¿Cómo cumplir los objetivos para un nuevo año?

Pensar en los objetivos para el año nuevo es algo tan común que se ha convertido en tradición. Para que estos perduren en el tiempo y produzcan un cambio significativo, es necesario tener en cuenta unos aspectos.
¿Cómo cumplir los objetivos para un nuevo año?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 01 enero, 2021.

Última actualización: 01 enero, 2021

Es una costumbre muy extendida establecer objetivos para un año nuevo. Cada año es una oportunidad para emprender el cambio de aquellos aspectos que menos gustan de uno mismo.

La ilusión de empezar un nuevo año junto con la motivación por el cambio puede llegar a ser muy energizante. Sin embargo, esa energía se disipa rápido si no se establece un plan adecuado para cumplir los objetivos.

A la hora de establecer objetivos para un nuevo año, hay que tener bien claro qué es lo que se quiere conseguir y cuándo. Los grandes enemigos que obstaculizan el cumplir las metas son la falta de especificidad y planificación. Ya seas deportista profesional o simplemente si te gusta llevar una vida sana, te contaremos cómo cumplir los objetivos para un nuevo año.

Sé específico con los objetivos del nuevo año

Los propósitos de año nuevo más comunes como «perder peso» o «dejar de fumar» tienen muy buena intención, pero la forma de plantearlos hace que sea difícil establecer un plan de acción o comprobar en qué medida se están cumpliendo.

El primer paso para establecer buenos propósitos de año nuevo es plantear objetivos específicos y detallados. Esto significa que en el propio enunciado se tenga información acerca del qué, cuánto y cuándo.

Es decir, en lugar de proponerse un objetivo vago como «mejorar la figura», lo correcto sería establecer parámetros o variables concretas como conseguir una composición corporal con un 18 % de grasa corporal en 5 meses.

Entrenador colaborando en la planificación de la rutina.

Establece criterios o instrumentos de medida

Una vez que se tiene detallado el objetivo que se quiere conseguir, el siguiente paso es escoger maneras de medirlo. Esta es la única forma de tener información sobre los avances, y así poder modificar las metas en función del ritmo de progreso.

Para escoger instrumentos de medida adecuados, hay que tener en cuenta dos variables: la fiabilidad y la validez. La fiabilidad se refiere a que el instrumento dé una marca con el mínimo error posible. Una báscula bien calibrada, una cinta de medir en buen estado o informes realizados por profesionales son muestras de instrumentos de medida fiables.

Por otro lado, la validez significa que aquel instrumento que hemos escogido es el idóneo para medir la variable que nos interesa. Por ejemplo: si la variable es la pérdida de grasa, una báscula convencional da información acerca del peso, pero no del porcentaje de grasa. En este caso, sería más adecuado utilizar un plicómetro para calcular los pliegues subcutáneos.

Sé consciente de tus capacidades y límites

Uno de los errores más frecuentes a la hora de establecer objetivos de año nuevo es querer ir más allá de lo que uno puede dar. Los objetivos muy ambiciosos son los más propensos a producir falta de motivación con el tiempo, y por tanto, más abandono.

Graduar la dificultad de los objetivos no es tarea sencilla. Por una parte, tienen que suponer un cierto reto y resultar lo suficientemente atractivos para que la persona se movilice. Por otra, no pueden ser demasiado difíciles porque desmotivan y es poco probable que se mantengan en el tiempo.

En relación con la idea anterior, un estudio realizado por profesionales la Universidad de Murcia afirma que uno de los pilares del establecimiento de objetivos es que estos sean desafiantes pero realistas, según las capacidades de cada persona.

Temporaliza los objetivos para un nuevo año

Mujer planificando la dieta y los objetivos para un nuevo año.

El último paso para establecer buenos propósitos de año nuevo es limitarlos a un periodo de tiempo concreto. Esto significa que no basta con decir qué se quiere, sino en cuánto tiempo se tienen que notar los resultados.

La temporalización es una cualidad que afecta al resto de variables. Un objetivo puede ser realista o improbable en función del tiempo que se le asigne. Correr 10 kilómetros sin parar en media hora es un objetivo muy difícil si nunca se ha trabajado la resistencia aeróbica.

La forma más sencilla de temporalizar los objetivos es revisarlos semanalmente. Escoge un día de la semana para comprobar qué objetivos has cumplido y cuáles debes reformular para procurar que se cumplan la próxima semana.

Empieza el año con nuevos hábitos saludables

Pocas cosas son tan gratificantes como demostrarse a uno mismo que puede alcanzar los objetivos propuestos. Además, la consecución de metas es un estímulo potente que refuerza plantearse nuevos propósitos.

Por último, es importante hacer énfasis en la flexibilidad de los objetivos. Los objetivos no deben ser vistos como algo impuesto, sino que se debe disfrutar el proceso de cambio y mejora personal. Si tienes todo esto en cuenta, el éxito está garantizado.

Te podría interesar...
Consigue tus objetivos fitness siguiendo estos pasos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Consigue tus objetivos fitness siguiendo estos pasos

Para conseguir los objetivos fitness que nos propongamos, hay muchas acciones a llevar a cabo. Lo primero es un cambio de hábitos. ¿Qué debemos hac...



  • Campos, G. G., López, M. R., y Vázquez, C. C. (2018). Evaluación de un programa motivacional de establecimiento de objetivos para la optimización del rendimiento en deportistas de alto nivel: una aproximación cualitativa. Cuadernos de Psicología del Deporte, 18(3), 12-25.