través de la exposición al sol (por la acción de los rayos ultravioleta). Esta es una sustancia esencial para el metabolismo del calcio y la mineralización de los huesos, pero también interviene en muchos otros procesos esenciales del organismo, incluyendo el equilibrio hormonal.

“La vitamina D juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario” señalan los expertos de Medline Plus.

Cuando se restringe la entrada de triptófano en el cerebro – y por ende bajan los niveles de serotonina– el ánimo decae. Por fortuna, la vitamina D – al ayudar a regular una enzima que convierte el triptófano en serotonina- beneficia la salud mental y ayuda a mitigar esos bajones de ánimo.

Lee: Cómo las estaciones del año cambian nuestras emociones

¿Hay que tomar suplementos de vitamina D a diario?

Si por el clima, falta de tiempo o cualquier otra causa no podemos tomar el sol un rato a diario, entonces es conveniente consultar con el médico si sería adecuado consumir suplementos de vitamina D. 

También podemos añadir a la dieta alimentos ricos en vitamina D (como la leche enriquecida o los pescados grasos). Pescados como la sardina, el arenque, las anchoas, caballa, el salmón, el aceite de hígado de pescado, la nata, la mantequilla natural, los huevos o el hígado vacuno son algunas opciones que pueden disfrutarse de diversas maneras.

Te podría interesar...

6 hábitos que ayudan en la prevención del cáncer
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
6 hábitos que ayudan en la prevención del cáncer

La mitad de los cánceres podrían prevenirse adoptando un estilo de vida saludable. Te mostramos una lista de hábitos que ayudan en la prevención de...