Exámenes médicos recomendados para los adultos mayores

Los exámenes médicos, como el análisis de sangre, la colonoscopia o la densitometría ósea permiten diagnosticar y tratar de forma precoz multitud de patologías. Te explicamos algunos ejemplos.
Exámenes médicos recomendados para los adultos mayores
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 12 Marzo, 2021.

Última actualización: 12 Marzo, 2021

A medida que envejecemos aumenta la incidencia de numerosas patologías. Muchas de ellas cursan de forma silenciosa, por lo que es necesario realizar ciertas pruebas para un diagnóstico precoz. Por ello, en este artículo te explicamos cuáles son los principales exámenes médicos que se deben realizar en adultos mayores.

Por fortuna, en los últimos años se han establecido una serie de recomendaciones sobre lo que está indicado realizar en función del rango de edad. Un ejemplo son los cribados de ciertos cánceres, como el de colon o el de mama.

Gracias a estas pruebas es posible tratar las patologías en un estadio inicial. Así se ha conseguido disminuir la mortalidad y la morbilidad de muchas enfermedades.

Exámenes médicos para adultos mayores que debes tener en cuenta

Hay numerosos exámenes médicos que se recomienda realizar en adultos mayores. La gran mayoría son pruebas sencillas e inocuas. No obstante, son de gran utilidad para detectar ciertas patologías muy frecuentes en la población general. Te explicamos algunos de ellos.

Medición de la presión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando se mide dicha fuerza se cuantifica la presión arterial sistólica y la diastólica. La primera es la que se produce cuando el corazón se contrae, impulsando la sangre.

La presión diastólica es la que tiene lugar mientras las cavidades cardíacas se llenan de sangre. La hipertensión arterial es uno de los problemas de salud más comunes. Se considera un factor de riesgo cardiovascular.

La presión arterial se considera elevada si la sistólica está por encima de 120 milímetros de mercurio y la diastólica por encima de 90 milímetros de mercurio. Según explica National Institute of Aging, realizar chequeos rutinarios de presión arterial es fundamental.

Si se encuentra alta en 2 o más mediciones, probablemente se recomendará iniciar un tratamiento. La idea es prevenir la aparición de accidentes cerebrovasculares (ictus) u otras complicaciones graves.

Medidor de presión arterial como examen de rutina para adultos mayores.
La presión arterial debería controlarse a menudo en los adultos mayores, ya que su detección permite reducir el riesgo cardiovascular.

Colonoscopia

La colonoscopia es uno de los exámenes médicos que se recomienda realizar en adultos mayores. Es una prueba que se emplea para detectar el cáncer colorrectal. Según explica un artículo de Amgen España hay que realizar a una colonoscopia a los mayores de 50 años.

Si no existe ningún factor de riesgo, esta prueba debería repetirse cada 10 años. No obstante, si hay algún factor habría que aumentar la frecuencia. Por ejemplo, si esa persona tiene pólipos con riesgo de malignizar o antecedentes familiares.

Exámenes médicos de la vista para adultos mayores

La vista es uno de los sentidos que más se afecta con la edad. La agudeza visual disminuye de forma progresiva.

Además, a medida que envejecemos se incrementa mucho el riesgo de padecer ciertas patologías oculares. Por ejemplo, cataratas o glaucoma. Otra de las situaciones frecuentes es la presbicia.

Análisis de sangre

Los análisis de sangre forman parte de los exámenes médicos más importantes a cualquier edad. No obstante, en adultos mayores cobran aún más importancia. Permiten medir parámetros como el colesterol, los triglicéridos, los niveles de azúcar y las hormonas tiroideas.

El colesterol y los triglicéridos altos son otro factor de riesgo cardiovascular. Por eso, cuando se detectan elevados es fundamental corregir aspectos dietéticos y de actividad física.

Los niveles de glucosa y la hemoglobina glicosilada permiten detectar la diabetes mellitus. Según explica la Organización Mundial de la Salud, la diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal y muchas otras patologías. De hecho, se sitúa como la séptima causa de mortalidad a nivel mundial.

Densitometría ósea

La densitometría ósea es una prueba que permite diagnosticar y realizar un seguimiento de la osteoporosis. La osteoporosis, a su vez, es una patología que provoca la destrucción y la desestructuración de los huesos. Esto hace que aumente el riesgo de sufrir una fractura.

Es uno de los exámenes médicos para adultos mayores que suele estar indicado en mujeres. La razón es que la incidencia de osteoporosis es mayor en ellas. No obstante, hay hombres que también deben realizarse esta prueba a partir de los 65 años.

Exámenes médicos para mujeres mayores

Algunos exámenes médicos solo están indicados en mujeres. Es el caso de las mamografías a partir de los 50 años. Esta es una prueba que permite realizar un cribado del cáncer de mama.

Otro de los exámenes que se recomiendan en mujeres adultas es el Papanicolaou. Consiste en extraer células del cuello del útero para detectar anomalías sugestivas de cáncer de cérvix. También se recomienda realizar un examen pélvico a la vez.

Exámenes médicos específicos de hombres mayores

En el caso de los hombres, es fundamental realizar un despistaje del cáncer de próstata. Por ello, en los análisis de sangre también se suele solicitar el nivel de antígeno prostático específico (PSA). Además, está indicado un tacto rectal.

El tacto rectal suele recomendarse a partir de los 50 años si el riesgo de tener cáncer de próstata es normal o moderado. Los hombres que tengan antecedentes familiares o síntomas deben realizárselo antes.

Según explica un artículo de AARP Foundation, en los hombres también hay que estudiar un posible aneurisma aórtico abdominal. Sobre todo si han sido o son fumadores. Para ello, se realiza una ecografía abdominal a partir de los 65 años.

Este examen se realiza porque los aneurismas aórticos tienen un gran riesgo de ruptura. Si se detecta una vez ya roto, el tratamiento tiene baja probabilidad de éxito.

Cuidados en casa, además de los exámenes médicos para adultos mayores

Los exámenes médicos no eximen del riesgo de padecer ninguna patología. De hecho, muchos de ellos pueden aportar resultados que solo actúen como alerta o como signo de que es necesario cambiar ciertos aspectos.

En esta etapa de la vida es fundamental tener una alimentación saludable. Lo ideal es que sea completa e incluya muchas frutas y verduras. Hay que tratar de evitar los alimentos ricos en grasas saturadas y en azúcares.

Del mismo modo, los hábitos tóxicos, como el alcohol o el tabaco, deben suspenderse. Son sustancias que influyen de forma nociva en las cifras de presión arterial y en la salud cardiovascular.

Por otra parte, realizar ejercicio de forma regular es muy importante. Se recomiendan al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado por semana. También ejercicios de fuerza muscular unas 2 veces por semana.

Ejercicio físico en adultos mayores.
El deporte en los adultos mayores complementa una vida saludable. Junto a la dieta adecuada y el rastreo de patologías prevalentes mejora la calidad de vida.

La vacunación en adultos mayores

A menudo se tiende a pensar que las vacunas son algo propio de la infancia. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad. La vacunación en los adultos mayores es una de las estrategias de promoción de la salud más importante en esta etapa.

Por ejemplo, la vacuna contra la neumonía suele estar indicada en todos los mayores de 65 años. Además, si existen factores de riesgo o comorbilidades también se suele administrar cada año la de la gripe.

Según explican los especialistas de la Clínica Mayo, la vacuna Shingrix ® está indicada en adultos mayores de 50 años. Son 2 dosis de vacuna que protegen contra el hérpes zóster (también llamado culebrilla).

Hay exámenes médicos para adultos mayores que deben realizarse con frecuencia

Muchas veces tendemos a descuidar o quitarle importancia a los exámenes médicos. Sin embargo, a medida que envejecemos cobran más relevancia. Muchos de ellos permiten diagnosticar de forma precoz ciertas enfermedades.

Por ejemplo, es el caso de la mamografía y el cáncer de mama. Gracias a esta prueba se puede establecer un tratamiento en estadios precoces. Eso aumenta de forma notable la probabilidad de supervivencia.

Te podría interesar...
Envejecimiento inmunológico: qué es y cómo combatirlo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Envejecimiento inmunológico: qué es y cómo combatirlo

¿Has escuchado hablar del envejecimiento inmunológico? ¿Sabes por qué ocurre y cómo prevenirlo? En este artículo te lo contamos.