8 errores que se suelen cometer en el diseño de interiores

Para ser un gran decorador no solo basta con saber qué hacer. A veces es más importante conocer qué se debe evitar. ¡Aprende sobre los errores más comunes!
8 errores que se suelen cometer en el diseño de interiores

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 26 febrero, 2021

Última actualización: 26 febrero, 2021

A veces compramos objetos para el hogar que después no encajan. Por ello, te explicaremos 8 errores en el diseño de interiores que se cometen con frecuencia para que puedas prevenirlos o corregirlos.

Todos deseamos tener una casa hermosa que nos haga sentir a gusto y refleje nuestro estilo. Aunque en la decoración debe primar el gusto personal y la comodidad para cada familia o persona, existen algunas reglas básicas que ofrecen una guía para que los espacios sean armoniosos y agradables.

A veces, implementar pequeños cambios basta para que un espacio se perciba por completo diferente.

Los errores frecuentes en el diseño de interiores

La casa refleja nuestra personalidad y gustos. Es el lugar en el que transcurre la vida privada y la intimidad. Queremos sentirnos cómodos en ella.

Sin embargo, aunque nos esforcemos, muchas veces no logramos tener la casa que deseamos y no entendemos en qué estamos fallando. Toma nota a los siguientes errores más comunes en el diseño de interiores.

1. No planear la decoración

Cuando pensamos en mudarnos o renovar el diseño de una casa es muy importante tener una hoja de ruta que nos permita establecer un estilo y evaluar las características del lugar. Aunque muchas veces el presupuesto no alcance para contratar a un diseñador de interiores profesional, la adecuación de los espacios no es una tarea que se deba tomar con poca seriedad.

El resultado de tomar el interiorismo a la ligera es tener una cantidad de objetos que muchas veces no encajan entre sí ni con el lugar. Esto resulta en frustración e insatisfacción.

Sin embargo, si haces un plan en el que tengas un presupuesto, un proceso de inspiración de estilos y te informes sobre los conceptos básicos del diseño, el resultado final será mejor.

Plan de trabajo para el diseño de interiores.
Trazar un plan de trabajo para el diseño de un espacio es clave. Una guía nos ahorrará tiempo y dinero.

2. Descuidar la iluminación

La iluminación es uno de los factores primordiales en el diseño de interiores, pues es uno de los puntos de partida para definir cómo se va a adecuar un espacio. El error más común es tener una iluminación pobre.

Sin embargo, también se puede iluminar en exceso, destacando áreas menos favorecedoras del hogar o combinando bombillas de diferentes tonalidades.

El sistema de iluminación es fundamental para los espacios y para las tareas que requieren actividad visual. Así lo expresa el “Manual practico de iluminación” de Ediciones UC. Por lo general, se debe partir por evaluar la iluminación general del espacio para determinar cuánta hace falta.

Después se puede aportar mayor luz a los espacios que se quieran destacar o los que la requieran como una zona de trabajo o lectura. Además, hay que evaluar las sombras que van a generar las fuentes de luz. Por ejemplo, en un baño no es conveniente tener luces cenitales, ya que crean sombras en el rostro.

3. Ignorar las proporciones

No mantener las escalas y proporciones adecuadas en un espacio suele ser un error común de quienes no son profesionales en diseño, porque es un tema que puede resultar complejo. Poner muchos artículos grandes en una habitación la hará parecer pequeña. Por el contrario, llenar un lugar con artículos pequeños la hará lucir abarrotada y desordenada.

La clave para solucionar este problema está en lograr un equilibrio en el ambiente. Para que exista dicha armonía debe haber una mezcla de diversos tamaños y formas. Si tienes una casa grande, no todo lo que compres debe venir en un gran tamaño. Igual si tienes un apartamento pequeño.

4. No elegir un centro de interés

Según la “Guía práctica de interiorismo y decoración” de Julio Madrigal, toda habitación tiene un punto que resulta más interesante. Es usual que allí suceda la actividad principal de la habitación. Por ejemplo, en un comedor el centro de interés lo otorgan la mesa con sus sillas.

Cuando no se piensa en este centro de interés suele llamar la atención el objeto más grande, como un sofá o la cama. Y si este objeto se ha descuidado resulta contraproducente.

Por ello, es importante elegir un punto focal en cada habitación y decidir qué queremos que llame la atención de forma intencional. Una obra de arte es una buena opción.

5. Obstruir espacios

Ubicar los elementos de tal forma que faciliten la circulación es clave para conseguir un buen diseño de interiores. Tener muebles que obstaculicen el movimiento es uno de los errores en el diseño de interiores más comunes y más fáciles del solucionar.

Para arreglar este error puedes dibujar un plano del espacio y plantear diferentes ubicaciones. Luego eliges la que más facilite la circulación.

6. Exceso de muebles y accesorios

En muchos hogares se suelen conservar demasiados muebles y accesorios a lo largo del tiempo. Guardar reliquias familiares puede convertirse en un inconveniente cuando no saben cómo ubicarse y se vuelven una acumulación sin sentido.

En el diseño de interiores es fundamental evaluar los objetos en función de su aporte al espacio, en utilidad o estética.

Incluso en la decoración kitsch, que se caracteriza por un estilo recargado, los elementos deben conservar un estilo y tener una intencionalidad decorativa. Si quieres tener una casa con un diseño hermoso no dejes nada al azar; evalúa qué muebles y accesorios ya no te gustan o no aportan.

7. Pocos muebles y accesorios

Si bien el minimalismo es una tendencia que se caracteriza por el uso de pocos recursos para adecuar los espacios, uno de sus principios apunta a que los objetos sean funcionales. Si no cuentas con muebles y accesorios que cumplan funciones puntuales de organización puedes estar fallando.

Cuando no existen suficientes muebles y accesorios suceden situaciones incómodas, como no tener dónde poner las llaves y abrigos al llegar a casa. Estas situaciones estropean por completo el estilo del hogar porque generan desorden. Lo mejor es aplicar el dicho popular de “cada cosa en su lugar”.

8. Seguir modas sin reflexionar

Uno de los errores más frecuentes es tratar de apegarse a las últimas tendencias y escuchar todas las opiniones de los demás sin preguntarnos qué es lo que más nos gusta. La reconocida interiorista española Sussana Cots ha señalado en diversas entrevistas la importancia del interiorismo emocional, es decir, la influencia terapéutica de la diseño de los espacios.

Esta diseñadora señala que hay cierto tipo de elementos en el interiorismo que influyen en el estado de ánimo, como el olor, el color, la distribución y la luz. Muchos de estos aspectos están ligados a la personalidad.

Por ello, debes basar la decoración en tus sentimientos y en la comodidad. Adopta solo aquellas tendencias que te resulten agradables.

Decoración de interiores de una cocina con colores.
Los colores transmiten emociones y afectan el estado de ánimo. Hay que considerar esto en el diseño de los interiores.

¿Qué es lo que sí podemos hacer?

Conocer las cosas que no debemos hacer es un punto de partida para entender lo que sí funciona en el diseño de interiores. Lo más importante es sentirse cómodo y a gusto con la decoración y el estilo del hogar.

Sin embargo, a continuación te señalamos algunos puntos esenciales de los que puedes sacar ventaja:

  • Busca inspiración en redes sociales, internet y revistas: en nuestra sección de decoración puedes encontrar los mejores trucos, consejos y tendencias.
  • Aprovecha la luz natural: dale oportunidad a la luz natural de iluminar tu casa, en especial aquellas zonas que son de trabajo.
  • Compra cosas de calidad: si estás pensando en invertir en nuevos elementos para tu casa, es mejor que compres cosas de calidad.
  • Dona aquello que no aporte: para esto se puede usar la técnica de la famosa Marie Kondo, donando aquello que no genere emoción o que no cumpla con una función.

¡Atrévete a experimentar!

Después de conocer los errores en el diseño de interiores que se cometen con más frecuencia, puedes empezar por evaluar cómo se encuentran tus propios espacios. Lograr un lugar ideal suele venir acompañado de un proceso de prueba y error.

Procura ser flexible y darte la oportunidad de hacer cambios. Asimismo, si tienes la oportunidad de obtener asesoría profesional, será una inversión que valdrá la pena.

Te podría interesar...
Ideas que harán de tu hogar un lugar más acogedor
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ideas que harán de tu hogar un lugar más acogedor

Crear un hogar más acogedor no implica un enorme desembolso de dinero, tan sólo necesitas un poco de creatividad. Descubre aquí nuestras ideas.