Busca ayuda para su esposa en estado vegetal y dedica su vida a cuidarla

Amar es cuidar, y eso es lo que hace David Cesar con Bruna de Sousa. Conoce la historia de esta joven brasileña.
Busca ayuda para su esposa en estado vegetal y dedica su vida a cuidarla

Escrito por Génesis Romero, 01 septiembre, 2021

Última actualización: 02 septiembre, 2021

Hay situaciones que dan un giro de 180 grados a nuestras prioridades. La vida nos puede cambiar en cuestión de segundos y algo que lo demuestra es la historia de la brasileña Bruna de Sousa, una joven de 26 años que actualmente se encuentra en estado vegetativo y que recibe los cuidados de su pareja. Conoce cómo se transformaron las dinámicas y condiciones de vida de este matrimonio.

Hombre dedica su vida a cuidar a su esposa

David ha pasado dos años esforzándose a diario para brindarle a su esposa los cuidados que necesita. De la manera más sorpresiva, Bruna tuvo convulsiones mientras compartía un tiempo con su pareja viendo televisión. Lo que comenzó como un malestar, en minutos se convirtió en un diagnóstico grave.

En palabras de David Cesar para el sitio Razões para Acreditar, el estado de salud de su esposa tuvo un cambio radical. “En cuestión de 3 minutos perdió todos los signos vitales. Corrimos al hospital, a los 25 minutos lograron reanimarla, pero estuvo mucho tiempo sin oxígeno”, relató.

Finalmente, todo se habría tratado de un paro cardiorrespiratorio, una condición que dejó secuelas permanentes en la paciente. Algunas de las consecuencias de esto son la alienación mental, sumado a que es alimentada por medio de una sonda. No obstante, la afección no intervino en las funciones más básicas del sistema nervioso.

El problema es que quienes sufren este trastorno no son capaces de percibir lo que pasa a su alrededor ni en sí mismos. Por este motivo, Bruna requiere de atención a tiempo completo y David es quien se ha encargado de cuidarla desde el 2019, cuando todo comenzó.

Cuidados en casa y la intervención del especialista

Aunque Bruna de Sousa permanece en su hogar siendo atendida por David Cesar, la revisión y estudios de los especialistas es muy necesaria en su caso. Así es como se ha mantenido a lo largo del tiempo, recibiendo el apoyo de los médicos y con tratamientos de medicinas costosas.

Para adquirir este tipo de medicamentos, el esposo de Bruna ha recaudado fondos por una suma aproximada de 28 mil dólares, pues él prácticamente está desempleado para poder atenderla en casa. Mientras viven de las donaciones económicas, los abogados voluntarios de la paciente se encuentran trabajando para lograr su jubilación.

Pero además de esto, hay un objetivo claro: conseguir un medicamento elaborado en Canadá. Y es que de acuerdo a la investigación y colaboración de un grupo de neurólogos, dieron con esta alternativa positiva para la salud de Bruna. Se requerirían 3 años de tratamiento con esta opción y, adicionalmente, acudir a fisioterapia para obtener avances significativos.

En la actualidad, David Cesar se encontraría enfocado en recaudar alrededor de 19 mil dólares para pagar el tratamiento canadiense que promete una mejor calidad de vida para su esposa. Cientos de familias en el mundo atraviesan por situaciones similares, luchan y hacen todo lo posible para ayudar y cuidar a quienes padecen alguna enfermedad, trastorno o afección. De nuestra parte queda la decisión de apoyar a quien podamos de acuerdo a nuestro alcance.

Te podría interesar...
Traumatismo craneoencefálico, ¿en qué consiste?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Traumatismo craneoencefálico, ¿en qué consiste?

El traumatismo craneoencefálico es una importante causa de muerte en la actualidad. En este artículo te explicamos sus principales causas y consecu...



  • Domínguez Roldán, J., Domínguez Morales, M., & León Carrión, J. (2001). Coma y Estado vegetativo: aspectos médico legales. Revista Española de Neuropsicología.
  • Ruscalleda, J. (2014). Estado vegetativo persistente. Aspectos clímicos. Medicina Intensiva. Recuperado el 01 de septiembre de 2021, de: https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/S0210-5691(04)70033-9