¿Cuáles son los beneficios de la actividad física en jóvenes?

10 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon
Uno de los grandes problemas de la sociedad actual son las altas tasas de sedentarismo en la población joven. Por ello, promover un estilo de vida activo se convierte en un tema prioritario.

Afrontar la actividad física en jóvenes es todo un reto para profesores y educadores. En esta etapa de la vida, es muy importante que se conciencie sobre los beneficios de la actividad física y que los jóvenes adquieran hábitos saludables.

Las tasas de sedentarismo en población joven no hacen más que aumentar año tras año. La Organización Mundial de la Salud estima que el 80 % de los jóvenes no realiza suficiente ejercicio físico, es decir, al menos 30 minutos diarios de actividad física moderada.

¿Por qué es importante la actividad física en jóvenes?

La actividad física en jóvenes ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes o la hipertensión en la edad adulta. Además, el ejercicio tiene efectos positivos para la salud mental y social. Por ello, a continuación se revisarán los beneficios de la actividad física en personas jóvenes.

Mejora el rendimiento en la escuela

Muchas veces se concibe erróneamente que la educación física es un pasatiempo y debería separarse del resto de las materias. Sin embargo, puede aportar muchos beneficios que ayudan al joven a rendir mejor en los estudios.

En primer lugar, la actividad física potencia los procesos cognitivos al aumentar la oxigenación y la creación de nuevas sinapsis entre neuronas. En un estudio publicado en 2015 se descubrió una relación positiva entre los niveles de actividad física y el rendimiento académico.

Con esto, queda claro que el deporte es más que un mero pasatiempo. Cuando los jóvenes realizan actividad física, tienen que aprender a tomar decisiones, gestionar la concentración y regular sus emociones. Estos procesos son necesarios para obtener un buen rendimiento escolar.

El deporte en la adolescencia ayuda incluso al rendimiento académico.

Hace a los jóvenes más resilientes

Una de las características principales de los deportistas es la gran resiliencia que muestran. Los deportistas no huyen de los desafíos o las dificultades, sino que los afrontan y aprenden cómo ser mejores.

En un estudio publicado por la Revista Euroamericana de Ciencias del Deporte se halló que las personas que practicaban más actividad física tenían niveles más altos de resiliencia. El deporte aumenta la dureza mental, ya que enseña que hay que trabajar muy duro y nunca rendirse para llegar a lo más alto.

No obstante, la resiliencia no solo sirve para afrontar dificultades en el deporte, sino que esa enseñanza se puede aplicar para todos los ámbitos de la vida.

Atenúa otras conductas perjudiciales

Además de las altas tasas de sedentarismo en adolescentes, el consumo de sustancias perjudiciales como el alcohol o el tabaco constituye otro problema de salud pública que es necesario atajar.

Promover la actividad física en jóvenes es una actuación eficaz para disminuir estas conductas perjudiciales. Muchas investigaciones, entre ellas una publicada en la revista Nutrición Hospitalaria, encuentran una relación negativa entre el consumo de tabaco y la práctica de ejercicio.

Esta relación implica que los jóvenes más activos tienden a fumar en menor cantidad, o incluso a no hacerlo, sino que escogen otras alternativas más sanas, como el deporte.

Aumenta la autoeficacia y la sensación de control

Los refuerzos positivos pueden ayudar a motivar a un adolescente.

La autoeficacia está compuesta por las creencias que tiene una persona respecto a su capacidad para resolver diferentes situaciones. Las creencias de autoeficacia son clave en la elección de tareas, el nivel de esfuerzo y la persistencia.

El ejercicio físico tiene un efecto positivo sobre la autoeficacia de los adolescentes. Esto se debe a que, al comprobar que son capaces de cumplir por ellos mismos los objetivos deportivos, su autoconfianza aumenta.

Lo mismo pasa con la sensación de control: gracias a la actividad física, se dan cuenta de que el proceso de mejora depende de ellos mismos, son sus propias acciones las que originan el cambio.

La actividad física en jóvenes, un asunto urgente

Una pregunta que es normal hacerse es: conociendo todos los beneficios que tiene la actividad física en jóvenes, ¿cómo es posible que el sedentarismo esté tan extendido? La respuesta puede ser la falta de oferta o motivación para formar parte de actividades deportivas.

Promoviendo una amplia oferta de deportes y disciplinas es más fácil que el adolescente encuentre una que le resulte atractiva y lo motive. Al final, da igual el tipo de ejercicio que realicen, lo importante es que se comprometan con él.

  • Conde, M. A., y Sánchez, P. T. (2015). La actividad física, la educación física y la condición física pueden estar relacionadas con el rendimiento académico y cognitivo en jóvenes. Revisión sistemática. Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte, 32(166), 100-109.
  • Ortega, F. Z., Garcés, T. E., Boladós, C. C., Martínez, A. M., Sánchez, M. C., y Cuberos, R. C. (2016). Influencia de la actividad física sobre la resiliencia en adultos con dolor de hombro. SPORT TK-Revista EuroAmericana de Ciencias del Deporte, 5(2), 53-58.
  • Tercedor, P., Martín-Matillas, M., Chillón, P., Pérez López, I. J., Ortega, F. B., Wärnberg, J., ... y Delgado, M. (2007). Incremento del consumo de tabaco y disminución del nivel de práctica de actividad física en adolescentes españoles: Estudio AVENA. Nutrición Hospitalaria, 22(1), 89-94.