4 consejos para evitar el dolor en las muñecas al hacer flexiones

03 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
¿Presentas dolor en las muñecas al hacer flexiones? Es probable que algo no esté saliendo como debe. Sigue estas recomendaciones y ve con el médico si el dolor persiste.

El dolor en las muñecas al hacer flexiones es más normal de lo que puedas pensar, pero no por eso tienes que soportar la incomodidad y dolor durante mucho tiempo. A pesar de ser común, el dolor en esta zona se debe a diversos aspectos que deben aclararse y, por supuesto, evitarse a toda costa.

Si eres una persona que presenta este tipo de dolor, los consejos que se expondrán a continuación están hechos para ti. ¡No los dejes pasar por alto y entrena al máximo!

Dolor en las muñecas al hacer flexiones, ¿qué hacer?

Las flexiones de pecho o brazo, también conocidas como «lagartijas», representan uno de los ejercicios más realizados para el fortalecimiento del torso y los brazos. Estas se encuentran en diversas rutinas y cuentan con muchas variantes.

Por lo anterior, es probable que tú también las realices de manera regular, y quizás en algún momento hayas percibido dolor en las muñecas. Las dolencias por hacer flexiones, especialmente en la articulación de la muñeca, pueden darse gracias a diferentes factores; la técnica es el más común de ellos.

Normalmente, esto ocurre por posicionar indebidamente las manos o brazos durante la ejecución. En estos casos, ¿qué debes hacer? Repasa y pon en práctica los siguientes consejos.

Revisar la técnica

La ejecución técnica es uno de los puntos claves en la ejecución de cualquier ejercicio, no solo para evitar dolencias, sino también para conseguir buenos resultados. Con respecto a las flexiones, es necesario mantener una posición erguida y alineada entre la espalda y las piernas.

Por su parte, debes apoyar por completo las palmas de las manos y repartir el peso entre todos los dedos. Además, los codos no deben ir hacia afuera durante la ejecución, sino lo más cercano posible al torso.

Se llama lagartijas al tipo de flexiones de brazos más comunes.

Asegúrate de que tus apoyos estén bien, que no haya más peso hacia una mano que hacia la otra y que las manos se encuentren totalmente apoyadas. Puede parecer básico, pero este tipo de cosas son las que provocan dolencias en las muñecas.

Realizar un calentamiento específico

La fase inicial del entrenamiento es igual de importante que la central. Esto es algo que no debes pasar por alto jamás. Durante esta primera etapa, se lleva a cabo la entrada en calor.

Es probable que realices un calentamiento general adecuado para elevar las pulsaciones y predisponer al organismo con respecto al ejercicio. Sin embargo, el dolor en las muñecas al hacer flexiones se debe a un calentamiento específico insuficiente.

Dentro de la fase inicial, también debes incluir un calentamiento específico de la zona que vas a trabajar. En este caso, la articulación de la muñeca y los dedos deben someterse a una activación apropiada.

Fortalecer los antebrazos

Si la técnica de las flexiones está bien y has realizado un calentamiento correcto, es probable que el dolor se deba a descompensaciones musculares. En este sentido, tener los antebrazos poco fortalecidos obliga a la muñeca a realizar un mayor esfuerzo durante la ejecución.

En ese orden de ideas, puede ser aconsejable que busques ejercicios con los cuales trabajes la musculatura de los antebrazos. Procura fortalecerlos con el fin de evitar dolores o la posible aparición de lesiones en la zona de la articulación.

A mayor fortalecimiento muscular, mayor es la protección de las articulaciones y las estructuras óseas. Esto aplica no solo para las muñecas, sino para el organismo en general.

Empezar con lo simple

Si eres un principiante en el mundo del entrenamiento, lo último que necesitas es forzar el cuerpo. Comienza con ejercicios más simples, sé paciente y procura aumentar la dificultad de manera progresiva.

El entrenamiento con flexiones puede incluir la variante que se realiza contra la pared.

Para comenzar con flexiones mucho más sencillas, puedes recurrir a posiciones elevadas, tal y como se muestra en la imagen de arriba. Básicamente, se trata de apoyar los brazos en superficies elevadas y dejar los pies sobre el suelo. Esto te ayudará a disminuir el peso corporal que soportan las muñecas.

Por supuesto, el efecto no será igual en los pectorales y espalda. Sin embargo, el objetivo es fortalecer los antebrazos y las muñecas, y de esta manera podrás conseguirlo.

Si el dolor en las muñecas al hacer flexiones no disminuye…

En caso de que hayas puesto en práctica los consejos anteriores y el dolor continúe, lo más oportuno es que suspendas de inmediato cualquier actividad física que involucre las muñecas.

Además, consulta con tu médico de confianza, solicita exámenes y habla sobre el dolor que percibes. Este debe recetarte, ofrecerte recomendaciones e incluso remitirte a fisioterapeuta de ser necesario. Es importante no empeorar la lesión para no permanecer más tiempo inactivo a causa de la rehabilitación posterior.

  • Fd, F. D. (2018). Calentamiento muscular en la preveción de lesiones músculo-esqueléticas. Ángel Martínez Gracia.
  • Syed-Abdul, M. M., Soni, D. S., Miller, W. M., Johnson, R. J., Barnes, J. T., Pujol, T. J., & Wagganer, J. D. (2018). Traditional versus suspended push-up muscle activation in athletes and sedentary women. Journal of Strength and Conditioning Research. https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000002433