Trastorno esquizoafectivo: todo lo que debes saber

29 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
El trastorno esquizoafectivo es una enfermedad mental que cursa tanto con síntomas de la esquizofrenia como con signos propios de las alteraciones del estado de ánimo. A continuación se explican sus principales características.

El trastorno esquizoafectivo combina algunos síntomas de la esquizofrenia con otros que corresponden a alteraciones del estado de ánimo. Según se expresen estas últimas, existen dos variantes: el tipo bipolar y el depresivo.

Esto quiere decir que los signos de la esquizofrenia se dan junto a episodios de manía y en ocasiones depresión mayor (forma bipolar). También pueden ir acompañados solo por estados depresivos (modalidad depresiva).

Como ocurre con otras enfermedades mentales, la evolución del trastorno es diferente en cada persona. Por tanto, la necesidad de individualizar la intervención resulta prioritaria en todo momento. A continuación te lo contamos más.

Aspectos a considerar en el trastorno esquizoafectivo

Las siguientes secciones explican cuál es el origen del término, cuáles son algunas de sus causas, síntomas y posibles tratamientos.

Un poco de historia

El término trastorno esquizoafectivo fue acuñado por Jacob Kasanin en 1933. Este psiquiatra lo caracterizó como una enfermedad psicótica que incluía síntomas afectivos y esquizofrénicos. Además, observó que su inicio era agudo en la juventud y posterior a un suceso vital estresante.

Después otros autores continuaron investigando más casos. Por ejemplo, en 1963 Vaillant utilizó esta categoría para referirse a los pacientes con esquizofrenia que mejoraban.

A día de hoy el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales clasifica esta afección en el espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos.

Tal vez te interese: Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

Etiología del trastorno esquizoafectivo

La prevalencia de este trastorno se sitúa en torno al 0,3 %, tal y como señala una investigación realizada en 2017 por un grupo de científicos de la Universidad de Hong Kong.

En cuanto a las posibles causas, se han identificado diversas variables como las siguientes:

  • Factores genéticos. Aquellos que tienen un familiar de primer grado con el trastorno presentan un riesgo más elevado de desarrollarlo. Así lo señalan también los autores de la publicación que acabamos de citar.
  • Factores ambientales. Estos mismos investigadores igualmente hablan de la influencia de las condiciones socio-económicas adversas. Parece que tales acontecimientos se asocian en mayor medida con la manifestación de esta clase de trastornos.
  • Factores físicos. Existen diferencias estructurales en el cerebro de estos pacientes. Así, un estudio del Dr. Benedikt L. Amann y su equipo halla alteraciones en la sustancia gris del encéfalo de personas con trastorno esquizoafectivo.

Sigue leyendo: Cuáles son las enfermedades mentales más comunes

Síntomas del trastorno esquizoafectivo

Este trastorno puede adoptar una forma bipolar (que cursa con manía y depresión) o expresarse bajo un subtipo depresivo (con depresión mayor). Además, de acuerdo a los criterios diagnósticos del mismo, los síntomas incluyen:

  • Una alteración significativa del estado de ánimo (manía o depresión) durante un período continuado.
  • Dicha afección concurre con signos propios de la esquizofrenia, tales como los delirios, las alucinaciones, el discurso o el comportamiento desorganizado o la apatía.
  • Además, el trastorno no se explica por el consumo de alguna sustancia (drogas o medicamentos) u otra enfermedad.

Esta sintomatología interfiere a menudo en el funcionamiento diario del paciente. Es decir, la evolución del trastorno ocasiona consecuencias en distintos ámbitos. De este modo, son habituales las dificultades académicas o laborales. Las interacciones sociales y el propio cuidado personal también son aspectos afectados.

Tratamiento

La intervención en estos casos combina la terapia farmacológica con la psicológica:

  • Entre los medicamentos administrados figuran los antipsicóticos y a veces los antidepresivos.
  • En el proceso de psicoterapia se informa al paciente sobre el trastorno. A su vez, se incorporan diferentes técnicas para que este aprenda a reconocer y abordar los síntomas.
  • Los grupos de autoayuda representan asimismo un recurso valioso para manejar la enfermedad.
  • La hospitalización puede resultar necesaria en algunas ocasiones para controlar los síntomas.

No dejes de visitar: Tipos de antidepresivos

Algunas implicaciones a tener en cuenta

Como vemos, el abordaje del trastorno esquizoafectivo requiere la actuación desde diversos planos.

Por una parte, si la persona es consciente de su enfermedad y se involucra en el tratamiento, la evolución puede ser positiva. Por otro lado, con el apoyo familiar, social y sanitario oportuno la calidad de vida del paciente llega a mejorar de manera notable.

Recordemos que en la medida en que la sociedad esté más informada, habremos dado un paso más en la comprensión de enfermedades mentales como esta.

  • Abrams, D., Rojas, D. C., & Arciniegas, D. B. (2008). Is schizoaffective disorder a distinct categorical diagnosis? A critical review of the literature. Neuropsychiatric Disease and Treatment, 4(6), 1089-1109. https://doi.org/10.2147/ndt.s4120
  • Amann, B. L., Canales-Rodríguez, E. J., Madre, M., Radua, J., Monte, G., Alonso-Lana, S., Landin-Romero, R., Moreno-Alcázar, A., Bonnin, C. M., Sarró, S., Ortiz-Gil, J., Gomar, J. J., Moro, N., Fernandez-Corcuera, P., Goikolea, J. M., Blanch, J., Salvador, R., Vieta, E., McKenna, P. J., & Pomarol-Clotet, E. (2016). Brain structural changes in schizoaffective disorder compared to schizophrenia and bipolar disorder. Acta Psychiatrica Scandinavica133(1), 23–33. https://doi.org/10.1111/acps.12440
  • Asociación Americana de Psiquiatría (APA) (2013). Manual Estadístico y Diagnóstico de los Trastornos Mentales, quinta edición (DSM-5). Washington, DC: APA.
  • Chang, W. C., Wong, C. S. M., Chen, E. Y. H., Lam, L. C. W., Chan, W. C., Ng, R. M. K., … Bebbington, P. (2017). Lifetime Prevalence and Correlates of Schizophrenia-Spectrum, Affective, and Other Non-affective Psychotic Disorders in the Chinese Adult Population. Schizophrenia Bulletin, 43(6), 1280–1290. https://doi.org/10.1093/schbul/sbx056
  • Cosgrove, V. E., & Suppes, T. (2013). Informing DSM-5: biological boundaries between bipolar I disorder, schizoaffective disorder, and schizophrenia. BMC Medicine11, 127. https://doi.org/10.1186/1741-7015-11-127
  • Tarbox, S. I., Brown, L. H., & Haas, G. L. (2012). Diagnostic specificity of poor premorbid adjustment: comparison of schizophrenia, schizoaffective disorder, and mood disorder with psychotic features. Schizophrenia Research141(1), 91–97. https://doi.org/10.1016/j.schres.2012.07.008; texto completo