Cuáles son las ventajas y desventajas de las camas flotantes

Dormir con la sensación de estar levitando se convirtió en una tendencia para las habitaciones modernas. Descubre los pros y las contras de este tipo de camas.
Cuáles son las ventajas y desventajas de las camas flotantes

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 16 julio, 2022

En los últimos años, la tendencia por la incorporación de camas flotantes en los dormitorios experimentó un importante crecimiento. Se trata de un mobiliario con un efecto visual impactante.

Al sostenerse con algunos soportes de pared y apoyos poco visibles, se crea la sensación de estar durmiendo en el aire. Además, las camas flotantes aportan personalidad y un fuerte estilo decorativo a todo tipo de habitaciones.

Si bien suelen utilizarse en construcciones con diseños más modernos, es posible adaptarlas a cualquier espacio. Las ventajas que ofrecen son múltiples, aunque también cuentan con algunas desventajas que es conveniente conocer.

¿De qué se tratan las camas flotantes?

Las camas flotantes se instalan en las habitaciones a partir de los soportes de pared, junto con un grupo de apoyos poco identificables a la vista. Por este motivo, se crea el efecto flotante, algo que cambia de manera rotunda el diseño visual de un ambiente. Dicho efecto no solo radica en la cama, sino que genera una sensación más abierta.

El soporte principal se logra a través de una plataforma atornillada a la pared, junto con un apoyo central que se adhiere al suelo. Este método de sostenimiento genera estabilidad y seguridad.

Además, la mayoría de los modelos tienen la particularidad de ser regulables. Es decir, la altura y la suspensión pueden estar a mayor o menor distancia del suelo.

Ventajas de las camas flotantes

Este tipo de muebles en el dormitorio presentan una serie de ventajas que los están llevando a ser tendencia en decoración. No solo por su llamativo efecto visual, sino por la ampliación del espacio que generan.

Luz debajo de una cama flotante.
Las luces debajo de las camas flotantes aumentan la sensación de flotación.

Ampliación del espacio

Al estar atornillada en la pared y con un sostén único en el centro, la cama flotante produce la sensación de un espacio mucho más abierto. Esto no solo representa una ventaja desde el punto de vista estético, sino que también desde la higiene.

Con más lugar debajo de la cama, se facilita la tarea de limpieza. No hay patas que obstaculicen.

Suspensión

La característica principal de las camas flotantes es su capacidad para generar un efecto visual de suspensión. El mismo da la sensación de estar durmiendo en el aire.

Para quien ingresa en la habitación, la idea es que la cama está levitando. Se trata de un efecto que puede reforzarse a partir de la colocación estratégica de iluminación LED.

Altura regulable

Instalar una cama flotante no significa que haya que realizar un gran salto antes de ir a dormir. La altura de cada modelo es regulable desde el momento de la colocación, por lo que es sencilla de adaptar a las necesidades de cada persona.

Apta para diversos materiales

Las camas flotantes se combinan muy bien con diseños modernos de habitación. Sin embargo, es posible adaptarlas a cualquier espacio decorativo. Por otro lado, su instalación resiste diversos tipos de paredes. También en tabiques de yeso laminado.

Cabecera

Algunas personas prefieren contar con reposacabezas o cabeceras en el borde de su cama. Se trata de un accesorio destinado a la comodidad y a la decoración.

Mientras tanto, otras eligen no colocar nada. Las camas flotantes presentan la posibilidad de tener cabecera y también de retirarla, ofreciendo versatilidad en este aspecto.

Silenciosas

Gracias a su escasez de soportes, no suelen generar ruidos al momento de subirse. Es común que las camas regulares rechinen cuando la madera está gastada o cuando se afloja el marco.

Con las flotantes este problema no existe. Se vuelven ideales para personas que se suelen despertar con sonidos leves.



Desventajas de las camas flotantes

Más allá de las múltiples ventajas funcionales y decorativas que ofrecen, también se deben tener en cuenta algunas contras. Las camas flotantes tienen que adaptarse a ciertas condiciones materiales de la habitación.

  • Presupuesto. Si bien existen modelos con diferentes precios, las que cuentan con un solo apoyo central suelen ser costosas.
  • Almacenaje. Muchas personas utilizan los cajones de abajo de la cama para guardar ropa u otros objetos. Con las flotantes se pierde esta posibilidad, ya que no es recomendable cargar la parte inferior desde el punto de vista estético.
  • Paredes. Si bien se adaptan a diversos tipos de paredes, las camas flotantes que cuentan con puntos de apoyo más débiles necesitan fijarse en tabiques más fuertes.
  • Límite. Se trata de un mueble que ofrece estabilidad y seguridad. Sin embargo, es importante conocer el límite de peso que soportan, ya que no debe sobrepasarse.
  • Dificultad de movimiento. Al estar unidas a la pared, es mucho más complejo moverlas para cualquier cosa que se necesite. Por otro lado, las reformas estructurales deberán realizarse desmantelando los sujetadores.
Cama con cajonera.
Quienes prefieren tener espacio de guardado debajo de la cama, no encontrarán en las flotantes una buena opción.

Diseños y espacios ideales para las camas flotantes

Las variedades de camas flotantes se pueden dividir en dos grandes grupos. Por un lado, las que cuentan con soporte único.

En este caso, suelen ser modelos más sofisticados, algo que se refleja en su valor elevado. Cuentan con un único apoyo central regulable, el cual es casi invisible. Además, se adaptan con facilidad a tabiques de yeso laminado y soportan un peso promedio de entre 250 y 300 kilogramos.

En segundo lugar, las camas flotantes con soportes múltiples son opciones más accesibles a nivel económico. El efecto de suspensión está acompañado por el diseño y por la posibilidad de adicionar iluminación LED en el sector inferior.

En cuanto a la colocación, son objetos recomendables tanto para espacios grandes como reducidos. En el primer caso son ideales para generar un punto focal de atención en una habitación grande y con muchos muebles. Mientras que en dormitorios pequeños, causan una mayor apertura visual.



Versátiles y adaptables

Es importante tener en cuenta tanto las ventajas como las desventajas de las camas flotantes. Sin embargo, se trata de una gran opción para generar un aspecto moderno en la habitación.

Además, se pueden adaptar a los adultos, a los niños y a diferentes estilos decorativos, mediante la ropa de cama especializada y la incorporación de luces LED.

Te podría interesar...
4 tipos de camas para tener el dormitorio ideal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 tipos de camas para tener el dormitorio ideal

Para las decoraciones de los dormitorios hay tipos de camas ideales; solo debes buscar el que más se adecúe a tu estilo. Aquí puedes elegir.



  • JIMÉNEZ, JUAN MANUEL RUIZ. “Las Camas Flotantes.” La Luz de Las Cosas. Editorial Universidad del Norte, 2020. 31–40. Disponible en: https://doi.org/10.2307/j.ctv16b78sw.6
  • Moreyra, Cecilia,  En busca del confort cotidiano. El mobiliario doméstico en Córdoba (Argentina), siglo XIX. Anuario de Historia Regional y de las Fronteras [Internet]. 2018;23(1):73-91. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=407554792004
  • Moreyra, Cecilia Edith ,  Vida cotidiana y entorno material. El mobiliario doméstico en la ciudad de Córdoba a fines del siglo XVIII. Historia Crítica [Internet]. 2009; (38):122-144. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=81112312008
  • Aguilera Ampudia, Germán, Flores Figueroa, José de Jesús, Balderrama Armendáriz, César Omar,  El entorno cotidiano, la estética kitsch y su relación con los diseños. NÓESIS. REVISTA DE CIENCIAS SOCIALES [Internet]. 2016;25(49):98-120. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=85943066004