Las 8 montañas más difíciles de escalar

Las montañas más difíciles de escalar pueden ser a la vez las más altas del mundo, pero también hay otras más bajas que conllevan ciertos peligros.
Las 8 montañas más difíciles de escalar
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor el 16 octubre, 2019.

Última actualización: 16 octubre, 2019

Los amantes del montañismo y de los deportes extremos saben que existen lugares ‘míticos’ y que sin dudas querrían visitar en alguna oportunidad. En este artículo te contaremos sobre las montañas más difíciles de escalar del planeta.

¿Cuáles son las montañas más difíciles de escalar?

Si estás pensando en convertirte en un escalador famoso, o si te llama la atención esas grandes moles de roca y nieve que se han cobrado la vida de decenas de valientes, no dejes de leer el siguiente listado con las montañas más difíciles de escalar:

1. Annapurna

El primer ascenso en esta montaña —foto de portada— fue en 1950, y desde entonces solo 160 montañistas han podido llegar a la cima. El dato más escalofriante es que Annapura ha costado la vida a más de 50 escaladores en menos de 70 años.

La décima montaña más alta del planeta, ubicada en Nepal, es la más peligrosa de las que superan los 8 000 metros de altura.

2. K2

Es la segunda montaña más alta del mundo (8 611 metros), y la segunda en peligrosidad. Pertenece a la Cordillera del Karakórum, en los Himalayas. Se la conoce como ‘la montaña salvaje’ debido a su dificultad para el ascenso. Por cada cuatro personas que quisieron subir a la cima, una falleció al intentarlo.

La K2 nunca ha sido escalada en invierno.

Tras varios intentos de ascenso, la primera expedición en alcanzar la cima fue en 1954. Otro dato interesante es que el K2 —en la frontera entre China y Pakistán— es el único del grupo de los ‘ochomil’ que nunca pudo ser escalado en invierno.

3. Nanga Parbat

En la traducción en idioma local quiere decir ‘montaña desnuda’, y está ubicada en la Cordillera de Karakórum, en Pakistán. Nanga Parbat es la novena más alta del mundo, aislada y separada del resto y cubierta con nieves perpetuas en la zona superior.

La montaña Nanga Parbat es una de las más difíciles de escalar del mundo.

La primera ascensión a una de las montañas más difíciles de escalar data de 1953, aunque los primeros intentos se remontan a 1895. Nanga Parbat tiene un alto porcentaje de siniestralidad debido, entre otros motivos, a que tiene un relieve vertical casi imposible de escalar.

4. Denali

Se trata de la montaña más alta de América del Norte, con 6 190 metros sobre el nivel del mar. Se ubica en Alaska y es uno de los picos más complicado de ascender, debido a su gran desnivel de 4 000 metros desde el campo base, a las bajas temperaturas todo el año y a su cercanía con el Círculo Polar Ártico.

La Montaña Denali ha cobrado la vida de muchos montañistas.

La primera ascensión data de 1913, y otro de sus peligros radica en que los escaladores sufren el mal de altura por la falta de oxígeno.

5. Kangchenjunga

Esta montaña, compartida por Nepal e India, es la tercera más alta del mundo —8 586 metros— y su nombre quiere decir ‘los cinco tesoros de las nieves’. Las tasas de mortalidad en Kangchenjunga no bajan como sucede con otros picos, y se sitúa en torno al 22 % de los escaladores.

Vista lejana de la montaña Kangchenjunga.

Los cambios climáticos y las avalanchas de nieve son los principales peligros para los montañistas. La primera ascensión tuvo lugar en 1955, aunque el primer intento de llegar a la cima sucedió más de un siglo antes, en 1848.

6. El Capitán (Estados Unidos)

Ubicado dentro del Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe, es el pico más característico de Texas. Una de las montañas más difíciles de escalar está rodeada de acantilados abruptos, con paredes inestables de roca y una pared vertical de 900 metros.

El Capitán, en Estados Unidos, es otra de las montañas más difíciles de escalar del mundo.

7. Eiger

Esta montaña es de las más complicadas de escalar de toda Europa. Se encuentra en los Alpes Berneses de Suiza y tiene 3 970 metros de altura. El primer ascenso se realizó en 1858, y desde entonces es un objetivo para cualquier alpinista.

Los Alpes Berneses se ubican en Suiza.

La cara norte de esta montaña es todo un desafío, debido a sus rocas pesadas que se deslizan y desprenden fácilmente. Por ello, lleva el apodo de ‘Mordwand’ o ‘pared asesina’ en español.

8. Monte Asgard

Está ubicada en la isla de Baffin, en Canadá, y si bien se hizo famosa porque allí se filmó una escena de James Bond, lo cierto es que entre los alpinistas es considerada una de las montañas más difíciles de escalar.

El Monte Asgard se localiza en pleno Círculo Polar Ártico.
Imagen: americanalpineclub.org

El monte Asgard, en honor al hogar de los dioses de la mitología nórdica, está en pleno Círculo Polar Ártico. Ese es, precisamente, el motivo por el cual es tan peligrosa.

Finalmente, otras de las montañas más difíciles de escalar son Ben Navis (Escocia), Monte Arapiles (Australia), Fontainebleau (Francia), Monte Cervino (Italia y Suiza) y Macizo Vinson (Antártida).

Te podría interesar...
¿Cuáles son los deportes de montaña?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los deportes de montaña?

En el siguiente artículo te contaremos sobre los principales deportes de montaña, cuáles son sus características y el equipamiento necesario.