¿Pueden los alimentos mejorar la presión sanguínea?

¿Sabías que determinados alimentos pueden mejorar la presión sanguínea? Si padeces de hipertensión sigue leyendo y te indicamos cuales son.
¿Pueden los alimentos mejorar la presión sanguínea?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 23 noviembre, 2022

A la hora de mejorar la presión sanguínea es bueno tener en cuenta la influencia que pueden tener los alimentos en dicho parámetro. Una dieta adecuada puede modular varios aspectos relacionados con la salud cardiovascular. Es necesario tener en cuenta que los accidentes cardíacos y vasculares suponen una de las principales causas de muerte en el primer mundo.

Por este motivo, te vamos a explicar cuales son los alimentos que pueden ayudarte a mejorar la presión sanguínea y los cambios dietéticos que tienes que realizar para alcanzar dicho objetivo.

Reduce los alimentos con sodio para mejorar la presión sanguínea

Para ayudar a reducir la presión sanguínea suele ser recomendable monitorizar el aporte de sodio. Este mineral realiza muchas funciones dentro del organismo. No obstante, consumido en grandes cantidades, puede influir negativamente en los valores de este parámetro. Así lo afirma un artículo publicado en la revista  Journal of the American College of Cardiology, donde se proponen los efectos de una dieta reducida en sodio sobre la reducción de la presión sanguínea y arterial.

El consumo de sodio para los deportistas puede tener gran importancia.
El consumo de sal de mesa moderada es un buen hábito para incorporar.

No obstante, los efectos del consumo de sal de mesa sobre los niveles de presión sanguínea se han discutido en los últimos años. En la actualidad todavía no existe evidencia suficiente para descartar dicha relación. Por este motivo se sigue recomendando de forma general un consumo de sodio prudente, sobre todo si existen antecedentes familiares de hipertensión o una condición de sedentarismo.

Consume potasio para mejorar la presión sanguínea

Existe un mineral que realiza el efecto contrario sobre la presión sanguínea que el sodio. Se trata del potasio, tradicionalmente vinculado al plátano y a alguna otra fruta. Investigaciones recientes han conseguido evidenciar que la suplementación con potasio consigue mejorar los valores de presión sanguínea en sujetos hipertensos. Dichos resultados aparecen reflejados en una publicación realizada en la revista  International Journal of Cardiology. 

Fuera de la suplementación como tal, el hecho de incrementar en la dieta el consumo de alimentos ricos en potasio puede resultar beneficioso sobre el control de la presión sanguínea. Para conseguir dicho objetivo resulta primordial incluir frutas y verduras con regularidad en la alimentación. Cuando más variada sea la dieta, y mayor sea la proporción de alimentos frescos que aparecen en ella, mejor será el estado de salud del individuo.

Alimentos con omega 3 consiguen mejorar la presión sanguínea

Otros nutrientes que pueden influir a la hora de modular la presión sanguínea son los ácidos grasos omega 3. Estos lípidos presentan propiedades antiinflamatorias y antihipertensivas. Así lo indica un estudio publicado en la revista  Nutrition, Metabolism, and Cardiovascular Diseases. La presencia regular de los alimentos con estos nutrientes en la dieta se asocia con un menor riesgo de problemas cardiovasculares a medio y largo plazo.

Para beneficiarte de sus propiedades no es necesario que recurras a la suplementación con dicho lípido. La naturaleza ofrece múltiples alimentos con altos niveles de omega 3. Un ejemplo de ellos son los pescados azules, los aceites vegetales en crudo, los frutos secos y las frutas oleosas como el aguacate. Incluye estos productos en la dieta para conseguir mejorar la función cardiovascular.

Plato con tres piezas de salmón ahumado
El salmón ahumado es rico en omega 3 y mejora la función cardiovascular.

La dieta influye en la presión sanguínea

Son varios los alimentos que pueden ayudar a mejorar la presión sanguínea. Es necesario restringir parcialmente la ingesta de productos ricos en sodio si tienes antecedentes familiares de esta enfermedad o eres una persona sedentaria.

Por otra parte, incrementar el consumo de frutas y verduras resultará positivo a la hora de reducir la presión sanguínea. El contenido en potasio de estos productos contrarrestará el efecto del sodio, manteniendo equilibrada la balanza y reduciendo el riesgo de problemas hipertensivos.

Además puede ser beneficioso incluir pescados azules con frecuencia en la dieta. Los ácidos grasos omega 3 de estos alimentos están considerados como nutrientes cardiosaludables. Consiguen modular los niveles de inflamación sistémica, reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón a medio y largo plazo y mejorar la presión sanguínea.

Recuerda que si padeces esta condición suele ser adecuado acudir a un especialista para que este te indique las pautas del tratamiento. Este puede ser dietético o farmacológico, pero siempre es positivo que sea prescrito por personal cualificado. Recuerda que los hábitos de vida saludables como la buena alimentación y la práctica de ejercicio de forma regular contribuyen a reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.



  • Juraschek SP., Miller ER., Weaver CM., Appel LJ., Effects of sodium reduction and the DASH diet in relation to baseline blood pressure. J Am Coll Cardiol, 2017. 70 (23): 2841-2848.
  • Filippini T., Violi F., D'Amico R., Vinceti M., The effect of potassium supplementation on blood pressure in hypertensive subjects: a systematic review and meta analysis. Int J Cardiol, 2017. 230: 127-135.
  • Colussi G., Catena C., Novello M., Bertin N., Sechi LA. ,Impact of omega 3 polyunsaturated fatty acids on vascular function on blood pressure: relevance for cardiovascular outcomes. Nutr Metab Cardiovasc Dis, 2017. 27 (3): 191-200.