¿Cómo ayuda el nordic walking a las mujeres con cáncer de mama?

¿Cuál es el beneficio que una caminata por la naturaleza puede aportar a quienes padecen cáncer de mama? Uno de los principales tiene que ver con la retención de líquidos.
¿Cómo ayuda el nordic walking a las mujeres con cáncer de mama?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 25 agosto, 2021.

Última actualización: 25 agosto, 2021

El nordic walking o ‘caminata nórdica’, por su traducción al español, cuenta con una serie de aspectos positivos para cualquier grupo de personas. Las mujeres con cáncer de mama pueden llegar a beneficiarse de este deporte si lo practican correctamente y con regularidad.

Si padeces cáncer de mama o conoce a alguien que lo tiene y deseas saber más acerca de esta alternativa para tratar al organismo, a continuación te enseñaremos más sobre el nordic walking y su relación con esta enfermedad.

¿Qué es el nordic walking o caminata nórdica?

Antes de asociar el nordic walking con el cáncer de mama, te invitamos a conocer más sobre esta práctica deportiva. Su nombre se da gracias a los orígenes de la disciplina, que se remontan a la década de 1930 en Finlandia.

Esta práctica se originó como una alternativa al esquí, que se realizaba en invierno. Sin embargo, el nordic walking se llevaba a cabo en verano y otoño, y por lo tanto, se convirtió en una caminata debido a la falta de nieve en la mayoría de las montañas.

Al no poder esquiar, los deportistas realizaban caminatas en las montañas con todo el equipo de esquí encima, excepto los esquís. Con el paso del tiempo, su práctica se fue expandiendo por el resto de Europa; en la actualidad, se práctica en todo el mundo.

Nordic walking y cáncer de mama

El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más comunes en todo el mundo. Según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para 2020 se registraron más de 2,2 millones de casos alrededor del planeta.

Incluso, de acuerdo al informe de la OMS, el cáncer de mama se considera la causa principal de mortalidad en mujeres. Según la publicación citada, 1 de cada 12 desarrollan esta enfermedad durante su vida.

El ejercicio físico como el nordic walking puede ayudar en el tratamiento del cáncer de mama.

Sin embargo, el cáncer de mama puede ser prevenido y tratado por medio del ejercicio físico. Según lo indica la OMS y la World Cancer Research Fund, más allá de que su origen depende de muchas causas, es posible reducir la incidencia de esta patología permaneciendo activa constantemente y llevando una vida saludable. Además, también es positivo evitar el consumo de tabaco y alcohol, así como adoptar una dieta balanceada.

¿Cómo influye el nordic walking en el tema?

Tal y como se mencionó anteriormente, el nordic walking es una actividad deportiva practicada en todo el mundo. Esta alternativa contribuye a prevenir el cáncer de mama gracias a las cuestiones mencionadas con anterioridad.

Más allá de la prevención, el nordic walking también contribuye al tratamiento del cáncer de mama, especialmente sobre la acumulación anormal de líquido, que se denomina linfedema. Según un estudio publicado por el Journal of Physical Therapy Science, el nordic walking ayuda a estimular las extremidades superiores, con lo que mejora la circulación sanguínea y linfática.

Esta actividad debe ser prescrita con la ejecución adecuada de la técnica a la hora de maniobrar con los elementos de la marcha nórdica. Asimismo, cabe resaltar que el estudio se analizó durante 10 semanas de entrenamiento.

Lindefema en el cáncer de mama

Antes de continuar, es importante aclarar qué es el lindefema y por qué se presenta en el tratamiento del cáncer de mama. En términos generales, el lindefema es la acumulación anormal de líquidos en el organismo, especialmente en el tejido blando. Este problema se da gracias a diversas anomalías en el sistema linfático.

La acumulación de líquidos de manera anormal ocurre durante el tratamiento del cáncer de mama. Su principal causa es la extirpación de ganglios y vasos linfáticos. No obstante, también puede aparecer por otras causas relacionadas con infecciones o enfermedades ligadas al sistema linfático.

Prescripción de esta caminata en pacientes con cáncer de mama

Mujer realizando nordic walking para tratar el cáncer de mama.

La influencia del ejercicio físico sobre la salud del organismo en general es sobresaliente. Por ello la OMS recomienda su realización continua. Con respecto a los pacientes con cáncer de mama, el ejercicio debe ser un hábito establecido y practicado regularmente. En este caso, se aconseja la prescripción del nordic walking para aprovechar su principal beneficio, contrarrestar el lindefema.

Según una publicación científica de la revista Apunts Sports Medicine, la caminata nórdica debe prescribirse en pacientes afectados por lindefema. Este artículo propone integrar el nordic walking como ejercicio físico en un programa socio-sanitario dirigido a esta población.

El nordic walking para el cáncer de mama

Como actividad física, el nordic walking o la ‘caminata nórdica’ puede funcionar para prevenir la aparición de cáncer de mama. Sin embargo, su principal influencia se presenta a la hora de tratar el lindefema.

A pesar de estas potenciales ventajas, para que puedas realizar esta actividad deportiva te aconsejamos contar con el aval de tu médico. Sumado a lo anterior, procura que un entrenador capacitado en la caminata nórdica sea el encargado de planear una rutina específicamente para ti.

Te podría interesar...
¿Cómo ayuda el deporte a prevenir el cáncer?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo ayuda el deporte a prevenir el cáncer?

El deporte ayuda a prevenir el cáncer a través de diferentes mecanismos. Además, los deportistas mejoran su dieta y sus hábitos, lo que contribuye ...