Natto, el viscoso alimento japonés que aporta probióticos

El natto es un alimento tradicional japonés con múltiples beneficios para la salud. Uno de ellos es su efecto probiótico. Te contamos más al respecto.
Natto, el viscoso alimento japonés que aporta probióticos
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 13 diciembre, 2022

El natto es un alimento japonés a base de soja fermentada con características singulares. Tiene un olor similar al amoníaco, una consistencia parecida al moco y un sabor que solo el 62 % de los japoneses disfruta. Sin embargo, al ser un fermentado, tiene reconocidos beneficios para la salud.

Este alimento tradicional tiene tres clases:

  1. Hamanatto.
  2. Itohiki.
  3. Daitokuji natto.

El hamanatto y el daitokuji se preparan añadiéndole moho durante 24 horas. Al itohiki se le añaden bacterias y es cultivado durante 24 horas sin agregar sal.

Su principal beneficio, siempre, es que es un probiótico. Aquí analizaremos al natto como alimento funcional. No te lo pierdas.

¿Qué es el natto?

El natto es un alimento tradicional japonés que se hace con soja fermentada. No se elabora con cualquier bacteria. Se emplea el Bacillus natto, que le da nombre al producto. Las semillas de soja quedan con unas características sensoriales poco habituales, que han hecho de este un alimento controversial.

Su textura es gelatinosa, como una especie de baba o moco. El olor es a amoníaco y suele servirse aparte en los restaurantes, para no molestar al resto de los comensales.

Aunque el sabor es un poco más agradable que su olor, a pocos les gusta realmente. Sin embargo, como se considera un alimento beneficioso, hay muchos que lo consumen.

Una porción de 100 gramos de natto proporciona lo siguiente:

  • Calorías: 211.
  • Proteína: 19 gramos.
  • Grasa: 11 gramos.
  • Azúcar: 13 gramos.
  • Fibra: 5,4 gramos.
  • Carbohidratos complejos: 4,9 gramos.
  • Grasa saturada: 1,6 gramos.
  • Vitamina C: 13 miligramos.
  • Hierro: 8,6 miligramos.
  • Potasio: 729 miligramos.
  • Calcio: 217 miligramos.
Natto japonés.
Las características organolépticas de este plato no son del gusto de todos.


Un probiótico japonés

Cuando se elabora el natto, se lava y se remoja la soja integral durante la noche en agua caliente. Después, esas semillas se cocinan durante 20 a 30 minutos en una olla de presión.

Las semillas cocidas se guardan a 45 grados centígrados antes de inocular la cepa bacteriana probiótica. Luego, se deja fermentar durante 18 a 20 horas.

Se ha encontrado en estudios con animales que el Bacillus natto tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, enzimáticas e inmunomoduladoras. Además, en un tratamiento para ratones obesos, la bacteria fue capaz de diversificar la flora intestinal de los sujetos investigados.

Pero no solo eso, sino que redujo significativamente el peso corporal de los animales. Además, bajaron los triglicéridos y el colesterol total.

Por otra parte, se encontró que este Bacillus  funcionó como probiótico al usarse en alimento de cerdos durante 28 días. Para confirmar la teoría, se alimentaron 90 cerdos durante 35 y 40 días con Bacillus natto. Los autores de la publicación enfatizan el potencial antibiótico, ya que la presencia del bacilo contrarrestó a Escherichia coli.

Pero no todos los estudios se realizaron en animales. Otro más reciente analizó los efectos en la microbiota intestinal humana por el consumo de cápsulas de natto.

Se descubrió que hubo un aumento significativo en las bifidobacterias de las personas estudiadas. Las bifidobacterias son microorganismos que habitan en la flora intestinal y están asociadas a una buena salud general. Pueden descomponer los alimentos y combatir microorganismos patógenos.



Otros beneficios del natto

El natto también tiene otros beneficios, ya que se considera un superalimento. Veamos en detalle.

Podría inhibir las infecciones virales

En estudios científicos se determinó que los pacientes tratados con un extracto de natto inhibieron infecciones virales, como el síndrome respiratorio agudo severo por coronavirus (SARS-CoV-2) y el herpesvirus bovino 1 (BHV-1). Según explican los autores, esto lo consigue mediante la degradación de las partículas virales.

En otro estudio se demostró cómo la enzima nattoquinasa es capaz de destruir la proteína S del coronavirus. Esta proteína es esencial para la entrada del virus a las células. El análisis mostró que la proteína S en la superficie celular se degradaba cuando se añadía nattoquinasa al medio de cultivo.

Podría ser una alternativa para abordar las enfermedades cardiovasculares

En investigaciones se demostró que la nattoquina, el ingrediente más activo del natto, tiene actividad fibrinolítica, efectos antihipertensivos, hipolipemiantes, antiateroscleróticos, antiplaquetarios y neuroprotectores.

Los primeros estudios indicaron que la nattoquina mejoraba las actividades trombolíticas. Se sugiere que se debe a los efectos antitrombóticos, anticoagulantes, antioxidantes y reductores de lípidos. Otro estudio describió cómo la suplementación con nattoquina, 9 veces al día, fue efectivo para suprimir la progresión de la aterosclerosis en pacientes con placas ateroscleróticas. El tratamiento con el compuesto duró 26 semanas.

También se ha analizado el efecto de la nattoquina sobre la hipertensión arterial. Durante 8 semanas se aplicó una suplementación a pacientes con presión arterial alta y se concluyó que la presión arterial sistólica y la diastólica se redujeron.

Persona mide su presión arterial tras comer natto.
El efecto cardiovascular del alimento no tiene que ver con sus propiedades probióticas. Actuaría mediante otros mecanismos.

¿Cómo elaborar natto casero?

En la preparación del natto se debe usar la cepa Bacillus subtilis natto, porque es la que produce la fermentación única y característica del producto. Para ello se requieren estos ingredientes:

  • Agua.
  • 500 gramos de habas de soja.
  • 1 gramo de esporas de Bacillus subtillis natto (o también 50 gramos de natto ya preparado).

Para iniciar, deben hervirse todos los instrumentos que se vayan a usar para evitar contaminación cruzada. Una vez hecho esto, se ponen las semillas de soja en remojo por 12 horas, aunque muchos recomiendan dejarlas hasta un día entero.

Al sacarlas de la fase de ablandamiento, deben cocinarse durante 15 minutos en una olla a presión o a fuego medio durante 6 horas. Cuando estén cocidas, se retiran del fuego, se escurren y se dejan enfriar a temperatura ambiente. Luego, deben ponerse en un lugar caluroso, hasta que adquieran una temperatura de unos 50 grados centígrados. Necesitarás un termómetro.

Cuando esté a esa temperatura es que debes añadir la bacteria. Si no tienes el polvo del Bacillus natto, puedes poner 50 gramos de natto preparado. Remueve para que se integre bien la bacteria con las habas de soja cocinadas.

Deja fermentar a una temperatura constante de 40 grados centígrados durante 24 horas. Puedes colocarlo en el horno o en una yogurtera para conseguir la fermentación ideal.

Cuando la fermentación ocurre, es apto para consumir. Aunque muchos dejan macerar en el frío de la nevera durante 1 a 3 días más.

Te podría interesar...
9 alimentos fermentados para una mejor salud intestinal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 alimentos fermentados para una mejor salud intestinal

Los alimentos fermentados contienen microorganismos que ayudan a mantener una buena salud intestinal. Descubre los 9 mejores.



  • Hongjie Chen y col. Nattokinase: A Promising Alternative in Prevention and Treatment of Cardiovascular Diseases. Biomark Insights. 2018; doi: 10.1177/1177271918785130
  • Ji Young Kim. Effects of nattokinase on blood pressure: a randomized, controlled trial. Hypertens Res . 2008 Aug;31(8):1583-8. doi: 10.1291/hypres.31.1583.
  • Kanako Kono y col. Fluctuations in Intestinal Microbiota Following Ingestion of Natto Powder Containing Bacillus subtilis var. natto SONOMONO Spores: Considerations Using a Large-Scale Intestinal Microflora Database. Nutrients 2022, 14(18), 3839; https://doi.org/10.3390/nu14183839
  • Mami Oba. Natto extract, a Japanese fermented soybean food, directly inhibits viral infections including SARS-CoV-2 in vitro. Biochem Biophys Res Commun. 2021 Sep 17; 570: 21–25.
  • Medline. Bifidobacterium animalis subsp. lactis. https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/891.html
  • N N Ren y col. [A clinical study on the effect of nattokinase on carotid artery atherosclerosis and hyperlipidaemia]. Zhonghua Yi Xue Za Zhi. 2017 Jul 11;97(26):2038-2042. doi: 10.3760/cma.j.issn.0376-2491.2017.26.005.
  • Pinggui Wang. Bacillus natto regulates gut microbiota and adipose tissue accumulation in a high-fat diet mouse model of obesity. 27 March 2020. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S175646462030147X
  • Sandra R B Ruiz Sella. Bacillus subtilis natto as a potential probiotic in animal nutrition. Crit Rev Biotechnol. 2021 May;41(3):355-369. doi: 10.1080/07388551.2020.1858019. Epub 2021 Feb 9.
  • Takashi Tanikawa. Degradative Effect of Nattokinase on Spike Protein of SARS-CoV-2. Molecules 2022, 27(17), 5405; https://doi.org/10.3390/molecules27175405
  • Xiaohua Guo. Screening of Bacillus strains as potential probiotics and subsequent confirmation of the in vivo effectiveness of Bacillus subtilis MA139 in pigs. Antonie Van Leeuwenhoek. 2006 Aug;90(2):139-46. doi: 10.1007/s10482-006-9067-9. Epub 2006 Jul 4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16820971/

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.