9 ideas inspiradoras para modificar tu ropa

La moda rápida nos hace creer que las prendas se tienen que utilizar muy poco tiempo para luego descartarse. Nada más lejos de la realidad. Aprende a modificar tu ropa para prolongar su vida útil.

Esa falda de la temporada pasada o ese suéter que casi no usas puede transformarse en una encantadora pieza. Modificar tu ropa es una de las soluciones más prácticas para darle una nueva vida a tus prendas, así como a tu estilo.

La acumulación puede ser un problema y esto trae consigo que el ciclo de vida de un producto en el armario sea menor. Por ello, darle un nuevo uso a esas prendas que a veces son olvidadas tiene beneficios, como el ahorro de dinero.

Ahora que ya lo sabes, es el momento de actualizar tus prendas con ideas frescas que te permitan crear looks atractivos y modernos. Toma nota y ponte manos a la obra.

Modificar tu ropa para darle una segunda oportunidad

En términos ambientales, reparar las prendas y reformarlas para darles un nuevo uso es una tarea que contribuye positivamente al cuidado del planeta. Esto teniendo en cuenta que la moda es la segunda industria más contaminante, lo que lleva a repensar qué tanto uso se le está dando a lo que tenemos.

Evaluar las prendas que se tienen en el armario y clasificarlas según su uso es una tarea sencilla para detectar qué piezas pueden tener una segunda oportunidad. Si lo que buscas es un pretexto para experimentar manualidades, esta es una divertida alternativa para empezar.

Ideas para modificar tu ropa

El concepto hazlo tú mismo, también llamado DIY por sus siglas en inglés, ha sido una de las tendencias más llamativas en las últimas temporadas. Esto nace como consecuencia de querer hacerle frente al consumo desacelerado de la moda.

Moda rápida que contamina el medio ambiente.
La moda rápida y sus conceptos derivados representan un riesgo elevado de contaminación para el planeta.

1. Vestidos convertidos en top

Una de las prendas que más se almacenan son los vestidos de fiesta. Por esta razón, son piezas ideales para modificarlas en dos partes. La superior en un top y la segunda en una falda vaporosa que se pueda llevar durante el día.

2. Moños

Este truco es ideal para añadir un toque femenino a las prendas. Consigue una cinta de seda o en terciopelo y divide en dos, ata cada tira a un extremo de la blusa y luego júntalas formando un moño. Se recomienda hacerlo en un blusa con escote de espalda para mayor sutileza.

3. Suéter versión falda

Los suéter que tienen resorte inferior son la prenda idónea para realizar esta transformación. Lo primero es cortar la prenda a la mitad, hacer un dobladillo por donde se pasaron las tijeras y coser. Para usarla solo basta con poner la parte con resorte hacia la cintura para que ajuste.

Sigue leyendo: 6 cosas de tu armario que deberías tirar ahora mismo

4. Bolsas de una camiseta

Extiende la camiseta y corta sus mangas; luego recorta su cuello siguiendo la forma de un óvalo. Gira la camiseta y cose los bordes rectos de la parte inferior. ¡Listo! Ya tienes bolsa.

5. Nuevos dobladillos

Atrévete a mostrar los tobillos. Pídele a un sastre que corte tu pantalón largo a la altura de estos y notarás el cambio de inmediato.

Otra forma de hacerlo es doblando la bota hacia afuera o pegándole un retazo rectangular de tela de denim de otro color para generar un bonito contraste.

6. Una falda con un jean

Transforma unos jeans viejos en una falda lápiz. Solo necesitas cortar el pantalón por la costura interior de la pierna y por el medio de los bolsillos traseros; extiende el pantalón de medio lado y corta a la altura que deseas el largo de la falda.

Une con máquina los dos lados a través de una costura curva y cose la parte delantera solo hasta la mitad para dejar una pequeña abertura a las piernas.

Descubre: Agrégalo estilo a tus jeans con retazos de tela

7. Elementos decorativos

Convierte el cuello de una camisa en un objeto de moda. Usa perlas o cualquier otra piedra y cóselas en forma de lluvia, es decir, de mayor a menor cantidad.

Asimismo, puedes usar recortes de encaje para añadir a las blusas manga sisa o también llamadas musculosas. Lo único que debes hacer es poner de revés la blusa y luego, en la parte de la manga, pegar el encaje.

Reciclar jeans en bolsos.
Convertir viejos pantalones en bolsos es una tarea posible y hasta divertida. No solo ahorras tú, sino que contribuyes al medio ambiente.

8. Tie dye

Esta es, quizás, la fórmula más divertida para transformar cualquier prenda. Intenta que la pieza que escojas sea de color blanco para que el efecto sea más llamativo.

Para hacer el tie dye necesitas enrollar en espiral la prenda y colocar muchos cauchos a su alrededor en forma de nódulos. Pinta estos con un marcador permanente y luego aplica alcohol a toda la prenda. Desanuda y mira cómo queda.

8. Camisa masculina

Las camisas de los hombres son, por lo general, prendas más grandes. Esto es perfecto para crear un vestido camisero para chica.

Aquí el truco consiste en cortar en línea recta de hombro a hombro para crear un escote tipo bardot y luego pedirle a un sastre que le integre un resorte para que esta se sostenga cuando se use.

Modificar tu ropa no tiene límites

La ropa tiene la capacidad de modificación incluida. Esto es una ventaja a la hora de pensar en un cambio de estilo personal, ya que no es necesario invertir en nuevas prendas para verse diferente.

Además de los consejos prácticos que te compartimos, no hay límites a la hora de querer cambiar el diseño de una prenda. Todo es cuestión de hacer volar la imaginación.

  • Ju Fengfan. Traditional Tie-dye Handicrafts and Modern Design Concept Combined. Journal of arts & humanities [Internet] 2017 [consultado 2021]; volumen 6 (número 9 ):  Disponible en:https://theartsjournal.org/index.php/site/article/view/1230
  • Ben Bridgens. Creative upcycling: Reconnecting people, materials and place through making [Internet] 2018 [consultado 2021]; volumen 189. Pág 145-154 : Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0959652618310047