14 soluciones efectivas para eliminar los ácaros de tu hogar

Para eliminar los ácaros existen algunas fórmulas caseras elaboradas a partir de ingredientes naturales con potencial acaricida.
14 soluciones efectivas para eliminar los ácaros de tu hogar

Última actualización: 09 agosto, 2022

Eliminar los ácaros del hogar puede ser una preocupación constante para muchas personas, sobre todo quienes son alérgicos al polvo. Y es que a menudo se asocia la presencia de tales bichos con síntomas respiratorias, oculares o cutáneas, que se manifiestan sin otra razón aparente.

Como se sabe, estos son unos pequeños microorganismos, pertenecientes a la familia de los arácnidos. Se reproducen en grandes cantidades en ambientes húmedos, cálidos y con poca ventilación.

Si bien no siempre ocasionan problemas, la limpieza general ayuda a eliminarlos, pero solo en parte. Pero en ocasiones es necesario utilizar productos especiales para complementar la tarea.

Por otra parte, también existen soluciones de origen natural que te ayudarán a eliminar los ácaros de tu hogar. Te explicamos en detalle cuáles son las mejores opciones, para que no dudes en aplicarlas.

Qué son los ácaros y dónde se esconden

Los ácaros son unos pequeños artrópodos. Están emparentados con las arañas; de hecho, se les considera una subclase dentro de los arácnidos. Son sumamente pequeños, lo que los hace imperceptibles a simple vista: miden cerca de 0,2 milímetros.

Debido a ello, se pueden ocultar en cualquier parte, desde una colcha o una alfombra, hasta el mantel de la mesa, unos libros. Incluso, tenemos ácaros en la piel y el cuero cabelludo, aunque no nos damos cuenta.

En cuanto a sus hábitats, prefieren los ambientes donde hay una temperatura cercana a los 25 ° C y con una humedad relativa algo alta (entre 60 y 80 %). Además, les gustan los tejidos naturales, no los sintéticos; así como otros elementos de origen orgánico, por ejemplo el papel y el cartón.

Problemas ocasionados por los ácaros

Es oportuno acotar que los problemas ocasionados por los ácaros son por causa, más específicamente, de una sustancia presente en sus excrementos. Aunque no afectan a la mayoría de las personas.

Sin embargo, quienes son alérgicos suelen sufrir malestares, desencadenándose diversos síntomas cutáneos y respiratorios, tales como: estornudos, congestión nasal, conjuntivitis, rinitis o asma bronquial, entre otros.

Y si bien esto puede suceder en cualquier época del año, es en verano, al aumentar la temperatura y la humedad, cuando los ácaros más suelen proliferar.

Cómo eliminar los ácaros de tu hogar

Además de la limpieza y el uso de productos especiales, hay algunas alternativas naturales que pueden ser la solución efectiva para eliminar los ácaros de tu hogar. Veamos.

1. Bicarbonato de sodio y aceite esencial del árbol del té

La mezcla de bicarbonato de sodio con aceite esencial de árbol de té es una de las opciones que puedes implementar para combatir los ácaros que se reproducen en los colchones y almohadas.

Las propiedades de estas sustancias alteran el ambiente que necesitan dichos microorganismos para proliferar y, además, neutralizan el mal olor que se genera por la humedad.

Ingredientes

  • 1 taza de bicarbonato de sodio (150 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un recipiente y mézclalo con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de uso

  • Rocía el producto sobre los elementos que deseas limpiar (por ejemplo, el colchón) y déjalo actuar durante una hora.
  • Pasado este tiempo, frota la solución con un cepillo y retira los excesos con una aspiradora manual.
  • Realiza la desinfección, por lo menos, una vez al mes.

2. Vinagre blanco

Los ácidos orgánicos que contiene el vinagre blanco hacen que sea un producto para limpieza ecológica. Sus compuestos ayudan a desinfectar las superficies y, tras facilitar la eliminación del polvo, reducen la presencia de ácaros.

Ingredientes

Preparación

  • Combina el vinagre blanco con una parte igual de agua y almacénalo en un frasco con rociador.

Modo de uso

  • Esparce la solución por todas las áreas donde veas polvo y déjalo actuar 3 o 5 minutos.
  • Retira los excesos con un paño para dejar la superficie limpia.
  • Si gustas, aplícalo sobre el colchón y déjalo ventilar varias horas.
  • Repite su uso hasta 2 veces a la semana.

3. Alcohol y aceites esenciales

Para eliminar los ácaros puede usarse el alcohol etílico
El alcohol es ampliamente utilizado en muchos contextos en el hogar. Para eliminar los ácaros es especialmente efectivo.

Con el alcohol que tienes en tu botiquín puedes preparar tu propio remedio insecticida para eliminar los ácaros y desinfectar tu hogar. Basta con combinar este ingrediente con algunos aceites esenciales antibacterianos, para acabar estos y otros microorganismos.

Ingredientes

  • ½ taza de alcohol etílico (125 ml)
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
  • 20 gotas de aceite esencial de eucalipto

Preparación

  • Incorpora el alcohol en una botella con atomizador y, enseguida, mézclalo con el aceite esencial de limón y el aceite de eucalipto.

Modo de uso

  • Agita el producto antes de usar y rocíalo sobre las camas, edredones, almohadas y todo tipo de elementos que suelen infectarse con ácaros.
  • Úsalo también sobre las superficies donde notes acumulación de polvo.
  • Inclúyelo de forma habitual en tus tareas de limpieza.

4. Anís, clavo y lavanda

Combinando las propiedades del anís con clavo y lavanda podemos obtener un desinfectante 100 % ecológico. Es ideal para remover el polvo y dejar un aroma agradable en los espacios más cerrados de la casa.

Se recomienda su uso en el dormitorio y los muebles, ya que acaba con los microorganismos que producen alergias y malos olores.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de anís (20 g)
  • 1 cucharada de clavos de olor (10 g)
  • 3 cucharadas de flores de lavanda (30 g)

Preparación

  • Pon la taza de agua en una olla y agrégale el anís, los clavos y la lavanda.
  • Hierve todo durante 3 o 5 minutos y, luego, tápalo hasta que alcance temperatura ambiente.
  • Cuela el líquido y envásalo en una botella con rociador.

Modo de uso

  • Aplica la solución sobre la cama, las almohadas y los espacios más expuestos a la proliferación de ácaros.
  • Repite su aplicación 2 veces a la semana.

5. Mantener la humedad a raya

Complementa la acción de los productos antes mencionados con algunas medidas para eliminar los ácaros de tu hogar, las cuales puedes sumar a la rutina de limpieza y mantenimiento.

Tomando en cuenta que los ácaros se rehidratan con la humedad del ambiente, una manera efectiva de combatirlos es instalando un deshumificador. Aparte de esto, hay diversas medidas naturales para controlar la humedad, utilizando bicarbonato, vinagre o sal.

Es importante señalar que los ácaros son muy sensibles a la deshidratación y no tienen capacidad para ingerir agua, excepto la que obtienen a través de los alimentos. Así que la meta es mantener la humedad relativa por debajo del 45 %.

6. Limpiar el colchón y las almohadas

Si lograrás ver en un microscopio el colchón, tal vez lo pensarías dos veces antes acostarte. Por ello, aspirar exhaustivamente toda la cama y utilizar fundas antiácaros es una solución práctica y efectiva.

Otra opción es mezclar una cucharada de detergente con un litro de agua fría hasta crear bastante espuma. Luego, aplicar con una esponja sobre la superficie de la cama. Dejar que seque al sol o utilizar un secador de pelo.

7. Abrir puertas y ventanas

Ventilar las habitaciones y demás espacios es otra de las medidas que se deben tomar para eliminar los ácaros de tu hogar. Para ello, en la medida de lo posible hay que abrir puertas y ventanas, a cada lado, hasta lograr la ventilación cruzada. Hacer esto por espacio de una media hora, al menos, cada día es fundamental.

8. Elimina el polvo

Limpiar el polvo es otra buena medida para eliminar los ácaros de tu hogar. Utiliza un paño húmedo para que al asear las superficies no se esparzan y floten las heces de estos bichos.

Si tienes un aspirador, esta tarea puede resultar mucho más efectiva. Pero no uses sacudidor. Mucho menos si tienes alergia. Además, así solo lograrás que el polvo se deposite en otros lugares.

9. Lavar las sábanas y fundas

Para eliminar los ácaros pueden lavarse las sábanas
Tener unas sábanas limpias impide la permanencia y proliferación de los ácaros en los dormitorios y la ropa.

Debes cambiar las sábanas y fundas de almohadas una vez a la semana. Y al lavarlas, hacerlo a una temperatura de 60 °C. El agua fría no los elimina, pero se reducen, si se aumenta el número de aclarados a cuatro.

10. Evitar las alfombras

Las alfombras son decorativas, pero para los ácaros son un sitio de especial prevalencia, por la humedad o por el material con que esté fabricada. Evita las de lana u otros tejidos naturales, de pelo grueso o largo. Si te decides a tenerlas, que sean de materiales lavables y en todo caso recuerda aspirarlas con frecuencia.

11. Cuidado con los peluches

Aunque parezcan lindos y tiernos, hay que tener cuidado con los peluches, ya que no solo les encantan a los niños, sino a los ácaros. Preferible no tenerlos, o reducir la cantidad y mantenerlos con cobertores plásticos. También se deben limpiar cada cierto tiempo, con bicarbonato y un cepillo.

12. Zapatos afuera

Aunque no lo creas, este también puede ser uno de tantos problemas que llegan al hogar a través de los zapatos. Por ello, otra recomendación importante a tener en cuenta para reducir los ácaros es disponer un espacio al entrar donde descalzarse.

13. Bañar a tu mascota

Bañar tu mascota hasta dos veces por semana es imprescindible para controlar la proliferación de estos artrópodos. Cepíllala y mantenle una dieta que le permita una piel hidratada.

Que se suba a las camas o los muebles en algunos casos será inevitable, pero considera que si la batalla es contra esos microscópicos huéspedes, tu mascota es un activo portador.

14. Matenimiento de aires acondicionados

Otros espacios donde suele acumularse polvo y humedad, y por consiguiente ácaros, son los ductos, rejillas y filtros del aire acondicionado. Debes hacerles mantenimiento, lavándolos y limpiándolos con regularidad.

¡Haz la prueba y despídete de los ácaros!

¿Sufres estornudos, picazón en los ojos y congestión? Si no consigues controlar los síntomas de las alergias que te aquejan, es probable que estén invadiendo tu hogar. Prepara alguna de las soluciones mencionadas para eliminar los ácaros y comienza a disfrutar de un entorno más limpio.

Te podría interesar...
Cómo evitar problemas con los ácaros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo evitar problemas con los ácaros

Te explicamos algunos consejos para evitar problemas con los ácaros. Te serán de gran ayuda en caso de que padezcas de episodios de alergia.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.