6 beneficios del sauna como parte de tu entrenamiento

¿Sabes cuáles son o en qué consisten los beneficios del sauna ligados al entrenamiento? Conoce los principales aspectos positivos de esta práctica y anímate a llevarla a cabo.
6 beneficios del sauna como parte de tu entrenamiento
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 01 junio, 2022

Recurrir a los beneficios del sauna en el entrenamiento es una práctica que cada vez toma mayor importancia. Dicho aspecto puede evidenciarse en la mayoría de gimnasios o salas fitness, los que actualmente cuentan con, mínimo, un espacio de sauna en sus instalaciones.

Usualmente se incluye el sauna como parte de la planificación, razón por la que se ha convertido en pieza importante de la rutina. Sin embargo, la práctica del sauna se encuentra posicionada posteriormente a la sesión de ejercicios.

Con base en lo anterior, te enseñaremos los beneficios principales del sauna y la razón por la que se emplea al culminar la rutina de ejercicios.

Beneficios del sauna en el entrenamiento

La serie de aspectos positivos obtenidos por el sauna no se resumen únicamente a la parte física del organismo; en ese orden de ideas, es posible afirmar que también se obtienen beneficios psicológicos ligados al entrenamiento.

Sin embargo, hemos recopilados los beneficios principales del sauna, los cuales se encuentran asociados con la práctica del sauna después de la rutina de entrenamiento.

1. Limpiar toxinas de la piel

Realizar la rutina de ejercicios aumenta la temperatura del organismo, razón por la cual se expulsan grandes cantidades de sudor.

A pesar de ello, muchas de estas impurezas no son eliminadas por completo y suelen albergarse sobre la piel.

En este punto toma importancia el sauna, el cual es utilizado justo al final de la rutina. Uno de sus beneficios principales se enfoca en la apertura de los poros, por lo que la eliminación de toxinas resulta mucho más profunda.

Lo anterior se debe al estímulo provocado por el calor, el cual aumenta la temperatura por encima de lo normal. De esta manera la piel queda limpia y con una sensación de bienestar.

Uno de los beneficios del flexitarianismo es que mejora la salud de la piel.
Una sesión de sauna permite eliminar las toxinas sobre la piel.

2. Relajar el músculo

El sauna contribuye en la relajación muscular, razón por la que se aconseja justo después del entrenamiento.

Dicho beneficio es producido gracias al aumento de la circulación sanguínea. Al aumentar la frecuencia circulatoria las toxinas y los elementos tóxicos en los músculos son eliminados con mayor rapidez.

Por otra parte, los músculos son irrigados con sangre oxigenada, provocando una sensación de relajación a nivel físico.

3. Mejorar la circulación

Tal y como se mencionó anteriormente, el aumento de temperatura provocado por el sauna influye directamente en la circulación de la sangre. De esta manera, mejora la irrigación sanguínea y sobresale como uno de los beneficios principales del sauna después del entrenamiento.

De esta manera, todos los segmentos corporales, así como los órganos se ven ampliamente beneficiados.

Sumado a lo anterior, los problemas ligados al sistema circulatorio también se ven tratados. En este caso se hace referencia a la hipertensión, la cual puede ser reducida en gran porcentaje.

4. Contribuir a la respiración

La respiración y la circulación de la sangre se encuentran íntimamente ligadas. En ese orden de ideas, al mejorar la circulación sanguínea mejora el proceso de respiración, todo gracias al aumento de sangre oxigenada en el organismo.

Aparte de ello, dentro del sauna también se ven beneficiadas las vías aéreas. Por lo tanto, se percibe un alivio al respirar dentro del sauna, incluso después de haber salido de este sitio. Los bronquios y los pulmones son los más beneficiados.

5. Recuperación muscular

Otro de los beneficios del sauna ligados al entrenamiento es la reparación muscular. Si te detienes a analizar los beneficios anteriores podrás percibir cómo la circulación de la sangre contribuye a la relajación muscular, la cual desborda en la recuperación del mismo.

En este aspecto se puede evidenciar la recuperación de las fibras musculares. Con base en lo anterior, la utilización del sauna toma mayor importancia justo al culminar la rutina de entrenamiento.

Recuerda que al realizar ejercicios los músculos sufren daño a nivel de las miofibrillas, lo que da paso a la hipertrofia. Sin embargo, el uso del sauna favorece la recuperación para que el proceso sea un poco más rápido de lo normal.

Para aliviar los músculos tensos, hay diversos métodos que podemos aplicar.
El sauna permite recuperarse de dolores musculares.

6. Relajar al organismo en general

La relajación producida por el sauna no solo se da a nivel muscular. Este beneficio también se obtiene respecto al organismo a nivel psicológico.

A nivel psicológico es posible percibir una sensación de tranquilidad o alivio una vez ingresas en el sauna. Por lo anterior, se aconseja recurrir al uso del sauna después de la rutina.

Beneficios del sauna en el entrenamiento, ¿para todos?

Combinar el sauna con el entrenamiento resulta beneficio para todos aquellos que se dedican a entrenar o a realizar deporte. Sin embargo, te recomendamos consultar con un profesional en el área de la salud antes de llevarlo a cabo.

Probablemente padezcas de alguna enfermedad contraindicada y lo desconozcas. En ese orden de ideas, lo más apropiado es conocer si puedes o no utilizar el sauna después del entrenamiento.

Te podría interesar...
Beneficios de la sauna
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Beneficios de la sauna

¿Te gustaría saber cuáles son los Beneficios de la sauna? En este artículo te contaremos sobre las ventajas de una práctica milenaria.