Diente muerto: ¿qué es y por qué ocurre?

15 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa
Un diente muerto puede ser consecuencia de un golpe o de las caries. Entérate cómo reconocerlo, cómo se trata y qué puedes hacer para evitar este problema.

La presencia de un diente muerto es una situación que se puede dar en la boca y que, a veces, a simple vista no se detecta. Otras veces el elemento dentario puede tener una coloración diferente, presentar dolor o mostrar cambios en la encía, pero será un odontólogo quien realice el diagnóstico certero.

Los elementos dentarios están formados por tejidos duros (esmalte, dentina y cemento) que recubren y protegen el tejido blando interior que es la pulpa. En esta última se encuentran los vasos sanguíneos y las fibras nerviosas que hacen que el diente tenga vitalidad, pues lo mantienen irrigado y sensible.

Si la pulpa se lesiona y se daña, el aporte sanguíneo deja de llegar a la pieza dentaria y estamos frente a un diente no vital o diente muerto. El tejido pulpar necrótico es susceptible a sufrir infecciones o abscesos que pueden diseminarse.

La pieza dentaria se perderá si no recibe la atención odontológica de manera oportuna. Por ello, en este artículo te contamos por qué se producen los dientes muertos, cuáles son sus síntomas y cómo se los diagnostica. También cuáles son los tratamientos posibles y qué se puede hacer para evitar la necrosis pulpar.

¿Por qué se produce un diente muerto?

Como ya mencionamos, un diente muerto aparece cuando la pulpa dental sufre una lesión que daña su estructura y deja de recibir el aporte sanguíneo que lo mantiene vital. Este proceso de muerte pulpar puede suceder de manera rápida, en unos pocos días, o bien de forma más lenta, llevando meses o años.

Las lesiones a la pulpa pueden ser ocasionadas por dos situaciones de manera principal:

  • Procesos infecciosos: la caries es la causa más habitual de la muerte pulpar. Las bacterias van destruyendo el diente desde las capas más externas a las más profundas. Si el proceso avanza porque no se lo trata y llega a las cercanías de la pulpa se provoca la inflamación e incluso la infección de la misma. La destrucción de tejidos duros y el daño pulpar se suele acompañar de dolor intenso.
  • Traumatismos en la pieza dentaria: cuando un elemento dentario recibe un golpe por una caída, un accidente o una lesión deportiva, por ejemplo, los vasos sanguíneos que llegan al diente pueden romperse. Al cortarse el riego sanguíneo a la pulpa estaremos frente a un diente muerto.

Si bien estas son las causas más comunes, existen casos de dientes muertos por bruxismo severo o por reabsorción interna idiopática.

Caries dental como factor de riesgo para necrosis del diente.
Las caries pueden derivar en un diente muerto, además de la afección en sí que necesita atención.

Te puede interesar: ¿Quieres evitar la caries dental? Aplica estas 8 recomendaciones

Síntomas comunes

Identificar un diente muerto puede resultar difícil porque no presenta ninguna sintomatología evidente. Sin embargo, el cambio de color de la pieza dentaria y el dolor son algunos de los signos más comunes asociados a esta patología.

El cambio de tonalidad de la pieza dentaria se debe a la ruptura de los glóbulos rojos, como sucede en los hematomas. Se caracteriza por ser en un solo diente. Es decir, la pieza afectada tiene un color distinto respecto a los demás elementos de la boca. Se puede observar amarillo, marrón claro, gris o negro, siendo más notable a medida que pasa el tiempo y empeora la situación.

Otro síntoma asociado al diente muerto es la sensibilidad dentaria y el dolor. La intensidad puede ser desde leve a moderada o muy intensa.

Puede aparecer cuando la pulpa recién está empezando a morir y aún hay inflamación, o bien cuando se instala una infección y se ejerce presión desde dentro del diente sobre la membrana periodontal que lo rodea. En este último caso, el paciente también presenta hinchazón en las encías, mal aliento, pus y feo sabor en la boca.

¿Cómo se diagnostica un diente muerto?

El diagnóstico de diente muerto o necrosis pulpar la realizará el odontólogo en la consulta. El examen físico, bucal y radiográfico serán los que orienten al profesional para saber si está frente a una pulpa muerta.

Haber sufrido un golpe, notar cambios de color del diente o presencia de dolor, tener grandes cavidades de caries o empastes de gran tamaño son elementos que el odontólogo deberá considerar. Pero a veces no hay signos visibles y el profesional deberá recurrir a imágenes radiográficas para observar el estado del interior de la pieza y sus tejidos circundantes.

También puede ser útil hacer pruebas de respuesta a temperaturas extremas. Que el diente no responda al frío y al calor suele indicar que la pulpa está muerta.

Tratamientos disponibles para el diente muerto

Tratar un diente muerto lo antes posible es necesario para que la pieza dentaria tenga un mejor pronóstico y para evitar complicaciones. Como ya mencionamos, la infección de la pulpa es frecuente y la diseminación de las bacterias a piezas cercanas o a otras partes del cuerpo es una posibilidad.

Consultar de inmediato al dentista es la mejor solución, pero hasta que se realice el tratamiento definitivo puede que sea necesario aliviar los síntomas. Para contrarrestar el dolor se deben evitar las comidas y bebidas muy calientes y muy duras. El calor o la fuerza al morder empeoran la sintomatología.

El uso de antiinflamatorios para manejar el dolor y de antibióticos en los casos de infección pueden ser útiles. Pero su uso siempre debe estar indicado por un profesional de la salud. El paciente nunca debe automedicarse.

Frente a un diente muerto las posibilidades terapéuticas consisten en realizar un tratamiento de conducto o la extracción de la pieza dentaria. La elección dependerá de la situación clínica particular y el criterio del odontólogo.

Tratamiento de conducto o endodoncia

Permite mantener la pieza dentaria en la boca. El odontólogo realiza una apertura en el diente para acceder a la zona de la pulpa.

Con pequeños instrumentos elimina el tejido pulpar muerto y limpia el conducto. El espacio limpio se rellena y sella con un material especial. Luego se empasta la apertura por la que se trabajó.

En algunos casos es necesario colocar coronas o incrustaciones para devolver la anatomía perdida, sobre todo si la causa del diente muerto fue una gran cavidad de caries o empastes en mal estado. Por otro lado, luego del tratamiento el odontólogo puede sugerir realizar un blanqueamiento o la colocación de una carilla estética si había cambiado de color de manera muy notable.

Extracción dentaria

Cuando el diente muerto está demasiado dañado, hay mucha pérdida de tejido dental o presenta movilidad y la restauración no es una posibilidad, la extracción de la pieza es la solución. En la cirugía el odontólogo eliminará de manera completa el diente del hueso que lo aloja.

Existen varias posibilidades para reemplazar de manera artificial el elemento perdido. Colocar un puente, un implante o una dentadura postiza serán opciones que el odontólogo propondrá según el caso clínico y las posibilidades y necesidades del paciente.

Endodoncia para tratar un diente muerto.
La endodoncia o tratamiento de conducto es una alternativa con la que cuenta el odontólogo para tratar el diente muerto.

Prevención del diente muerto

A veces la muerte de un diente no se puede evitar, pero hay algunas conductas que pueden ayudar a disminuir su riesgo:

  • Higiene oral: practicar una buena higiene bucal, cepillando los dientes tres veces al día y complementando con enjuagues e hilo dental previene las caries.
  • Dieta sana: una alimentación variable y saludable, con baja ingesta de alimentos azucarados, también disminuye el riesgo de caries.
  • Visitas periódicas al odontólogo: tener consultas periódicas con el dentista ayuda a mantener la boca saludable. En el caso de que haya algún problema, el profesional los detectará de manera temprana para poder solucionarlos a tiempo.
  • Protección bucal: resguardar la boca con protectores bucales durante las prácticas de deportes de riesgo o de contacto puede evitar el traumatismo.

Lee también: 5 hábitos que te ayudarán a cuidar tu salud dental

Visitar al dentista para salvar el diente

Cuando un elemento dentario tiene mucha sensibilidad, duele de manera espontánea o al masticar, o tiene un color diferente a los demás, lo ideal es concurrir de inmediato al odontólogo. Que el paciente presente halitosis, haya recibido un golpe en la boca o tenga caries activas también son motivos para concurrir con prontitud al dentista.

Como se mencionó, estas situaciones están relacionadas a la presencia de un diente muerto. El tratamiento de esta afección debe ser lo más rápido posible, pues se puede complicar afectando a las demás piezas dentarias u otras partes del cuerpo. Asimismo, mientras antes se detecte el problema, más conservadora resultará la terapéutica.

  • COLONIA, LILIANA DEL PILAR CANCHE, et al. "Feecuencia de patologías pulpares en el CDFU Humberto Lara y Lara." (2018).
  • Rodríguez, Sara Angélica Vilchis, et al. "Necrosis pulpar con lesión periapical." Revista Mexicana de Estomatología 5.2 (2018): 18-23.
  • Regis, María Virginia. Conceptos actuales en el tratamiento de dientes jóvenes con necrosis pulpar. Diss. Universidad Nacional de Cuyo. Facultad de Odontología, 2017.
  • Moccelini, Bárbara Suelen, et al. "Pulp necrosis and crown discoloration: a systematic review and meta‐analysis." International journal of paediatric dentistry 28.5 (2018): 432-442.
  • Covo Morales, Eduardo Enrique, et al. "Temas selectos en endodoncia." (2017).
  • Castillo-Guarnizo, Zulema. "BLANQUEAMIENTO DENTAL INTERNO. REPORTE DE UN CASO." Odontología Activa Revista Científica 3.3 (2018): 57-62.
  • Paredes Alcocer, Lissethe Jessica. Eficacia del blanqueamiento interno en dientes no vitales a base de Opalescence Endo: reporte de un caso Clínico. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología., 2019.
  • Bucchi, Cristina. "Tratamiento del Diente Permanente Necrótico. Un Cambio de Paradigma en el Campo de la Endodoncia." International journal of odontostomatology 14.4 (2020): 670-677.
  • Peláez, Proaño, and Marcel Stuardo. Causas de exodoncia en pacientes adultos atendidos en el quirófano de la Facultad de Odontología de la Universidad de las Américas. BS thesis. Quito: Universidad de las Américas, 2016., 2016.
  • Gavilanez Carrera, Lisseth Pamela. Principales causas de exodoncia en pacientes adultos jóvenes entre los 34 y 44 años de edad que acuden al centro de salud Mocha, Tungurahua. BS thesis. 2019.