Dolor en el glúteo tras correr: lo que debes saber

¿Te duele la zona de los glúteos cuando regresas de una sesión de running? Conoce las principales causas de este problema para poder evitarlo en el futuro.
Dolor en el glúteo tras correr: lo que debes saber
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 16 septiembre, 2021.

Última actualización: 16 septiembre, 2021

Hay varias situaciones que pueden causar dolor en el glúteo tras correr. Las molestias en esta zona son muy molestas porque nos afectarán tanto si estamos sentados como acostados o incluso de pie, dependiendo de la causa que las provoque.

A continuación, entraremos en detalles sobre los principales desencadenantes del dolor en esta zona tan incómoda. Veremos cuáles son, así como unas nociones básicas sobre su prevención y tratamiento.

Qué puede causar dolor en el glúteo tras correr

Si llevamos tiempo corriendo, es muy probable que hayamos sufrido dolor en el glúteo alguna vez. Al fin y al cabo, toda la zona de la cadera está constantemente solicitada al realizar los movimientos que demanda esta disciplina.

De ahí proviene la importancia de poder identificar la procedencia del dolor. Tenemos que buscar soluciones; si algo no funciona, puede ser que nos estemos equivocando y estemos tratando algo que en realidad no tenemos. Estos son los principales causantes del dolor en el glúteo luego de hacer running.

1. Síndrome del piramidal

Una razón puede ser que se esté quejando el piramidal, un músculo pequeño y profundo en la zona posterior de la cadera. Debido a su localización, su función consiste en ayudar a rotar externamente y elevar la pierna hacia los laterales.

Al ser tan pequeño y a la vez tan importante para el gesto de correr, este músculo es muy solicitado. Si la demanda es excesiva, como cualquier otro músculo, puede dar problemas.

En este caso, el dolor se puede irradiar desde la zona glútea y bajar por la pierna. Es por ello que a veces se confunde con un problema de ciática. Sin embargo, lo que hay que tratar es el músculo y no el nervio.

Mujer que experimente dolor en los glúteos al correr.

Así, lo que buscaremos será aplicar medidas antiinflamatorias sobre la zona de la cadera. También deberemos darle un reposo relativo para permitir que las fibras se recuperen y, tras unos pocos días, realizar ejercicio suave para empezar a recuperar la normalidad.

Un estudio publicado por la Revista Española de Anestesiología y Reanimación reporta casos graves en los que ha sido necesario usar cirugía, pero el tratamiento conservador suele funcionar. Lo importante es tratar el origen real del problema.

2. Patologías de otros músculos

Además del músculo piramidal, el dolor en el glúteo también puede ser de los mismos músculos glúteos. En la parte posterior de las extremidades inferiores, tenemos el glúteo mayor y el glúteo menor. Además, en la cara lateral está el glúteo medio.

Cualquiera de los 2 músculos en la parte trasera puede provocar dolor local, ya sea por agujetas, rotura, fatiga o cualquier otra patología muscular. Tendremos que averiguar cuál está dando problemas y tratar la patología adecuadamente.

3. Debilidad muscular

El dolor en el glúteo tras correr también puede darse debido a que los músculos no tienen la fuerza necesaria para el esfuerzo que les exigimos. Por lo tanto, puede ser simplemente cuestión de realizar sesiones de fortalecimiento con ejercicios específicos para la zona afectada.

Asimismo, tenemos que intentar mantenernos activos en el día a día. Está bien salir a correr, pero si las otras 23 horas al día estamos sentados o acostados, los músculos lo van a tener difícil para fortalecerse.

4. Patología nerviosa

En la primera causa descrita hemos dicho que el piramidal se puede confundir con un problema de ciática. Sin embargo, el dolor también puede ser causado por este nervio.

Si es el caso, en el momento de dolor agudo debemos reposar, pero en cuanto podamos hemos de realizar ejercicio suave a diario. Otra opción es aplicar calor en la zona que más molestias nos dé, así como también fortalecer la musculatura de las piernas y la espalda.

Estiramiento de la pelvis, un posible tratamiento para la osteítis pubis.

Finalmente, una investigación publicada en la revista Fisioterapia muestra la efectividad de técnicas de fisioterapia en este sentido. Por tanto, consultar con este profesional de la salud también puede ser una solución.

Hay varias soluciones para el dolor en el glúteo

Como hemos visto, el dolor en el glúteo tras correr puede tener varios detonantes. Debemos tenerlas a todas en consideración para poder ayudar a la estructura que realmente lo necesite.

Dicho esto, si el dolor es fuerte o recurrente y no se va, debemos acudir al médico. Con la pruebas que este profesional realizará, podremos identificar la causa del dolor y tratarlo adecuadamente.

En el caso que probemos lo que nos ha dicho el médico y no funcione, también podemos acudir a un fisioterapeuta. Este experto utilizará otras técnicas para discernir qué músculo está afectado o si se trata de un problema nervioso o de otra índole. Sea como sea, debemos buscar una solución, ya que el dolor en el glúteo nos va a complicar la vida diaria.

Te podría interesar...
5 ejercicios para lograr unos glúteos más tonificados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 ejercicios para lograr unos glúteos más tonificados

Entrenar piernas no es solo una cuestión femenina. Conoce los mejores ejercicios para lograr unos glúteos más tonificados y saca partido de ellos.



  • V. Ortiz, L. Charco, A. Soria et al. Síndrome piramidal y variaciones anatómicas como causa de dolor ciático insidioso. Revista Española de Anestesiología y Reanimación. Volume 61, Issue 9, November 2014, Pages 521-524
  • M. Shacklock, M. Lucha y C. Giménez. Tratamiento manual de dolor lumbar y ciática con neurodinámica clínica. Fisioterapia. Volume 29, Issue 6, December 2007, Pages 312-320