Mi bebé llora después de alimentarse: ¿qué hacer?

Existen varios motivos que pueden motivar el llanto del bebé. La mayoría no son graves, aunque siempre es conveniente contar con la evaluación de un pediatra.
Mi bebé llora después de alimentarse: ¿qué hacer?
María Belén del Río

Revisado y aprobado por la médica María Belén del Río el 03 febrero, 2021.

Escrito por Virginia Martínez, 01 abril, 2019

Última actualización: 03 febrero, 2021

Muchas son las razones por las que un bebé llora después de alimentarse. En cualquier caso, es siempre una causa de estrés y preocupación para los padres. En efecto, que el bebé llore después de alimentarse no parece algo normal, ¿verdad? ¿Qué estará pasando?

Por eso, a continuación, te explicamos qué es lo que puede estar causando esta reacción y qué puedes hacer al respecto.

¿Por qué el bebé llora después de alimentarse?

Para poder hacer algo al respecto, primero hay que identificar cuál es la razón por la que el bebé llora después de alimentarse. En este sentido, varias pueden ser las causas. En cualquier caso, siempre es recomendable acudir al pediatra para que evalúe la situación del pequeño.

Alergias alimentarias

Si el bebé llora después de alimentarse puede deberse a una alergia.
Las alergias alimentarias son comunes, y suelen ir acompañadas con reacciones cutáneas características.

En el caso de que la madre amamante al bebé, ha de tener en cuenta que todo lo que ella come lo come también el bebé.

Por esta razón, quizás algo que la madre consume esté provocándole alergia al lactante, como señala esta información de The Academy of Breastfeeding Medicine (ABM). En este sentido, deberían identificarse esos alimentos que hacen que el bebé llore durante o después de las tomas.

Por otra parte, lo mismo sucede en el caso de los bebés que lloran después de alimentarse a partir del biberón. Si el pequeño presenta alergia a alguno de los componentes de la leche de fórmula, por lo general, a la proteína de la leche de vaca (APLV), es normal que llore durante y después de alimentarse.

Por esta razón, es importante consultar al pediatra sobre los síntomas que presenta el pequeño y buscar una leche de fórmula hipoalergénica, como señala este estudio publicado en la revista Archivos Argentinos de Pediatría.

Algunos alimentos que consume la madre irritan al lactante

En efecto, como hemos dicho antes, quizás algo de lo que consume la madre esté irritando al pequeño lactante. En este sentido, existen algunos alimentos que es mejor evitar durante la lactancia:

  • Granos (garbanzos, habas).
  • Cítricos.
  • Picantes.
  • Cebolla.
  • Café.
  • Brócoli y coliflor.

Reflujo gastroesofágico

El alimento llega al estómago a través del esófago. No obstante, cuando existe reflujo, el contenido del estómago asciende y produce irritación. La sensación es bastante incómoda, de modo que es normal que un pequeño con reflujo gastroesofágico llore después de alimentarse.

En los bebés, el músculo del esófago aún no está desarrollado por completo, por eso, no es de extrañar que muchas veces el alimento en el estómago regrese. De hecho, es uno de los problemas más comunes, tal y como señala este artículo publicado en la Revista Chilena de Pediatría.

Así, además de llorar, los bebés devuelven o vomitan la leche. No obstante, conforme van creciendo y el músculo se desarrolla, los síntomas y el llanto deberían ir desapareciendo. Por tanto, el reflujo gastroesofágico es normal.

No obstante, si este dura demasiado (más de 12 meses), puede que el bebé presente enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que requiere tratamiento médico. Y así lo evidencia esta información de Loyola University Medical Center. Entre los síntomas de la ERGE se encuentran los siguientes:

  • Vómitos después de las comidas.
  • Regurgitación incluso después del primer año.
  • Irritabilidad y llanto después de alimentarse..
  • Hipo o eructos.
  • Pérdida de peso o dificultad para ganarlo.

En estos casos, el pediatra solicitará que se realicen las pruebas diagnósticas pertinentes y, una vez detectada la ERGE, iniciará el tratamiento adecuado.

Práctica incorrecta

Puede ser que se esté alimentando al bebé en una postura o forma incorrecta, de modo que, junto a la comida, ingiera también aire o coma de forma acelerada. Esto puede provocar que después de alimentarse llore debido a la incomodidad que siente.

Si el bebé llora después de alimentarse, puede ser por problemas en la lactancia materna.
La lactancia materna requiere una técnica muy específica, por lo que es común que existan dificultades para alimentar al bebé por esta vía.

¿Qué hacer cuando el bebé llora después de alimentarse?

Dependiendo de la causa que provoque el llanto, se pueden aplicar determinadas soluciones. En cualquier caso, es primordial consultar siempre al pediatra.

  • Si la mamá amamanta al pequeño, es importante que lleve una dieta equilibrada y saludable, y que procure tomar alimentos suaves y beneficiosos para ambos. Por esta razón, es mejor que evite el consumo de café u otros alimentos que podrían irritar al pequeño.
  • Hacer eructar siempre al bebé después de comer. Esto evitará que acumule gases y que llore después de alimentarse.
  • Mantener una buena postura y alimentar al pequeño de forma correcta, de manera que no se coma de forma precipitada ni ingiera aire mientras tanto.
  • Cambiar la fórmula de la leche si el médico así lo solicita. Quizás el bebé tenga alergia a ciertas proteínas que contiene. No obstante, debe ser el pediatra quien aconseje el cambio.
Te podría interesar...
4 técnicas para evitar cólicos en niños
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 técnicas para evitar cólicos en niños

Para evitar cólicos en niños, tienes que conocer algunas técnicas. Recuerda que los cólicos moderados son comunes en bebés.