Tortitas de cereales inflados: ¿por qué no son tan sanas como crees?

Te vamos a mostrar si las tortitas de cereales inflados suponen una buena alternativa o no para consumir entre horas. ¿Qué crees tú?
Tortitas de cereales inflados: ¿por qué no son tan sanas como crees?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 01 agosto, 2022

Las tortitas de cereales inflados no siempre suponen una buena opción para consumir en la media mañana o en la merienda. A pesar de que hay algunas que cuentan con una calidad aceptable, son fuente de carbohidratos, lo cual no siempre es óptimo.

Habrá que optimizar la pauta para que se puedan introducir sin que esto condicione el estado de composición corporal.

Antes de comenzar, es importante destacar que una alta presencia de azúcares en la dieta no es una alternativa válida, a no ser que se realice ejercicio de manera regular. En ese caso, se utilizarán como fuente de combustible principal. Sin embargo, en contextos de sedentarismo, es probable que se conviertan en grasa.

Cuidado con las tortitas de cereales inflados con azúcar

Existen varios tipos de tortitas de cereales inflados en el mercado. Algunas cuentan con azúcar en su interior, debido a la presencia de una cobertura de chocolate.

Aunque son más sabrosas, hay que tener en cuenta que su densidad energética es superior. Los carbohidratos simples, por su parte, podrían impactar de manera negativa sobre las glucemias sanguíneas, lo que a mediano plazo condiciona el desarrollo de diabetes de tipo 2. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Current Diabetes Reports.

Hay que tener cuidado con esta clase de productos, ya que también podrían concentrar aditivos alimentarios. Ni siquiera las que vienen con edulcorantes acalóricos son una buena opción para las personas sedentarias, puesto que se generarían alteraciones en el ámbito de la microbiota. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nutrients, muchos edulcorantes reducen la densidad y la diversidad de los microorganismos que habitan en el tubo digestivo.

Ahora bien, cuando hablamos de poblaciones de deportistas, estas tortitas de cereales inflados, con o sin chocolate, pueden funcionar. En este caso, se consigue un aporte extra de hidratos de carbono que puede servir para no perder rendimiento durante las sesiones de entrenamiento o para conseguir una mejor recuperación.

Hay que destacar que los azúcares son fundamentales para la reposición del glucógeno perdido. Así se prepara al organismo para un nuevo esfuerzo en días posteriores.

Pasteles de arroz.
Los deportistas pueden usar las tortitas de arroz como complemento para la incorporación de carbohidratos.


Alternativas a las tortitas de cereales inflados

Cuando hablamos de poblaciones sedentarias, existen una serie de alternativas a las tortitas de cereales inflados que cuentan con mayor calidad. Una de las mejores opciones son los frutos secos.

Estos productos presentan una densidad nutricional elevada y consiguen aportar proteínas y ácidos grasos de bastante calidad. Además, son fuente de minerales y de vitaminas, elementos determinantes para conseguir que la fisiología del cuerpo humano se desarrolle con eficiencia.

Otra posibilidad es incluir una pieza de fruta en la pauta. El consumo de vegetales, en líneas generales, está muy recomendado por casi todos los expertos en nutrición.

Estos comestibles cuentan con fitoquímicos capaces de neutralizar la producción de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos. Dicho efecto se relaciona con una menor incidencia de patologías crónicas y complejas, según un estudio publicado en European Journal of Medicinal Chemistry.

De todos modos, dependerá mucho del contexto de la dieta como tal. Al fin y al cabo, lo determinante es conseguir el equilibrio a nivel energético y una variedad suficiente como para evitar los déficits.

No hay que olvidar que dichas tortitas presentan una calidad muy superior a la de otros procesados industriales, pues no contienen grasas trans en su interior. Estos elementos son capaces de incrementar los mecanismos inflamatorios en el medio interno, lo que aumentan la incidencia de las enfermedades con el paso de los años.

Mano sostiene tortitas de arroz.
También hay que destacar que, frente a otros snacks, las tortitas de arroz pueden ser una alternativa más saludable.

El peligro del arsénico en las tortitas de arroz

Las tortitas de arroz inflado pueden aportar una dosis elevada de arsénico. Hay que tener cierto cuidado con ellas. Esto se debe a que el arroz no ha sido hervido, sino que solo se ha inflado.

Podría concentrarse dicho tóxico en una cantidad nociva para la salud. Por este motivo, se recomienda no ofrecer dicho comestible a los niños menores de 6 años.

Pasa lo mismo con la bebida de arroz.

De todos modos, en la mayor parte de los casos este problema no resulta muy preocupante, ya que nunca se comerán las suficientes como para experimentar una intoxicación aguda.


También te puede interesar Proteína de arroz: principales beneficios


Tortitas de cereales inflados: un producto no siempre saludable

En líneas generales, las tortitas incrementan la sensación de saciedad, algo que podría resultar positivo para reducir la ansiedad por la comida. Incluso, pueden aparecer en la dieta de las personas celíacas, ya que no contienen gluten.

Las tortitas de cereales inflados tienen sus pros y sus contras. Para los deportistas suponen un buen snack, siempre y cuando no se consuman en exceso.

En el caso de las personas sedentarias, deberían aparecer con cierta moderación en la pauta. Generan saciedad, pero son fuente de carbohidratos.

Te podría interesar...
7 cereales integrales para la dieta que no te deben faltar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 cereales integrales para la dieta que no te deben faltar

Descubre los mejores cereales integrales para la dieta. Estos te brindarán nutrientes esenciales que son determinantes para cuidar la salud y figur...



  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6
  • Ahmad, S. Y., Friel, J., & Mackay, D. (2020). The Effects of Non-Nutritive Artificial Sweeteners, Aspartame and Sucralose, on the Gut Microbiome in Healthy Adults: Secondary Outcomes of a Randomized Double-Blinded Crossover Clinical Trial. Nutrients12(11), 3408. https://doi.org/10.3390/nu12113408
  • Neha, K., Haider, M. R., Pathak, A., & Yar, M. S. (2019). Medicinal prospects of antioxidants: A review. European journal of medicinal chemistry178, 687–704. https://doi.org/10.1016/j.ejmech.2019.06.010