Tratamiento tópico y oral para prevenir y tratar las varices

Las varices son un problema bastante común. Aquí te mostramos un tratamiento tópico y oral para tratar y prevenir las varices.
Tratamiento tópico y oral para prevenir y tratar las varices
Carlos Fabián Avila

Revisado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 12 abril, 2021.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 05 enero, 2018

Última actualización: 12 abril, 2021

Las varices no son solamente una cuestión estética que preocupa a muchas personas, son también el síntoma de una mala circulación. Por ello, a continuación compartiremos un tratamiento tópico para prevenir y tratar las varices de manera efectiva y sin efectos secundarios.

Las varices son el síntoma de que sufrimos una dificultad en el retorno venoso de la sangre que se dirige al corazón. La sangre no avanza como debería y se acumula en las paredes, de modo que las venas se dilatan y aparecen las varices.

Las piernas son la parte del cuerpo donde aparecen con más frecuencia, ya que la situación se complica más por la gravedad. Se dificulta entonces el retorno venoso hacia el corazón.

Factores de riesgo asociados a la aparición de varices

Estos factores nos predisponen a sufrir varices:

  • Clima.
  • Embarazo.
  • Sobrepeso.
  • Sedentarismo.
  • Estreñimiento.
  • Trastornos hormonales.
  • Predisposición genética.
  • Consumo de anticonceptivos orales.
  • Uso regular de ropa demasiado ajustada y zapatos con tacones altos.

Para reducir el riesgo de padecer varices, hay que tener en cuenta estos factores de riesgo y, a la par de ello, mantener un estilo de vida activo y saludable.

En caso de que ya hayan hecho acto de presencia las varices, el cuidado personal será fundamental para mitigar las molestias en el día a día. Dicho cuidado incluye la práctica regular de ejercicio, una buena hidratación y otras medidas, como las que vamos a desarrollar a continuación.

Tratamiento tópico para las varices

Acudir al fisioterapeuta es beneficioso.
Para aliviar los calambres y otras molestias, no solo podemos automasajearnos suavemente sino también acudir a un fisioterapeuta.

Un tratamiento tópico para prevenir y tratar las síntomas de las varices de manera natural puede incluir varias medidas, desde masajes hasta la aplicación de ciertos productos que promueven el alivio.

1. Aceites esenciales

Se considera que la aplicación de ciertos aceites esenciales (mezclados con una crema hidratante o incluso el exfoliante corporal) puede ayudar a mitigar las molestias de las varices y mejorar la circulación de las piernas.

Los aceites esenciales que más convienen para mejorar la circulación y prevenir las varices son el de hamamelis, el de castaño de indias o el de ciprés. Con unas gotas es suficiente.

Cuando nos apliquemos estos productos, aprovecharemos para darnos un masaje siguiendo siempre un movimiento ascendente para facilitar el retorno venoso.

Resulta interesante saber que se han realizado estudios sobre algunos de estos aceites, como el de castaño de indias y se ha observado que su extracto tiene efectos beneficiosos a la hora de aliviar síntomas como la pesadez, el edema y la hinchazón.

Te recomendamos leer: Cómo preparar un aceite reafirmante para las piernas

2. Cepillado en seco

La técnica del cepillado en seco es una buena medida para favorecer la circulación y el drenaje linfático. Además de aliviar las molestias de las varices que ya existen, ayuda a mitigar la celulitis, la flacidez y las estrías.

Para llevarlo a cabo solamente necesitamos un cepillo de cerdas naturales (suaves) para hacernos masajes sobre la piel, desde la parte baja de las piernas hacia arriba, siempre con movimientos lentos y circulares en dirección hacia el corazón. Con unos minutos cada día será suficiente.

Mujer haciéndose un automasaje para combatir la celulitis.
El automasaje con cepillo debe realizarse con suavidad para no maltratar la piel.

3. Gel de aloe vera

Algunas personas que tienen varices sufren a menudo de pesadez e incluso dolor en las piernas, sobre todo, después de la jornada cuando llegan a casa.

Para aliviar esa sensación, podemos usar gel de aloe vera natural y, si lo deseamos, añadirle unas gotas de aceite esencial de menta. Este aceite resulta muy refrescante y descongestionante, además de tener un agradable aroma. La menta proporciona un efecto frío muy agradable en las piernas que podemos potenciar con un buen masaje.

Tratamiento oral para las varices

A continuación, veamos algunas posibilidades de tratamiento oral para combatir los síntomas de las varices. Estas medidas entrarían en lo que constituye el cuidado diario previamente mencionado.

1. Alimentos rojos

El tratamiento oral se basa en una alimentación equilibrada en la que predominen las frutas y los vegetales frescos, en especial los que son de colores rojizos, pues son ricos en antioxidantes. Estos favorecen la salud de la piel y  la circulación, mejoran el funcionamiento del corazón y también son afrodisíacos:

  • Tomate.
  • Sandía.
  • Granada.
  • Manzana roja.
  • Pimiento rojo.
  • Pimienta de cayena.
  • Frutos rojos: fresa, cereza, frambuesa, arándano rojo, etc.

2. Plantas medicinales

Si el médico lo considera oportuno, el consumo de la infusión de algunas plantas medicinales pueden mejorar la circulación y ayudarnos a prevenir la aparición de las varices:

  • Rusco.
  • Ciprés.
  • Romero.
  • Hamamelis.
  • Ginkgo biloba.
  • Centella asiática.
  • Castaño de Indias.

Podemos tomar estas plantas medicinales en infusiones o bien en cápsulas o comprimidos, siempre previa consulta con el profesional.

Consejos para prevenir varices: los complementos que no pueden faltar

Los ejercicios para glúteos y piernas incluyen las sentadillas.
Las sentadillas son fáciles de hacer en el hogar y muy efectivas.

Además del tratamiento tópico y oral, es necesario integrar a la rutina los siguientes consejos:

  • Evitar el tabaco y el alcohol, ya que ambos perjudican el sistema circulatorio en gran medida.
  • Evitar el sedentarismo en todo sentido. No estar sentados más de media hora seguida. Será suficiente con levantarnos durante unos segundos y realizar algún estiramiento de vez en cuando.
  • Por la noche o cuando estemos descansando acostados en la cama, procuraremos elevar las piernas por encima del cuerpo con una almohada bajo los pies o bien realizando alguna postura de yoga de inversión.
  • Deberíamos ducharnos con agua tibia y terminar siempre con agua muy fría en las piernas, realizando movimientos ascendentes. También es muy beneficioso alternar temperaturas frías y calientes para activar la circulación.
  • Existen calcetines y medias de compresión para favorecer la circulación.
  • Salir a caminar cada día al menos media hora con ropa cómoda y un buen calzado.

¿Qué te han parecido estos consejos para tratar las varices? ¡Aplícalos desde ya y comienza a notar las mejoras!

Te podría interesar...
Reduce las varices y los problemas circulatorios con 5 batidos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Reduce las varices y los problemas circulatorios con 5 batidos

¿Tienes varices y problemas circulatorios? Te compartimos 5 deliciosos batidos caseros que, por sus propiedades nutricionales, podrían ayudar a com...