Trucos para quitar el mal olor en las zapatillas de deporte

El mal olor en las zapatillas deportivas genera mucha incomodidad. Por fortuna, hay muchos trucos que ayudan a eliminarlo. En esta ocasión los recopilamos.
Trucos para quitar el mal olor en las zapatillas de deporte

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 01 septiembre, 2021

Última actualización: 01 septiembre, 2021

Mal olor y deporte son dos palabras que siempre se escriben en la misma línea. La transpiración del cuerpo durante una rutina de ejercicio, en especial si esta es muy intensa, te lleva a experimenta hedor. Pero este no solo se limita al cuerpo, sino también a los implementos de trabajo. En este caso, te enseñamos los mejores trucos para quitar el mal olor en las zapatillas de deporte.

Por desgracia, no siempre basta con un lavado habitual para deshacerse de este problema. Sin importar qué cosas intentes, pareciera que el mal olor se ha impregnado de manera definitiva en el calzado. Esta situación, además de hacerte pasar momentos desagradables, hace que tus propios pies asimilen el hedor de forma permanente. ¿Qué puedes hacer? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué las zapatillas de deporte adquieren mal olor?

Antes de enseñarte los trucos para quitar el mal olor en las zapatillas de deporte, primero debes entender la razón por la que esto sucede. En promedio, cada uno de tus pies cuenta con 25 000 glándulas sudoríparas. Cuando haces algún tipo de actividad física, o cuando hace calor, tu organismo las activa como un mecanismo para regular la temperatura.

En este caso, el problema es que el sudor segregado queda retenido en un ambiente donde no es posible la transpiración. Por ende, acumula humedad y se convierte en un caldo de cultivo para la proliferación de hongos y bacterias.

En condiciones normales, el sudor no tiene un olor específico. Sin embargo, cuando las bacterias lo descomponen, provocan ese hedor (también sucede en tus axilas y en otros pliegues del cuerpo). Entonces, esta se convierte en la principal causa del mal olor en los zapatos. Otros posibles detonantes son los siguientes:

  • Trastornos metabólicos.
  • Alimentación irregular.
  • Ingesta de algunos medicamentos.
  • Mala elección del calzado.
¿Por qué las zapatillas de deporte adquieren mal olor?
El mal olor en el calzado es el resultado de la acumulación de humedad debido a la sudoración.

En términos médicos, el mal olor en los pies se conoce como «podobromhidrosis» y afecta a un 20 % de la población. La buena noticia es que hay varios trucos para eliminarlo y evitar que genere más molestias. ¡Toma nota!



7 trucos para quitar el mal olor en las zapatillas de deporte

Si estás leyendo esto es porque has intentado a través de diferentes maneras eliminar el mal olor de tus zapatillas. Si las causas son bacterianas, como sucede en la mayoría de los casos, necesitarás más que agua y jabón para lograrlo.

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más populares a la hora de eliminar olores desagradables. Aparte de ser un producto fácil de adquirir en el mercado, los estudios exponen que tiene propiedades antimicóticas y antimicrobianas. Así las cosas, vale la pena aprovecharlo de la siguiente manera:

  • Espolvorea el producto en el interior de las zapatillas deportivas.
  • Déjalo actuar toda la noche.
  • Al día siguiente cambia el bicarbonato usado por producto fresco y repite el proceso.
  • Luego de un par de días el olor debería desaparecer.

También puedes intentar lavándolas con bicarbonato de sodio. Para mayor efectividad, usa una combinación de ambos trucos.

2. Polvo de talco para los pies

Sí, no es una opción nada novedosa; pero es una que no puedes dejar de probar entre los trucos para eliminar el mal olor en las zapatillas deportivas. Su efecto es similar al del bicarbonato de sodio, aunque más potente. Entre otras cosas, tiene la habilidad de absorber la humedad, de modo que evita la formación de nuevos patógenos en el futuro.

Puedes añadir un poco en tus zapatillas, asegurándote de que el polvo cubra la parte de la punta del calzado. Asimismo, se recomienda su aplicación en los pies antes de salir a practicar deporte, en principio después de bañarte. De este modo, te aseguras de que tus poros estén abiertos para aprovechar mejor la acción del polvo. Intenta probar con varias marcas de talco para pies en caso de que no obtengas beneficios con una.

3. Plantas aromáticas

Si has aplicado los dos consejos anteriores, habrás eliminado, o al menos reducido, la formación de hongos en el calzado en cuestión de un par de semanas. Si para este momento aún tus zapatillas presentan cierto grado de hedor, utiliza entonces plantas o hierbas aromáticas para terminar de removerlo.

Aunque puedes usar cualquiera de las que tengas a la mano, las mejores son la lavanda y la salvia. Esto se debe a su intenso olor, que desplazará por completo los residuos que hayan quedado.

  • Añade varias hojas de estas plantas directamente dentro de las zapatillas.
  • Asegúrate de cubrir toda la superficie de la suela, en especial la punta del zapato.
  • Puedes lavarte los pies con infusiones de estas hierbas para lograr el mismo efecto en la piel.

4. Piel de frutos cítricos

Aunque su olor es menos intenso que las plantas anteriores, la cáscara de limón, mandarina o naranja pueden emplearse para quitar el mal olor de las zapatillas de deporte. Elije solo cáscaras frescas, ya que la intensidad de su olor disminuye con el pasar de los días. Aplicarás el mismo consejo anterior:

  • Introduce una buena cantidad de piel de limón, naranja o mandarina (o combinadas) en tus zapatillas, de manera que cubran toda su suela.
  • Si así lo deseas, puedes dejarlas en un lugar fresco para que el viento contribuya a retirar los últimos restos de mal olor.

5. No uses tus zapatillas con media sucias

Para complementar los trucos anteriores, también es necesario corregir algunos hábitos. En primer lugar, evita utilizar las zapatillas con medias sucias. Siempre que hagas deporte, debes usar medias limpias. De lo contrario, las secuelas del sudor y de la proliferación de hongos serán mayores.

6. Deja las zapatillas en un lugar ventilado

Un error que cometen incluso los deportistas más experimentados. Sin importar el tipo de actividad que practiques, al terminarla, las zapatillas estarán impregnadas de sudor. Si las guardas en tu clóset o en tu habitación, entonces no permitirás que se sequen apropiadamente. Como consecuencia, los microorganismos proliferarán y generarán mal olor.

Lo mejor que puedes hacer es dejarlas en una zona ventilada. Puede ser una ventana o cualquier otro lugar donde corra el viento fresco. Lo importante es que lo hagas justo después de entrenar, y que las dejes allí al menos dos horas. Si es posible, puedes elegir esta zona como el sitio permanente donde las almacenarás.



7. Espera que sequen por completo luego de lavarlas

Por último, puedes intentar quitar el mal olor de las zapatillas deportivas a través del lavado. No obstante, una vez lo hagas, es primordial que las dejes secar bien. Si te es posible, hazlo en días soleados para que no se tarden tanto en secar. Recuerda que si retienen la humedad por muchos días, el olor no mejorará.

Truco adicional: para evitar que pierdan su forma, incluye un par de toallas pequeñas en su interior. Si el modelo lo permite, puedes retirarle la suela para que la laves por separado. 

Espera que sequen por completo luego de lavarlas
Tras lavar las zapatillas, hay que asegurarse de dejarlas secar. De lo contrario, el mal olor tiende a empeorar.

Como has podido observar, lidiar con mal olor en las zapatillas es algo opcional. Remediarlo no pasa por comprarte unas nuevas, sino en aplicar una serie de consejos fáciles de implementar. En caso de que quieras hacerte de unas nuevas zapatillas, procura elegir un modelo cuyo diseño sea transpirable. Así, evitas que acumule mal olor con el tiempo.

Te podría interesar...
6 consejos para limpiar los elementos de hacer ejercicio
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 consejos para limpiar los elementos de hacer ejercicio

Mantener la higiene personal es imprescindible tras una rutina física hogareña, como así también limpiar los elementos de hacer ejercicio.



  • Letscher-Bru, V., Obszynski, C. M., Samsoen, M., Sabou, M., Waller, J., & Candolfi, E. (2013). Antifungal activity of sodium bicarbonate against fungal agents causing superficial infections. Mycopathologia. 2013; 175(1): 153-158.
  • Zamani, M., & AA, A. A. Evaluation of antifungal activity of carbonate and bicarbonate salts alone or in combination with biocontrol agents in control of citrus green mold. Communications in agricultural and applied biological sciences. 2007; 72(4): 773-777.