¿Qué es el yoga Iyengar y cómo se practica?

Orientado hacia al alineamiento corporal, el yoga Iyengar es aliado en el aumento de la fuerza, la corrección de la postura, la liberación de energía y el bienestar general.
¿Qué es el yoga Iyengar y cómo se practica?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 17 noviembre, 2021.

Escrito por Luz Marina Carpio Hernández, 17 noviembre, 2021

Última actualización: 17 noviembre, 2021

Con menos movimientos, mayor uso de accesorios y foco en la alineación se practica el yoga Iyengar. Esta disciplina se recomienda para aumentar la flexibilidad y la fuerza, especialmente en ancianos, pacientes con alguna enfermedad y quienes tienen sobrepeso.

Tal variación del yoga se caracteriza por la utilización de correas, bloques y almohadas, es decir, más herramientas que en otras modalidades. Su base es el mantenimiento de posturas para alinear correctamente el cuerpo durante largos momentos.

¿Qué es el yoga Iyengar?

Los ejercicios se fundamentan en la teoría de B. K. S. Iyengar, orientada a la utilización terapéutica de posiciones y el manejo de la respiración. Su centro es alinear la cabeza, la columna vertebral, la cadera y los pies en diferentes asanas.

Personas de todas las edades y todos los géneros pueden probar el método Iyengar, que se destaca por 4 particularidades:

  • Técnica: la coordinación de cada respiración, los ajustes, los movimientos y las acciones repercuten en lo energético, lo muscular, lo esquelético y lo orgánico.
  • Entrega e intensidad: referente al tiempo en que permaneces en cada posición y la disciplina que tengas. El organismo absorbe la inversión en asanas y la manifiesta en efectos a nivel nervioso, fisiológico y mental.
  • Soportes de alineamiento: son instrumentos que activan la inteligencia de partes corporales dormidas. A personas con dolores, rigidez o limitaciones físicas se les facilitan las posturas con mantas, sillas y otros elementos.
  • Secuencia: seguir un orden en las asanas conlleva un impacto determinado. Por ejemplo, con las posiciones invertidas te recuperas, de pie ganas energía y flexionando llegas a relajarte.

Beneficios de practicar yoga Iyengar

El yoga ayuda en el manejo problemas musculoesqueléticos, enfermedades reumatológicas, patologías cardiopulmonares y afecciones conductuales, explica un artículo en la Revista Anales de la Facultad de Ciencias Médicas. Particularmente, la modalidad de yoga Iyengar aporta los siguientes beneficios.

Yoga practicado por una mujer.
Las distintas variedades del yoga son modalidades que pueden remontarse a siglos atrás o resultar de desarrollos más recientes.

Es terapéutico y corrige posturas

Debido a que las sesiones se ajustan a las necesidades de cada cuerpo, las aprovechas como jornadas terapéuticas. Su enfoque de alineación rectifica la postura.

Aumentan los sentimientos positivos

El Iyengar minimiza la depresión, activando sentimientos positivos que afloran en tanto más se practique. Los ejercicios acrecientan la producción de ácido gamma-aminobutírico (GABA), que estimula el estado de ánimo alegre y ayuda al control de los trastornos psiquiátricos.

De acuerdo con un estudio difundido en Frontiers in Psychiatry, después de 3 meses de Iyengar los participantes se mostraron menos ansiosos y con mayor bienestar.

Incrementa la energía

Al liberar endorfinas y aumentar el flujo sanguíneo, se reduce la fatiga y sube la energía vital.

Favorece la respiración

Cuando sostienes la postura por ratos extensos, también te concentras en la respiración y, con el tiempo, aprendes a no contenerla en situaciones estresantes.

Flexibilidad y reducción del dolor

Que unas asanas duren más que otras incrementa la flexibilidad. Quizás al principio sientas molestias. Sin embargo, con guía y usando accesorios mejoras sin lesiones ni dolores.



Tonifica músculos

El yoga Iyengar involucra grupos de músculos conectados con otras partes del cuerpo, de modo que las poses son claves en la tonificación. Las asanas se prolongan más de un minuto; lo suficiente para potenciar la fuerza a medida que conoces tu cuerpo y encuentras la paz interior.



Disminuye la presión arterial

Al relajar el cuerpo, este tipo de ejercicio desacelera la frecuencia cardíaca y reduce la presión arterial, con menos peligro de padecer condiciones cardiovasculares.

Cuerdas del yoga Iyengar.
El uso de complementos en esta variante del yoga ayuda a lograr posturas especiales durante tiempos prolongados.

¿Cómo comenzar a practicarlo?

En casa o con un profesional, el yoga Iyengar requiere un entorno apropiado. Lo ideal es preparar un espacio con música relajante e iluminación natural. En ese mismo orden, añade velas, inciensos, flores o elementos que llamen a la meditación.

Sobre todo, en el caso de los principiantes, lo recomendable es crear una rutina y contar con la asesoría de un experto. Con mayor experiencia, los videos en YouTube o las aplicaciones que ofrecen clases personalizadas por niveles ofrecen muy buenos resultados.

Las prácticas tienen que ser diarias para habituar el cuerpo, fomentar la respiración, concentrarse y notar cambios en tu calidad de vida. Fija y respeta un horario de sesiones.

Recomendaciones para las clases de yoga Iyengar

Existen puntos esenciales para las clases de los yoguis Iyengar. Hay que vestir cómodos, con prendas de tela elástica que faciliten los movimientos. Evita las comidas hora y media antes y desarrolla la paciencia para ejecutar las posturas.

Lo más importante es que en cada lección amplías la consciencia sobre la colocación del cuerpo. Aprendes a exigirte y a motivarte.

Te podría interesar...
¿El yoga ayuda contra la osteoartritis?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿El yoga ayuda contra la osteoartritis?

El yoga puede ayudar las personas con osteoartritis. En este artículo conoceremos beneficios, rutinas e investigaciones realizadas al respecto.