Toxoplasmosis: ¿Sabes cómo prevenirla?

Si tienes cualquier duda sobre la toxoplasmosis, consulta a tu médico; sobre todo, si tienes inflamación de los ganglios del cuello, dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular o de garganta.
Toxoplasmosis: ¿Sabes cómo prevenirla?
Maricela Jiménez López

Escrito y verificado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 23 enero, 2023

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria causada por el Toxoplasma gondii, un parásito común en los animales, sobre todo, en los gatos. ¿Quieres saber en qué consiste, cuáles son sus principales síntomas y, sobre todo, cómo prevenirla? Te damos todos los detalles en el siguiente artículo.

No subestimes la toxoplasmosis

Estudios, como el siguiente desarrollado por varios investigadores de la Universidad de Santander, afirman que entre un tercio y un cuarto de la población mundial ha padecido toxoplasmosis. Es una enfermedad que suele ser asintomática en personas con un sistema inmune sano. 

Sin embargo, no se debe subestimar; ya que puede originar graves complicaciones para el feto si se adquiere durante el embarazo. Por fortuna, si la madre ya ha tenido la enfermedad, el feto no podrá contagiarse. Además, si se contrae en las últimas semanas de gestación, las consecuencias no serán tan graves.

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis también es peligrosa para las personas de edad avanzada y para aquellas personas con el sistema inmunológico debilitado. Conocer acerca de esta enfermedad es el primer paso para prevenir su contagio y futuras complicaciones.

¿Cómo se puede contraer esta enfermedad?

La toxoplasmosis puede contraerse, sobre todo, por las siguientes causas:

  • El contacto con heces de gatos u otros felinos. Estos animales pueden contraer la enfermedad con facilidad cuando comen aves, roedores o pequeños animales infectados. Como bien describe un artículo publicado por la Revista Internacional de Parasitología, el parásito pasa a sus heces y puede contagiar al estar en contacto. El toxoplasma se elimina en las heces hasta por 3 semanas después de la infección del gato.
  • Consumir y tocar carne cruda o poco cocida. Asimismo, usar tablas o utensilios de cocina que hayan estado en contacto con este tipo de carne.
  • Tomar vegetales o frutas mal lavados.
  • Ingerir agua contaminada.
  • Recibir un trasplante de órganos o una transfusión de sangre infectados.


Síntomas de la toxoplasmosis

En personas que tienen el sistema inmunológico normal, la toxoplasmosis no suele provocar muchos síntomas. De hecho, en muchas personas pasa inadvertida; ya que puede ser similar a una gripe y presentarse con los siguientes síntomas:

  • Malestar general.
  • Dolor en las articulaciones y músculos.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Debilidad y fatiga.

Sin embargo, según un estudio respaldado en 2014 por el Colegio de Médicos de Familia de Canadá, en mujeres embarazadas, si el parásito pasa al feto a través de la placenta, puede provocar malformaciones graves. Algunas afecciones que causa la toxoplasmosis en los recién nacidos son los siguientes:

  • Microcefalia.
  • Coriorretinitis (inflamación de la parte posterior del ojo, que incluye la coroides y la retina).
  • Convulsiones.  
  • Meningitis y encefalitis.
  • Discapacidad intelectual. 
  • Ictérica (un contenido elevado de bilirrubina en el cuerpo de un recién nacido puede dar lugar a un color amarillento en los ojos).
  • Aumento del bazo y el hígado.
  • Problemas cardiacos y pulmonares.

Además, la toxoplasmosis también es peligrosa en personas inmunocomprometidas, ya que puede provocar encefalitis caracterizada por confusión, alteraciones visuales y alteración de la coordinación.

¿Qué se puede hacer para evitar esta enfermedad durante el embarazo?

Según un trabajo desarrollado en la Universidad de Zaragoza, en 2016 se determinó que también se pueden desarrollar por culpa de esta enfermedad otros desordenes relacionados con la esquizofrenia, los cambios de conducta o la depresión. En base a todos estos datos, las mujeres embarazadas, sobre todo, deben tomar medidas especiales con los alimentos que consumen.

En este sentido, tienen que asegurarse de consumir la carne, el pescado y los huevos cocidos a la perfección. La temperatura por encima de 70 grados por más de 10 minutos garantiza la eliminación del parásito. Por otro lado, es recomendable separar los alimentos crudos de los cocidos. Las carnes crudas infectadas por toxoplasma pueden contaminar otros alimentos frescos.

Además, no olvides mantener los alimentos con una refrigeración adecuada. En general, los patógenos crecen con mayor facilidad a temperatura ambiente y entre los 5 °C y los 65 °C. No obstante, a baja temperatura la proliferación del toxoplasma se ve reducida. Según aconseja un artículo publicado por los Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología, se recomienda congelar la carne a -12 °C durante tres días.

Mujer lavando tomates y verduras

De igual forma, se deben lavar con sumo cuidado los vegetales y las frutas antes de comerlos. A pesar de lo que se cree, los alimentos son la principal fuente de infección de toxoplasmosis. Las verduras y frutas no lavadas o el lavado con agua contaminada podría aumentar el riesgo de infección.

También hay que ser cuidadosos con los utensilios de cocina para que no estén contaminados por carne cruda. Es conveniente usar un tipo de herramientas (ollas, cubiertos, tablas…) diferentes al resto de la familia. En este caso, toda precaución es poca si se trata de la salud de un familiar.

La leche y otros derivados lácteos no pasteurizados son un potencial foco de contaminación de toxoplasmosis. Por tal motivo, evita ingerir leche sin procesar y opta por los productos pasteurizados.



Medidas generales de prevención para la toxoplasmosis

En la medida de lo posible se recomienda beber agua filtrada para asegurarse de que no se produzca ningún tipo de contaminación.

Por supuesto, también hay que tener mucho cuidado con tocar tierra o cualquier elemento que pueda estar contaminado con ella. Muchas veces en la tierra o en las plantas se encuentran bacterias o parásitos que son nocivos para el bebé, como el toxoplasma.

En caso de que se tengan mascotas

Con respecto a los gatos: un gato que vive en el interior de la casa y no sale al jardín no suele infectarse. Según un trabajo desarrollado en 2014 por la Universidad de Lima (Perú), la prevalencia de muestras de Toxoplasma gondii se encontró en un porcentaje más elevado en animales que eran omnívoros y estaban en cautiverio.

De igual forma, asegúrate de cambiar el arena de gatos cada día, y para ello procura utilizar guantes de un solo uso. Si estás embarazada, pídele a otra persona que cumpla esta tarea. No olvides lavarte las manos al estar en contacto con tu mascota o manipular objetos que han estado al aire libre. Además, recuerda cubrir el arenero de juegos de tus hijos para evitar que se convierta en fuente de contaminación.

Entonces, ¿para qué exponerse? Y dado que no se sabe con certeza si el gato está o no infectado, lo mejor es prevenir: si se convive con un gato y se está embarazada, es mejor evitar el contacto con el felino.

En estos casos, lo recomendable es acudir a un especialista para que analice la situación personal de cada uno y recomiende el tratamiento más oportuno según el caso; incluso cuando se tienen sospechas, ya que en ocasiones el parásito puede permanecer en estado latente.

Una enfermedad que no debe pasar desapercibida

Como ves, la toxoplasmosis es un infección parasitaria muy frecuente a nivel mundial. En la mayoría de las personas los síntomas son muy leves e incluso puede pasar desapercibida con facilidad.

No obstante, en los niños de madres infectadas y en las personas inmunocomprometidas esta enfermedad puede acarrear graves complicaciones. Por tanto, la prevención y la atención médica temprana son fundamentales para preservar la salud a largo plazo.

Te podría interesar...
Toxoplasmosis: qué es y cómo tratarla
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Toxoplasmosis: qué es y cómo tratarla

La toxoplasmosis es una de las infecciones que ponen en riesgo el embarazo... ¡y es que puede dar lugar a abortos y malformaciones del feto! ¿Cómo ...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.