Las lesiones que tuvieron a Serena Williams un año fuera de las pistas

A los 40 años de edad, una de las tenistas más exitosas de la historia volvió a las pistas en el césped inglés. Aunque no tuvo el regreso soñado, quiere dejar atrás una serie de problemas físicos que la afectaron por mucho tiempo.
Las lesiones que tuvieron a Serena Williams un año fuera de las pistas
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 01 julio, 2022

Cada edición de Wimbledon es especial; de eso no hay dudas. Sin embargo, este año estuvo marcado, entre otras cosas, por el regreso de Serena Williams, afectada por lesiones que la tuvieron 363 días fuera de competencia.

El regreso de la menor de las hermanas Williams no es un dato menor para este torneo. En la «catedral del tenis», la estadounidense se consagró nada menos que 7 veces. Además, ostenta el récord de haber sido la campeona más joven, con 16 años, en el dobles mixto de 1998.

Pese a sus innegables laureles, es una realidad que el tiempo pasa para todos. A los 40 años de edad, la tenista tuvo que luchar contra algunas lesiones para poder terminar su carrera como deportista, compitiendo como se merece.

La lesión que dejó a Serena Williams un año sin competir

Serena Williams vuelve a pisar el césped del All England Lawn Tennis and Croquet Club, donde se disputa Wimbledon, tras 363 días. En ese mismo torneo, en 2021, tuvo una lesión en su pierna derecha que la obligó a retirarse en la primera ronda.

Más precisamente, Williams sufrió un desgarro muscular en el tendón de la corva. Este tipo de lesión consiste en la rotura de las fibras que componen un músculo.

Se trata de un problema que se suele dar ante una contracción repentina, brusca o repetida de las fibras. Si las mismas se encuentran fatigadas o el estado de hidratación de la persona es insuficiente, el riesgo es mayor.

El tendón de la corva se encuentra en la parte posterior del muslo, en el grupo muscular denominado «isquiotibiales». A la zona la componen 3 músculos: el semitendinoso, el semimembranoso y el bíceps femoral. Todos son fundamentales para los movimientos de la rodilla y la cadera, tan necesarios en este y otros deportes.



Serena Williams intentará dejar atrás las lesiones.
Los movimientos de los miembros inferiores son intensos en el tenis profesional, con corridas y frendas bruscas.

Otras complicaciones que afectaron a Serena Williams

Ahora bien, aunque es una de las lesiones musculares más severas, un desgarro no deja a un deportista un año sin competir. ¿Qué más le pasó a Serena Williams para alejarse de las pistas de tenis por tanto tiempo?

Tras los meses que le tomó el tratamiento del desgarro, Serena Williams tuvo que enfrentar a una vieja pero conocida afección: las migrañas. En el mundo del deporte, es una enfermedad de la que poco se habla, pero que puede ser muy incapacitante para quien la padece.

 

No me retiré. Necesitaba curarme física y mentalmente, no tenía planes, es solo que no sabía cuándo haría mi regreso y en qué estado regresaría.

~ Serena Williams ~

Estos dolores agudos de cabeza acompañan a la tenista desde hace muchos años, pero según ha contado a la prensa, se recrudecieron durante la pandemia. La presión en el deporte, los problemas de la vida personal y sus proyectos empresariales pueden ser algunos de los factores que más influyeron en la aparición de los episodios, también motivados por aspectos hereditarios y ambientales.

Para combatir la migraña, Serena Williams recurrió a una estrategia en dos frentes. Por un lado, redujo la carga laboral y suspendió su actividad deportiva. Por otro, siguió los consejos de su médico en cuanto a medicamentos.



Las cintas en los ojos de Serena Williams

Uno de los detalles que más llamó la atención durante la reaparición de Serena Williams tras sus lesiones, fue el uso de unas cintas negras debajo de su ojo derecho. Esto se debe a que la tenista estadounidense sufre sinusitis, una enfermedad que produce la inflamación de los senos paranasales y ocasiona dolor y dificultades para respirar.

Como el caso de Williams es crónico, recurre a estos plasters, tal su término en inglés, para evitar las molestias. Tanto al entrenar como al competir, la dificultad para respirar es un obstáculo para ella si no toma este tipo de medidas paliativas.

Serena Williams se vio afectada por varias lesiones en su carrera.
La sinusitis crónica, como la que padece Williams, es difícil de combatir. Afecta la dinámica respiratoria.

Dejar las lesiones atrás es el objetivo

El año pasado, la atleta tuvo la intención de volver a competir en Nueva York, en el US Open, el último Grand Slam del año. Sin embargo, los problemas mencionados con anterioridad se lo impidieron.

A lo largo de su carrera, las lesiones de Serena Williams le han interrumpido presentaciones en varias ocasiones. Por ejemplo, tuvo que operarse de su rodilla izquierda 2 veces. Asimismo, pasó por el quirófano tras sufrir varios cortes con vidrios en uno de sus pies en una fiesta. También se operó un tendón.

Finalmente, Serena Williams hasta tuvo que superar una embolia pulmonar por la que la internaron de urgencia. Esta enfermedad consiste en la obstrucción del paso de sangre hacia los pulmones por un coágulo. Es un trastorno grave y potencialmente mortal, dependiendo del tamaño de la obstrucción y la arteria afectada.

Pero todo esto forma parte del pasado. En 2022, la ganadora de 23 Grand Slams buscará reencontrarse con su mejor forma. Además, y lo que es más importante de todo, intentará dejar en el pasado los fantasmas de las lesiones que tanto tiempo le robaron.

Te podría interesar...
Fisura por estrés: la lesión que mantendrá alejado de las canchas a Rafael Nadal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Fisura por estrés: la lesión que mantendrá alejado de las canchas a Rafael Nadal

Rafael Nadal anunció que tiene una fisura por estrés en las costillas y que tendrá que estar fuera de juego por 4 a 6 semanas.