Descubre los beneficios de las vaporizaciones faciales

Para realizar las vaporizaciones faciales puedes utilizar aceites de diferentes aromas, según tus gustos. ¿Por qué se dice que ayudan a cuidar la piel? En este espacio te lo contamos y te decimos cómo hacerlas.
Descubre los beneficios de las vaporizaciones faciales
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 14 abril, 2020.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 03 abril, 2016

Última actualización: 14 abril, 2020

Una rutina completa de belleza se centra en limpiar, tonificar e hidratar la piel, así como en realizar alguna exfoliación y aplicar una mascarilla de vez en cuando. Sin embargo, en este artículo vas a conocer un nuevo tratamiento: las vaporizaciones faciales.

Puede que hayas oído hablar alguna vez de este método. Aunque no es tan popular como otros, podría suponer un  complemento para el cuidado y la hidratación del cutis.

No obstante, debe tenerse en cuenta que este tratamiento no es para todos. Consulta primero con tu dermatólogo, puesto que existen ciertas afecciones cutáneas, como la rosácea, que podrían empeorar al aplicarse el calor.

De la misma manera, es recomendable mantenerse a una distancia prudente del recipiente donde se realice la vaporización (unos 20 centímetros), ya que podría causar quemaduras si no se tiene cuidado. A continuación, vas a descubrir en qué consiste este sistema y cómo puedes hacerlo en casa.

¿Qué son las vaporizaciones faciales?

Para entender bien el proceso, puedes tomar como punto de partida las técnicas contra la congestión nasal. Este procedimiento consiste en inhalar el vaho para despejar las fosas nasales. En estos casos, suelen utilizarse vaporizaciones con menta o eucalipto, debido a su fuerte aroma.

Para las vaporizaciones faciales, el sistema es el mismo, pero los vahos no están dirigidos a eliminar la mucosidad, sino a limpiar y humedecer los poros de la piel. De hecho, algunos datos anecdóticos sugieren que podrían ser útiles para promover la producción de colágeno y elastina. Sin embargo, esto último no ha sido comprobado científicamente.

Lo que sí se ha observado en algunos estudios, como uno realizado por el Georgia Institute of Technology (Estados Unidos), es que al parecer favorecen la absorción de los productos para el cuidado de la piel. 

Existen aparatos para realizar estas vaporizaciones faciales de manera rápida y sencilla. No obstante, en este artículo descubrirás cómo hacerlas tú mismo, de manera casera y con utensilios que tengas en casa.

Prepara tus propias vaporizaciones faciales

Vaporizaciones faciales
Las vaporizaciones faciales humedecen la piel y ayudan a que las sustancias medicinales que se apliquen actúen con mayor facilidad.

¿Qué necesitas?

  • 1 litro de agua.
  • 5 cucharadas de plantas medicinales, según el tipo de cutis (50 g)
  • Una cazuela con tapa
  • Una toalla
  • Algodones para desmaquillar

¿Qué plantas puedes elegir?

Puedes escoger entre múltiples plantas, según tus gustos particulares. Hay quienes las eligen debido a su olor característico, mientras que otros se basan en las propiedades que se les atribuyen. Veamos a continuación algunas de las más populares.

Lavanda

Según sugiere este estudio realizado por un equipo del Western University of Health Sciences (California), la lavanda podría favorecer la relajación. Por ello, puedes aprovechar para realizar el vaho con esta planta en momentos en los que te sientas más nervioso o intranquilo.

Rosa de Damasco

Al igual que la lavanda, la rosa de Damasco podría contribuir a la relajación, tal y como expone la investigación de este equipo de la Mashhad University of Medical Sciences (Irán).De igual manera, contiene propiedades antiinflamatorias.

Eucalipto

El eucalipto tiene un aroma muy característico. Puedes aprovecharlo, como se mencionó antes, para descongestionar las fosas nasales y, por supuesto, para los vahos faciales.

Manzanilla

La manzanilla es muy fácil de encontrar y, además, podría funcionar como coadyuvante para la inflamación, como lo expone este estudio realizado por un equipo de la Case Western University (Estados Unidos).

Elaboración

Inhalar vapores faciales
Datos anecdóticos sugieren que las vaporizaciones faciales ayudan a mantener la piel limpia y saludable.

Una vez se tengan los ingredientes y utensilios listos, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Hierve el agua con las plantas medicinales.
  • Cuando llegue a ebullición, aparta la cazuela del fuego, tápala y déjala reposar 5 minutos.
  • Retira la tapa de la olla y, con cuidado de no quemarte, acerca tu rostro, siempre con los ojos cerrados.

Aplicación

  • La distancia adecuada, como se ha mencionado varias veces, es de unos 20 cm entre el vapor y el rostro.
  • Mientras haces las vaporizaciones faciales, cúbrete la cabeza con una toalla para que el vapor no se escape.
  • La duración máxima debe ser de unos 5 minutos.
  • Al terminar la vaporización, pueden pasarse unos algodones desmaquillantes por la cara, suavemente, para eliminar bien las impurezas extraídas.
  • Enjuaga con agua fría y utiliza una toalla limpia.
  • A continuación, puede aplicarse un tónico y la loción hidratante que se use de manera habitual.

Toma precauciones antes de llevar a cabo la vaporización

Como ya se ha mencionado, es importante consultar primero con el dermatólogo. Ante la falta de apoyo científico, esta técnica podría empeorar condiciones ya presentes en la piel, por lo que nunca está de más consultar con un especialista.

De la misma forma, procura mantener unas cuidados básicos diarios. Para tener un cutis sano y bonito, es imprescindible combinar una dieta sana y equilibrada con una buena rutina de limpieza. 

Te podría interesar...
¿Por qué es importante la rutina de limpieza facial?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Por qué es importante la rutina de limpieza facial?

A continuación, aprende más sobre cómo cuidar correctamente tu piel y porqué debes incluir un cepillo de limpieza facial en tu rutina.