Mejora la circulación sanguínea con estas 5 bebidas

Si incluimos estas bebidas naturales dentro de una dieta equilibrada y evitamos hábitos nocivos, como el tabaco o el alcohol, conseguiremos disfrutar de una buena calidad de vida.
Mejora la circulación sanguínea con estas 5 bebidas
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 08 marzo, 2021.

Escrito por Carolina Betancourth, 04 abril, 2017

Última actualización: 08 marzo, 2021

La circulación sanguínea desempeña un papel principal en la vida de toda persona, ya que permite el transporte de oxígeno y nutrientes varios a todas las células del cuerpo.

Ahora bien, la sangre puede circular gracias al trabajo del corazón que, de forma continua, la bombea para que llegue, sin problemas, a todo el organismo. No obstante, en ocasiones, pueden surgir algunos inconvenientes, por ciertos factores que pueden disminuir o interferir su paso a través de las venas y arterias.

Cuando existe una mala circulación, muchas funciones del cuerpo se ven afectadas y, con el tiempo, se comienzan a experimentar síntomas que afectan la calidad de vida de la persona. De allí gran parte de la importancia de mantener buenos hábitos de vida. Para ayudarte con ello, te proponemos algunas bebidas, muy fáciles de preparar y con ingredientes naturales, que puedes incluir en tu dieta para mejorar la circulación sanguínea.

1. Zumo de remolacha

La remolacha es un alimento con alto contenido en proteínas, fibra y folatos que ayudan a reforzar el sistema circulatorio. También contiene un fitoquímico conocido como ‘betaína’ que, por su efecto antioxidante, actúa con vías metabólicas para disminuir la aparición de radicales libres. 

Sin embargo, es su alto contenido de potasio lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea. La acción diurética de este mineral ayuda a eliminar el exceso de líquido que se acumula en los miembros inferiores y que empeora y ralentiza la circulación.

Cabe destacar que el consumo regular de este alimento ha demostrado ayudar a prevenir problemas cardiovasculares. Esto se debe en su contenido en nitratos, capaces de estimular la producción endógena de óxido nítrico, con efecto vasodilatador.

jugo de remolacha

Ingredientes

  • 3 remolachas medianas (100 g).
  • ½ vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Limpia y corta en rodajas las remolachas.
  • Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procesa todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Consume dos veces al día para obtener sus beneficios.

2. Licuado de fresa y pomelo

El licuado natural de fresa y pomelo concentra una alta cantidad de antioxidantes, vitaminas A y C y minerales que fortalecen el sistema circulatorio, sobre todo, las arterias y los capilares, y que ayudan a prevenir la formación de coágulos.

No hay que olvidar que la vitamina C cuenta con muchas funciones dentro del organismo. De acuerdo con un estudio publicado en Nutrients, es capaz de mejorar la función inmune.

Ingredientes

  • 10 fresas maduras (25 g).
  • ½ vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de miel (20 g).
  • El jugo de 2 pomelos (100 ml).

Preparación

  • Extrae el zumo de dos pomelos y mézclalo en la licuadora junto con las fresas, la miel y el agua.
  • Asegúrate de obtener una bebida sin grumos.
  • Bebe al momento, por lo menos, tres veces a la semana.

3. Infusión de jengibre

La raíz de jengibre cuenta con muchos antioxidantes. Tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes que ayudan a estimular el paso de la sangre a través de las arterias. Por ende, su consumo en infusión puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo a través de las arterias.

Para combatir la congestión nasal puede resultar útil este te.
¿A quién no le gusta esta infusión? Es excelente para todo tipo de malestares.

Además, esta especia es capaz de estimular la oxidación de las grasas, promocionando así la pérdida de peso. Así lo evidencia un estudio publicado en Critical Reviews in Food Science and Nutrition. Ten en cuenta que la obesidad incrementa el riesgo cardiovascular.

*Nota: consulta con tu médico antes de beber esta infusión. En especial, si sigues algún tratamiento farmacológico. 

 

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de jengibre rallado, fresco (10 g).
  • 2 cucharadas y media de miel de abejas (25 g).

Preparación

  • Pon a calentar el agua en una olla.
  • Una vez alcance el punto de ebullición, agrega el jengibre y reduce la llama el fuego al mínimo.
  • Deja al fuego un par de minutos más y añade la miel.
  • Remueve un par de veces, lentamente, tapa y deja reposar otros 5-6 minutos.
  • Cuela y bebe hasta dos veces al día.

4. Jugo de pepino y apio

El jugo natural de pepino y apio es una bebida con una gran acción diurética que ayuda combatir la retención de líquidos y la inflamación derivada de este mismo problema. Esto puede resultar especialmente útil en caso de hipertensión arterial.

Ingredientes

  • 3-4 pepinos (45 g).
  • 2 tallos de apio (20 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml)

Preparación

  • Lava y escurre bien los vegetales.
  • A continuación, trocea los pepinos.
  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Consume la bebida, sin colar, dos veces al día.

5. Batido de papaya, ciruela y uva verde

Dado que las tres frutas cuentan con una concentración elevada de antioxidantes y fibra (los cuales refuerzan el sistema circulatorio), esta bebida puede resultar muy conveniente para mejorar, en general, el estado de salud y, por supuesto, la circulación sanguínea.

 

Ingredientes

  • 3 ciruelas (30 g).
  • Uvas verdes (80 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava bien las uvas y llévalas al vaso de la licuadora con las ciruelas y el vaso de agua.
  • Procesa todo hasta conseguir una bebida homogénea.
  • Te recomendamos que la tomes en ayunas, durante dos semanas seguidas para obtener sus beneficios.

Otros consejos para mejorar la circulación sanguínea

Es importante aclarar que, aunque estas bebidas son un gran apoyo para mejorar la circulación sanguínea, es necesario incluirlas dentro de un plan de alimentación balanceado, que tenga un buen control de calorías, grasas trans y azúcares; así como una buena hidratación. Por otra parte, será fundamental seguir las indicaciones del médico.

De nada servirá consumir estas bebidas saludables si se mantiene un estilo de vida sustentado en una mala alimentación y el sedentarismo. Por ello, te animamos a corregir todos aquellos hábitos que no te están aportando ningún beneficio.

Te podría interesar...
7 señales de advertencia de una mala circulación que a veces ignoramos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 señales de advertencia de una mala circulación que a veces ignoramos

Para prevenir la mala circulación o bien, combatirla, es necesario conocer cuáles son sus síntomas. Aquí te los comentamos con detalle.



  • Bonilla Ocampo DA, Paipilla AF, Marín E, Vargas-Molina S, Petro JL, Pérez-Idárraga A. Dietary Nitrate from Beetroot Juice for Hypertension: A Systematic Review. Biomolecules. 2018 Nov 2;8(4):134. doi: 10.3390/biom8040134. PMID: 30400267; PMCID: PMC6316347.
  • Carr AC, Maggini S. Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017 Nov 3;9(11):1211. doi: 10.3390/nu9111211. PMID: 29099763; PMCID: PMC5707683.
  • Maharlouei N, Tabrizi R, Lankarani KB, Rezaianzadeh A, Akbari M, Kolahdooz F, Rahimi M, Keneshlou F, Asemi Z. The effects of ginger intake on weight loss and metabolic profiles among overweight and obese subjects: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Crit Rev Food Sci Nutr. 2019;59(11):1753-1766. doi: 10.1080/10408398.2018.1427044. Epub 2018 Feb 2. PMID: 29393665.