10 consejos para el mantenimiento del hogar que ayudarán a evitar inconvenientes

El adecuado mantenimiento del hogar permite preservar los elementos de la vivienda. Además, ahorra dinero al evitar la aparición de problemas complejos que requieran la contratación de un técnico.

Cuando surge una falla en la casa solemos contratar a un experto en electricidad, en plomería o en cerrajería que nos ayude a solventar el problema. Sin embargo, el adecuado mantenimiento del hogar evita inconvenientes complejos que requieran la presencia de técnicos.

Este mantenimiento del hogar consiste en la realización de actividades estratégicas orientadas a preservar los elementos de la vivienda (electrodomésticos, sistemas de ventilación e incluso la infraestructura). Dichas actividades se realizan con una frecuencia que puede ser diaria, semanal o semestral.

Asimismo, son tareas sencillas que no requieren de conocimientos técnicos ni de mucha cantidad de tiempo y dinero. ¿Te gustaría descubrir más información? Sigue leyendo.

¿Por qué es importante estar atentos al mantenimiento del hogar?

Aunque dedicar tiempo para el mantenimiento del hogar puede ser una tarea difícil, es necesario atribuirle la atención y la importancia que merece, puesto que su realización conlleva lo siguiente:

  • Contribuye a evitar gastos en reparaciones, a través de la solución de problemas pequeños.
  • Proporciona un entorno agradable y cómodo para la familia.
  • Prolonga la vida útil de los elementos internos y externos de la casa.

El mantenimiento interno de la casa incluye las paredes, los suelos, los mobiliarios, los electrodomésticos, las instalaciones eléctricas y las de fontanería. Por otra parte, el mantenimiento externo abarca el techo, las paredes y la jardinería.

Actividades de mantenimiento del hogar

Existen diversas tareas para el mantenimiento del hogar que incluyen la limpieza y la inspección de los elementos de la vivienda. A continuación te presentamos 10 actividades que no puedes pasar por alto para preservar tu casa.

Pintar una casa para su mantenimiento.
Las tareas de mantenimiento no son actividades complejas, sino todo lo contrario.

1. Realizar un presupuesto anual

El mantenimiento del hogar parte de una buena organización. Por lo tanto, es necesario que tu presupuesto anual incluya dinero destinado a las actividades rutinarias de la vivienda y a las posibles reparaciones que puedan surgir.

En caso de que tu vivienda sea nueva, los fondos pueden servirte a futuro para pagar los gastos elevados que amerite tu hogar, como la sustitución la unidad de la calefacción o del aire acondicionado.

Contar con un fondo monetario para el mantenimiento del hogar permite solucionar a tiempo los problemas que puedan surgir, sin necesidad de esperar a que la situación se agrave.

2. Mantener el techo limpio

Según un estudio de la Cámara Costarricense de la Construcción, limpiar y barrer el techo evita los empozamientos y filtraciones causadas por la acumulación de basura. De igual manera, el cuidado del techo beneficia a los sistemas de calefacción y refrigeración para que funcionen con más eficiencia.

Por lo tanto, la higiene es de gran importancia, tanto para el mantenimiento del techado como para los sistemas del hogar.

3. Desconectar aparatos eléctricos que no se usen

¿Sabías que los aparatos electrónicos conectados consumen electricidad aunque no los estés usando? Esto se debe a que la mayoría de los mismos cuentan con un temporizador que consume corriente.

Así pues, para ahorrar dinero en la factura mensual de consumo eléctrico y prolongar la vida útil de los aparatos electrónicos, se deben desconectar los que no se usen.

4. Sellar ventanas y puertas durante la lluvia

El agua puede causar deterioros en objetos de madera y en muebles. De modo que, cuando hay climas lluviosos, hay que cerrar las ventanas y las puertas para evitar inundaciones que puedan ocasionar graves daños en el hogar.

5. Asear los desagües para el mantenimiento del hogar

Las obstrucciones en los desagües impiden que el agua se desplace. Por ende, son un problema que requiere la presencia de un experto, lo que amerita un gasto monetario.

La limpieza frecuente de los desagües es una manera de ahorrar dinero y de evitar la acumulación de líquidos. Puedes usar un gancho de alambre o una herramienta especial para remover obstrucciones.

6. Limpiar el filtro de la secadora

Cuando usamos la secadora, la pelusa de la ropa queda adherida en el filtro. No obstante, la acumulación de las mismas puede desencadenar un incendio. Por lo tanto, es de suma importancia limpiarla a menudo para evitar una catástrofe.

7. Usar vinagre o bicarbonato de sodio en lavadoras

El exceso de cal en las lavadoras produce averías, obstruye las tuberías, acorta el uso del electrodoméstico y provoca un rendimiento deficiente.

Sin embargo, agregar vinagre blanco o una cucharada de bicarbonato de sodio en la cubeta funciona para limpiar y contrarrestar la aparición de cal en las lavadoras.

Descubre: 4 trucos de mantenimiento y limpieza de la lavadora

8. Revisar electrodomésticos, sistemas eléctricos y de fontanería

Otra actividad que es necesario mencionar es la revisión del funcionamiento de los electrodomésticos, así como de los sistemas eléctricos y de fontanería. Se realiza cada 6 meses con el motivo de prevenir accidentes y contener a tiempo posibles averías.

Limpieza de los electrodomésticos.
Los electrodomésticos necesitan una revisión frecuente para detectar problemas pequeños que pueden solucionarse antes de pasar a mayores.

9. Enjuagar el calentador de agua

Para eliminar cualquier mineral o suciedad en el sistema, el calentador de agua debe enjuagarse una vez al año. De igual manera, su higiene permitirá un funcionamiento eficiente y duradero.

10. Pintar la vivienda

Los elementos barnizados, los de metal (portones, barandas, cubiertas de techos) y la parte externa de la vivienda se debe repintar una vez al año en zonas de clima caliente. En cuanto a hogares de climas húmedos, un experto debe realizar una inspección previa para evitar desprendimientos o la aparición de hongos.

A diferencia de la parte externa, la interna se debe repintar cada 2 años. Con eso sería suficiente.

Conoce: 5 técnicas para pintar tu casa

Considera como prioridad el mantenimiento del hogar

Evita postergar la rutina de mantenimiento de tu vivienda, así que no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Aunque seas una persona ocupada, es indispensable destinar parte de tu tiempo a realizar estas actividades.

La frecuencia del mantenimiento permite identificar y solucionar problemas a tiempo, ahorrando dinero, protegiendo el valor de la casa y preservando los elementos internos y externos.

Para finalizar, es necesario mencionar que, a pesar de que realizar el mantenimiento uno mismo es más económico, no hay que descartar a los técnicos, puesto que en ocasiones son necesarios para resolver situaciones que escapan de nuestras manos.

  • Gómez Urrutia V, Jiménez Figueroa A. Corresponsabilidad familiar y el equilibrio trabajo-familia: medios para mejorar la equidad de género. Polis. 2015; 40: 1-18.
  • Berrocal Jiménez A. Clasificación de daños producidos por agentes de biodeterioro en la madera. Revista Forestal Mesoamericana Kurú. 2006; 4 (10): 54-62.
  • Moreira Romero A. Consideraciones actuales sobre ablandamiento del agua Dom. Cien. 2016; 2 (4): 334-345.