¿Cómo hacer una maceta colgante casera para tus plantas?

Decorar los espacios exteriores o interiores de tu casa nunca había sido tan sencillo. ¡Aprende a realizar tu propia maceta colgante casera para tus plantas!
¿Cómo hacer una maceta colgante casera para tus plantas?

Escrito por Patricia Sofia Jimenez Blanco, 17 marzo, 2021

Última actualización: 17 marzo, 2021

Las plantas son un elemento que deberías incluir en tu hogar, ya que aportan vida y color a los espacios. Sin embargo, es importante tener un lugar donde colocarlas para que luzcan. ¿Qué te parecería hacer una maceta colgante casera?

No requieres de una amplia cantidad de materiales o experiencia para crear tus propias macetas. Por el contrario, puedes hacerlas con la ayuda de elementos reciclables para darles otro uso.

Uno de los aspectos más sobresalientes de estas elaboraciones es que no requieren de un gasto de dinero considerable. Con unos cuantos materiales, tendrás tus maceteros para colgar en cualquier área de tu casa, ya sea en interior o en exterior.

¿Cómo hacer tu propia maceta colgante casera?

Helecho para decorar el hogar en maceta colgante.
Las macetas colgantes pueden disponerse en ambientes variados para que los helechos aporten su gracia al lugar.

Realizar tu propia maceta colgante casera es la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a tu imaginación. Busca en tu casa elementos que puedas reciclar y ponte manos a la obra.

Materiales necesarios

  • Recipientes reciclados: frascos de vidrio, vasos de yogur, envases de plástico, etc.
  • Cuerda o cordel: algodón, nailon, cáñamo.
  • Plantas.
  • Arena para el drenaje de las plantas.
  • Tierra para macetas.
  • Tijeras.
  • 1 gancho.

Paso a paso

  1. Agarra el cordel o cuerda y córtala en 8 longitudes iguales. Como referencia, puedes hacerlas de entre 60 a 85 centímetros. Todo depende del tamaño del recipiente.
  2. Anuda todos los extremos de las cuerdas, hasta tener un gran nudo en una de las bases.
  3. Extiende las cuerdas sobre una superficie plana y divide las 8 que cortaste en 4 pares.
  4. Anuda cada par a 7 centímetros de la base.
  5. Toma los dos extremos (derecho e izquierdo) y átalos para completar el círculo.
  6. Continúa anudando de 5 a 10 centímetros por encima de su primera fila de nudos. Recuerda que las distancias dependen del ancho del contenedor.
  7. Sigue con el procedimiento: anuda dos hilos de filas alternas de manera que su segunda fila de nudos consista en el par de hilos opuestos.
  8. No olvides tomar los dos extremos sobrantes y anudarlos luego de cada fila para completar el círculo.
  9. Prueba el tamaño de tu maceta colgante casera. Para ello, colócala sobre el contenedor que hayas escogido.
  10. En caso de que lo desees, puedes añadir nudos extra.
  11. Ahora es momento de iniciar la plantación. Para ello, en el fondo del contenedor agrega una capa de arena y, después, coloca una capa de tierra para macetas.
  12. Introduce la planta que hayas seleccionado y termina de llenar con tierra.
  13. Inserta en el colgador el recipiente con la planta dentro. Tira suavemente de forma vertical.
  14. Realiza un nudo final en el otro extremo del colgador.
  15. Agrega un gancho para que se pueda colgar en donde desees.

6 ideas de maceteros colgantes con materiales reciclados

Una vez que te animes a intentarlo, verás que realizar una maceta de este tipo es muy sencillo. Puedes experimentar con todo tipo de materiales. Por ejemplo, esta es la oportunidad perfecta para reciclar prendas, telas o elementos que ya no uses.

En consecuencia, te mostraremos un listado con algunas ideas de maceteros con materiales reciclados que tal vez no sabías. De esta manera, selecciona el modelo que más te guste o se adapte a tu estilo para tener en casa plantas colgantes.

Huerto urbano
Reutiliza latas, fracos y cualquier otro material que tengas en casa para crear tus macetas colgantes.

1. Macetero con una camisa vieja

Esta es una de las opciones más sencillas para crear tu propio macetero colgante, ya que incorpora materiales que tienes en casa. Lo único que se debe hacer es seleccionar una camisa que ya no utilices y cortar varias tiras.

A partir de las tiras, comienza a realizar nudos como en el ejemplo explicado antes y listo. Una buena idea es combinar tiras de diferentes colores, para así conseguir un diseño mucho más original.

2. Jardinera colgante de madera y cuerda

Si tienes un trozo de tronco de madera en casa, podrás elaborar una jardinera colgante sin problemas. La idea aquí es utilizar el tronco como base y sostenerlo con una serie de cuerdas para que se pueda colgar.

Haz unos pequeños agujeros en distintas áreas de la madera e introduce las cuerdas en cada uno. Posterior a ello, haz un nudo en la parte inferior. Cuelga tu pieza y coloca la planta de tu preferencia encima con su respectiva maceta.

3. Con un aro de bordado

Otro objeto que es posible que tengas en casa y aún no le hayas dado uso es el aro de bordado. Lo único que debes hacer es buscar un aro reutilizado del tamaño que quieras y conseguir una maceta que quepa dentro.

La idea es que pegues la maceta al aro para evitar que se caiga. Una vez hecho eso, introduce la planta que desees y cuélgalo. Es un adorno sutil, pero que sin duda marca la diferencia.

4. Jardinera flotante de neumáticos reciclados

Esta alternativa es una de las más recomendadas para exteriores. Si tu patio ha perdido vida o deseas aportarle un poco de creatividad, prueba con esta jardinera hecha de neumáticos reciclados.

Selecciona esa vieja llanta que tenías olvidada y cuélgala en un árbol. Posterior a ello, agrega las plantas que quieras. Además, puedes incluir algún adorno de exterior dentro de la llanta para que luzca mucho mejor.

5. Maceta colgante de bola disco

No todo el mundo tiene en su casa una antigua bola disco, pero si eres uno de los afortunados, no puedes pasar por alto la posibilidad de crear una maceta colgante con este elemento. Sin lugar a dudas, es un concepto que se ajusta a los que tienen estilos arriesgados.

El procedimiento consiste en dividir la bola en dos partes. Una de esas partes es la que servirá como maceta, por lo que debes hacerle dos agujeros a los lados para amarrar las cuerdas.

Cuando hayas puesto las cuerdas, cuelga tu creación y pon en su interior el tipo de planta que quieras. Es un concepto muy creativo y sirve para instalar dentro o fuera de tu hogar.

6. Con una tabla de madera

Por último, pero no menos importante, está la opción de una jardinera colgante elaborada con una tabla larga de madera. Si tienes a tu disposición una tabla de este tipo, puedes usarla como jardín colgante.

Solo debes hacer un círculo en la madera acorde al tamaño de la maceta de tu planta. Luego, hay que cortar dicha forma hasta tener un hueco. Utilizar una madera larga te permite realizar diferentes orificios e insertar en cada uno una planta.

Después de eso, asegúrate de hacerle dos agujeros en los extremos para amarrar las cuerdas que servirán de ayuda al momento de colgar tu creación. Al finalizar, ya podrás ubicar esta maceta donde quieras.

Pon manos a la obra

Hacer una maceta colgante casera para tus plantas es más fácil de lo que podías imaginarte. Solamente necesitas un poco de imaginación, creatividad y paciencia para llevar a cabo creaciones únicas y originales.

Recolecta los objetos que podrían serte útiles y recíclalos. Verás cómo disfrutas dándoles un nuevo uso. Al fin y al cabo, es bueno para el planeta y para la decoración de tu hogar. ¿Te apuntas?

Te podría interesar...
5 plantas para espacios con poca luz
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 plantas para espacios con poca luz

El vivir en un sitio con poca luz no tiene que hacernos que no tengamos plantas en casa, te contamos las mejores plantas de interior.



  • Escuelas idea sana Eroski. La importancia de reciclar. Fundación EROSKI (2006).
  • Plantas L. Clasificación de las plantas. (2011).
  • Barrionuevo V, Planchuelo A, Fuentes E. Evaluación de plantas nativas para decorar nuestros jardines. Agro Sur (2006).
  • Cabrera R. Propiedades, uso y manejo de sustratos de cultivo para la producción de plantas en maceta. Revista Chapingo Serie Horticultura (1999).