5 beneficios de la luteína para tus ojos

Okairy Zuñiga·
16 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
29 Enero, 2019
La lutenía es una vitamina que ayuda a prevenir y tratar afecciones oculares. También, retrasa la degeneración macular y favorece la vista. Por ello, es importante tomar suplementos o alimentos que contengan esta importante vitamina.

La vista es uno de los sentidos más apreciados, por lo que cuidar la salud de tus ojos debe ser una prioridad. Si has pensado en esto, es probable que ya hayas escuchado hablar de la importancia de la luteína para tus ojos. Pero, ¿realmente sabes cómo ayuda este elemento a tu salud ocular?

De no ser así, sigue leyendo que aquí te lo diremos. Y es que usualmente tomamos suplementos para mejorar nuestra salud, sin saber realmente cómo actúan o cómo nos benefician.

Beneficios de tomar luteína para tus ojos

Por supuesto que sí. Es muy importante que te asegures de tomar un poco de luteína cada día. A medida que envejecemos, los factores ambientales dañan los ojos. Elementos como la exposición al sol y la formación de radicales libres pueden ocasionar daño macular o cataratas. A parte de estos factores externos, está el riesgo de enfermedades familiares como el glaucoma.

Como resultado, al tomar un suplemento de luteína reduces el riesgo de padecer estos problemas, a la vez que mejoras tu visión considerablemente. A continuación te ofrecemos las principales características de este compuesto químico.

El sentido de la vista

Visita este artículo: Fatiga visual digital: cómo nos afectan las pantallas

1. La luteína contrarresta la degeneración macular

Para empezar, el principal beneficio que tiene la luteína para tus ojos es que, al consumirla diariamente, podrás prevenir o retrasar el avance de la degeneración macular. Es importante recordar que la mácula es una pequeña área del ojo responsable de la visión central. Esta se encarga de que puedas ver los detalles más finos.

Ten en cuenta que la mácula se ve afectada conforme pasan los años y puede perder su función gradualmente. El resultado de esto es que con el tiempo puedes tener problemas para ver bien de lejos o elementos muy pequeños.

2. Ayuda a prevenir las cataratas

Como indica el Manual MSD, las cataratas son otro de los problemas comunes de la vista. Suelen aparecer con el paso de los años y de forma gradual. Básicamente, se trata de una opacidad del cristalino del ojo. El cristalino es la lente natural que está entre la pupila y el iris.

Por lo tanto, otro de los beneficios de la luteína es que previene y trata las cataratas, una de las razones por las que es importante tomar una dosis diaria de este compuesto.

3. Mejora la capacidad funcional de tus ojos

La luteína no solo ayuda a prevenir y tratar ciertos problemas, sino que también mejora la función ocular. Esto significa que si no has presentado ningún problema de la vista hasta ahora, podrás evitarlos por un buen tiempo.

“El papel fundamental de la luteína y la zeaxantina es evitar la formación de radicales libres y de moléculas oxidativas, que son las causantes de los daños en las membranas de las células de los tejidos oculares” informa la a División de Alimentos y Medicinas del Departamento de Agricultura de Carolina del Norte.

¿No lo sabías? Lee: Por qué son importantes los antioxidantes

4. Disminuye las posibilidades de desarrollar glaucoma

El glaucoma ocurre como consecuencia del aumento de la presión ocular. Normalmente, en casi todos los tipos de glaucoma, el sistema de drenaje del ojo se obstruye impidiendo que el fluido intraocular pueda drenarse. Esta acumulación provoca el aumento de presión en el interior del ojo, lo que provoca daños al nervio óptico. Estos daños al nervio óptico conllevan la pérdida de la visión.

Es posible que ya hayas desarrollado esta enfermedad, pero no tienes que conformarte pues no todo está perdido. Con el tratamiento adecuado, puedes vivir toda tu vida sin que avance la enfermedad. Y si tomas luteína, el riesgo se reduce considerablemente.

5. Mejora tu vista cuando hay poca luz

¿Has escuchado sobre la ceguera nocturna? Este es un problema que implica una falta de capacidad visual para ver de noche o con poca luz. Según estudios, integrar fuentes de luteína a una dieta balanceada puede favorecer la salud de la retina. Por consiguiente, esto es importante para evitar estas molestias.

Si has notado que tienes dificultad para ver de noche o con poca luz, es aconsejable que tomes luteína, ya que ayuda a enfocar y ver mejor elementos pequeños.

¿Cuánta luteína debes consumir? ¿Cuáles son las mejores fuentes de luteína?

Tostada de huevos cocidos con aguacate.

En realidad, no existe una dosis recomendada de luteína. Sin embargo, para los distintos problemas de la vista, se podría aconsejar lo siguiente:

  • 6 miligramos de luteína al día si no tienes ningún problema visual diagnosticado.
  • 12 miligramos de luteína al día para combatir la degeneración macular.
  • 15 miligramos de luteína al día para combatir las cataratas.

Como siempre, la naturaleza te puede ayudar a obtener los nutrientes necesarios, en este caso la luteína. Los mejores alimentos para ello son los siguientes:

  • Uvas.
  • Maíz.
  • Kiwi.
  • Espinacas.
  • Calabacines.
  • Yema de huevo.
  • Jugo de naranja.
  • Distintas variedades de calabaza.

En caso de que consideres que no consumes suficiente luteína, pregúntale a tu médico de cabecera si podrías tomar un suplemento diario. Una vez te dé su autorización, asegúrate de que el elegido contenga al menos 10 miligramos de luteína. Esta cantidad será suficiente.

Batido con alto contenido de luteína

Si eres un amante de los batidos matutinos, prueba el siguiente para mantener una buena vista. Eso sí, ten en cuenta que deberás combinar este batido con una alimentación equilibrada y otros buenos hábitos de vida para que puedas notar verdaderos beneficios. Por sí solo, el batido no será suficiente para cuidar tu salud visual.

Toma una taza de espinacas (previamente lavadas y escurridas) y llévalas a la licuadora junto con un vaso de jugo de naranja recién exprimido y un kiwi (previamente pelado) y procesa todo hasta homogeneizar. Una vez listo, sirve y disfrútalo al momento. Puedes añadirle unos cubitos de hielo para hacerlo más refrescante.