Beneficios psicológicos del deporte en diabéticos

El deporte es una medicina sin efectos secundarios. Y una de sus principales ventajas es que influye positivamente sobre el bienestar psicológico de quienes padecen diabetes.
Beneficios psicológicos del deporte en diabéticos
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 18 noviembre, 2022

Un asunto sobre el que debería estar informada la población general es sobre los beneficios psicológicos del deporte en diabéticos. El deporte en este grupo de personas tiene efectos muy positivos sobre la calidad de vida y el bienestar psicológico.

La diabetes es una enfermedad metabólica cuya característica esencial es los niveles altos de glucosa en sangre. Estos niveles altos de azúcar en sangre puede deberse bien a la ausencia de insulina, o bien a una alta resistencia a la insulina. En ambos casos, las personas tienen que cuidar mucho su estilo de vida para no tener mayores complicaciones.

La cantidad de personas diabéticas está aumentando progresivamente. El estrés, una dieta rica en azúcares y grasas, y la falta de ejercicio son factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de sufrir esta enfermedad. De hecho, según los datos de la Organización Mundial de la Salud la diabetes es una de las diez principales causas de muerte en el mundo.

Por otro lado, el deporte tiene consecuencias muy positivas en las personas diabéticas. No solo porque reduce los niveles de azúcar en sangre, sino porque es capaz de mejorar su bienestar emocional y su capacidad para afrontar la enfermedad. Por todas esas razones, a continuación hablaremos de los beneficios psicológicos del deporte en diabéticos.

Aumenta la sensación de control de la enfermedad

La diabetes es una enfermedad que demanda una dieta específica.
La práctica física y deportiva genera una sensación del control de la enfermedad en quienes sufren diabetes.

Es normal que cuando una persona es diagnosticada con una enfermedad siente que ha perdido el control sobre su vida. Sienten que la única manera de controlar la enfermedad es mediante fármacos y tratamientos médicos, pero esto no es para nada la realidad. Se puede tener control sobre la diabetes mediante la acción individual.

La clave de la diabetes es tener controlados los niveles de azúcar en sangre. Esto se puede conseguir efectivamente con el deporte o con medicamentos. La diferencia es que el deporte no tiene efectos secundarios, y que además la persona siente que sus acciones tienen consecuencias positivas en su salud, lo cual es muy reforzante.

Por otro lado, la sensación de control también aumenta la autoconfianza y potencia estrategias de afrontamiento orientadas a la acción. Es decir, sentir que se tiene control sobre la enfermedad estimula una actitud proactiva y resolutiva ante las situaciones diarias.

Es una forma de combatir el estrés

Es de sobra conocido que el deporte es un tratamiento preventivo y curativo contra muchos trastornos emocionales, entre ellos la ansiedad y la depresión. Las personas diabéticas se pueden beneficiar especialmente de este efecto de la actividad física.

Cuando una persona siente estrés se produce un aumento en los niveles de glucosa en sangre, producto de la activación del Sistema Nervioso Simpático. Por esa razón es muy importante mantener el estrés a raya en las personas diabéticas.

Uno de los principales beneficios psicológicos del deporte en diabéticos es que después de realizar ejercicio se liberan hormonas y sustancias en el cerebro como las endorfinas, la dopamina o la serotonina. Estas sustancias tienen el poder de inducir un estado de bienestar y relajación.

Abre la puerta a crear otros hábitos saludables

Las personas con diabetes necesitan prestar atención a todos las facetas que componen su estilo de vida: alimentación, sueño, actividad física, relaciones sociales. Solo de esta manera se podrá tener un control sobre la enfermedad y evitar complicaciones futuras.

Establecerse una rutina de ejercicio diario, o formar parte de un equipo deportivo es buen punto de partida para cambiar de hábitos y comenzar un estilo de vida saludable. Muchas veces son los pequeños gestos los que generan los grandes cambios.

Los hábitos se crean y mantienen progresivamente mediante la constancia y la paciencia. Si la persona empieza poco a poco involucrándose en conductas que benefician su salud es más probable que cambie su estilo de vida que si intenta introducir variaciones muy ambiciosas pero difíciles de mantener.

Ayuda a mantener el cerebro sano

La diabetes cuando no es debidamente tratada puede afectar negativamente a muchos órganos, entre ellos el cerebro. Las personas diagnosticadas con esta enfermedad tienen más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) ya que los vasos sanguíneos se deterioran con más rapidez.

La práctica regular de deporte ayuda a mantener la salud del cerebro. Tiene efectos positivos sobre las neuronas que componen este órgano y sobre los vasos sanguíneos que lo nutren. Por ello, el ejercicio físico es un buen tratamiento para tener un cerebro bien oxigenado y estimulado capaz de resistir el daño producido por la enfermedad.

Ilustración de un cerebro entrenado para mejorar la salud
Los hábitos saludables mejoran la salud cerebral.

Que la diabetes sea un motivo más para practicar deporte

Las investigaciones sobre diabetes y deporte coinciden en que llevar un estilo de vida activo es un pilar fundamental para controlar y prevenir la enfermedad. Por ello, en el caso de las personas diabéticas la práctica de ejercicio debería ser diaria, combinando entrenamiento de resistencia y de fuerza. 

Ser diagnosticado con una enfermedad crónica es un mazazo para la persona. Pero esto no tiene que verse como un revés, sino como una oportunidad para emprender cambios que mejoren el bienestar de uno mismo. La diabetes correctamente monitorizada no tiene porqué limitar la vida de una persona.

Te podría interesar...
Diabetes y deporte, ¿cómo se relacionan?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Diabetes y deporte, ¿cómo se relacionan?

La diabetes es una de las enfermedades metabólicas más frecuentes. El deporte podría jugar un papel fundamental en su tratamiento y prevención.



  • Hernández Rodríguez, J., y Licea Puig, M. E. (2010). Papel del ejercicio físico en las personas con diabetes mellitus. Revista cubana de endocrinología, 21(2), 182-201.