Cómo trasplantar orquídeas correctamente

Pasar orquídeas de una maceta a otra no se hace a la ligera. Si quieres que resulte bien y una planta sana engalane tu hogar, toma nota de los secretos que revelaremos.
Cómo trasplantar orquídeas correctamente

Escrito por Luz Marina Carpio Hernández, 16 Mayo, 2021

Última actualización: 16 Mayo, 2021

Sofisticadas y elegantes, así son las orquídeas. Estas plantas florecen en jardines y también se lucen dentro de la casa, siendo parte de la decoración. Como precisa la American Orchid Society, la familia es amplia y está conformada por miles de especies de Orchidaceae. Ahora bien, para trasplantar orquídeas correctamente hay que tomar ciertos recaudos.

Se caracterizan por la delicadeza de sus hojas con formaciones complejas, las flores de simetría bilateral y los tamaños varios, al igual que el aroma. De acuerdo con el ejemplar será el trato.

Paso a paso: cómo trasplantar orquídeas

Trasplantar orquídeas de una maceta a otra comprende peculiaridades, como los materiales a utilizar, el recipiente en las que se sembrarán e incluso el momento adecuado del año para hacerlo. A continuación detallaremos la tarea.

1. Limpia los instrumentos

¿Alguna vez escuchaste que a las plantas se les trata como a los humanos? No es solo un dicho. Como cualquier persona, las orquídeas son propensas a contraer enfermedades en medio del trasplante.

Para evitarlo, tus manos y los utensilios tienen que estar desinfectados y en buen estado. Lo recomendable es usar alcohol para los instrumentos y guantes cuando toques las raíces.

2. Alista la maceta, el drenaje y el sustrato

Al tratarse de un trasplante, se vincula con el crecimiento de la planta. Procura que la nueva vasija tenga más espacio. Puede ser una maceta reutilizable, pero lávala bien y saca cualquier resto de jabón.

Lo que sigue es preparar el compuesto. Aunque venden sustrato listo, si deseas una receta propia mezcla los elementos con base en la cantidad que requieres para la nueva maceta.

En cuanto al drenaje, opta por aquellos que no retengan la humedad. Las bolas de arcilla expandida son un ejemplo. Al sustrato se le agrega agua caliente con el fin de quitar el polvo e hidratarlo antes del trasplante.

¡Ojo! La mezcla debe reposar unas horas para estar bien hidratada. Mientras sucede, avanza con el resto del proceso.

Orquídea en un cuarto de baño.
Las orquídeas decoran los interiores con elegancia. Puedes trasplantar a macetas para colocar en tu hogar.

3. Retira la orquídea de la vasija

Es un paso delicado, ya que cualquier error dañaría las raíces. Con tu mano sujetas la planta y la vuelcas en el nuevo envase.

Notarás que el sustrato se desprenderá, pero es probable que algunas raíces estén tan pegadas que, para soltarlas, tengas que regarlas un rato por inmersión.

4. Elimina las raíces enfermas

Esta es la manera de sanear la planta. Afuera de la maceta revisas si hay raíces afectadas o muertas y podas lo más cerca de la base las que estén en mal estado. Sutura en lo que cortaste utilizando canela o polvo de carbón.

5. El trasplante de las orquídeas

Parte del sustrato va al fondo de la vasija. En el centro sitúas la orquídea y sigues rellenando. Trata de no compactar con los dedos; en su lugar, son preferibles los golpes laterales a la vasija.

En este paso es fundamental crear una capa base de sustrato, cuyo tamaño dependerá de qué tan alta sea la maceta. Lo recomendable es que la parte aérea quede a la altura del borde y que las raíces estén sumergidas en el sustrato.

6. Espera una semana para regar

Lo correcto es aguardar una semana, pues los cortes de saneamiento son potentes focos de enfermedades para la planta si reciben agua de inmediato.

Consejos para cuidar una orquídea

Como comentamos al inicio, las orquídeas se consienten como a una persona. Entre sus cuidados básicos destaca el riego cada cierto tiempo. Otros consejos son los siguientes:

  • Seleccionar el sitio ideal: sobre todo porque son muchísimos los tipos de orquídeas. Procura que al área lleguen indirectamente los rayos solares.
  • Abónala siempre: busca el abono apropiado para tu planta, de manera que no le falten nutrientes y vitaminas. Los fertilizantes se venden en bolsas o sobres.
  • Corta cuando sea necesario: es decir, en el momento que deja de florecer por completo. Hazlo desde el tallo, antes de que se torne amarillento.
  • Protégelas en la temperatura idónea: no aguantan el frío. La sugerencia es ubicarlas en una zona menor a 30 ºC y con un mínimo de 9 ºC. En caso de habitar un ambiente seco, es buena alternativa colocarles un humidificador.
  • Trasplanta en el tiempo preciso: por lo general, cada 2 años es lo recomendado.
  • Hidrátala con agua especial: debe ser baja en minerales.

Resolviendo dudas para trasplantar orquídeas

Ya sabes cómo trasplantarlas y cuidarlas. Aún así, existen dudas que con frecuencia se presentan y que aquí despejaremos.

¿Qué sustrato es recomendado para las orquídeas?

Si bien para plantarlas requieren compuesto, algunas crecen epífitas, es decir, sobre otro vegetal que le sirve de soporte. En consecuencia, no necesita estrictamente un sustrato para crecer. Una explicación detallada sobre las plantas epífitas la ofrece el artículo “Epífitas vasculares como bioindicadoras de la calidad forestal: impacto antrópico sobre su diversidad y composición”.

No obstante, existen orquídeas que sí dependen de un sustrato consistente. En todo caso, no puede ser el normal de cualquier jardín.

¿En qué momento es adecuado trasplantar las orquídeas?

Toda planta tiene un ciclo de vida y es necesario conocerlo. Las orquídeas crecen por excelencia en primavera, en específico cuando las temperaturas se asientan. Partiendo de este punto, el trasplante que no perjudica su crecimiento sería finalizando el invierno.

De igual forma, toca mudarla de vasija si el sustrato se compactó y el agua no drena, lo que derivaría en la formación de hongos. También en la acumulación de sales minerales o bacterias por los diferentes abonos.

Raíces para trasplantar orquídeas.
Las raíces de las orquídeas necesitan un cuidado especial para evitar que enfermedades invadan la planta.

¿Por qué recomiendan que las macetas para las orquídeas sean transparentes?

Muchas orquídeas viven sobre las ramas de los árboles, hojarascas o rocas y sus raíces no penetran el sustrato. Es su particularidad epífita, de la que ya hablamos.

Aunque algunos creen que debido a esta forma de vida no conviene que sus raíces las cubra una maceta opaca, porque se dificulta la fotosíntesis, la realidad de los envases trasparentes es que facilitan la vigilancia de las raíces. Es más simple saber si necesitan atención urgente.

Reglas de oro sobre las orquídeas en el jardín

En el mundo abundan sociedades orquideológicas. Un aspecto en el que enfatizan es en la importancia de no cambiar las condiciones en que vivían con anterioridad las plantas. Si donde está crece y florece, no la lleves a otro lugar.

Si deseas trasplantarla a un tronco para embellecer tu jardín, tiene que ser una especie que se adapte. Entre ellas están las Vandas, Phalaenopsis o Cattleyas. No optes por troncos viejos.

Sostenla con hilos y no con alambre. Con una malla (también sirve una tela) aguantas un poco de sustrato que facilite el soporte al árbol. Los fungicidas ayudan a su cuidado, porque los troncos desarrollan sus propias enfermedades y podrían extenderse hasta tu orquídea.

Te podría interesar...
8 plantas aromáticas para el jardín
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 plantas aromáticas para el jardín

Te presentamos las 8 plantas aromáticas para el jardín que no solo te ayudarán a enriquecerlo, sino a expandir tu propia botica casera. ¡Descúbrelas!