Operación de cataratas, ¿cómo es?

Las cataratas pueden provocar visión borrosa, fotofobia, visión doble o problemas para ver de noche. ¿Por qué es conveniente una cirugía de cataratas? ¡Descúbrelo!
Operación de cataratas, ¿cómo es?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 07 abril, 2021.

Escrito por Carmen Martín, 12 agosto, 2019

Última actualización: 07 abril, 2021

Las cataratas consisten en la opacificación (es decir, el aumento de densidad de algo transparente) total o parcial del cristalino. El cristalino es una de las lentes que existen en el ojo. Las cataratas provocan que se reduzca progresivamente la visión. Su única solución es la operación de cataratas.

Es una patología que se asocia a la edad; sin embargo, también pueden ser congénitas o producirse por algún traumatismo. Incluso, ciertas enfermedades o medicamentos pueden acelerar su progresión. Como lo más habitual es que avancen progresivamente, la persona que las sufre puede acostumbrarse a unos niveles de visión que no son buenos.

Sin embargo, las cataratas son la causa más común de pérdida de visión en mayores de 40 años. De hecho, son la primera causa de ceguera en el mundo. En este artículo te explicamos en qué consiste el procedimiento de la operación de cataratas.

¿Cuáles son los síntomas de las cataratas?

Síntomas de cataratas
El síntoma característico de las cataratas es la sensación de visión borrosa. Además, también se percibe intolerancia a la luz.

Como hemos mencionado, con la edad el cristalino va perdiendo transparencia. Por ello, la calidad de la visión se va reduciendo progresivamente. El principal síntoma es la sensación de visión borrosa. Esto dificulta actividades sencillas como leer o ver la televisión. Además, no mejora con gafas.

Otro de los síntomas que suele aparecer es la intolerancia a la luz. La persona que sufre de cataratas siente que las luces son demasiado brillantes o deslumbrantes. Por ello actividades como conducir se vuelven complicadas. Por el contrario, los colores se perciben de manera menos intensa.

Las cataratas también pueden provocar una visión doble o problemas para la ver de noche. Ante cualquiera de estos síntomas, lo ideal es acudir a un oftalmólogo. Él realizará las pruebas pertinentes e indicará sin es necesaria la operación de cataratas.

Operación de cataratas

Antes la operación de cataratas era un proceso complicado que sólo se realizaba cuando la pérdida de visión era excesiva. Hoy en día se realiza cuando ocurren los primeros síntomas, ya que es una operación ambulatoria. Dura unos 15 o 30 minutos y solo se necesita anestesia local.

La operación de cataratas es un proceso rápido e indoloro. De hecho, tiene escasos riesgos y puede realizarse de diferentes maneras.

Operación con láser de femtosegundo

Operación de cataratas
La operación de cataratas es un tratamiento efectivo que mejora de forma significativa la visión. Además, es un procedimiento con pocos riesgos.

En primer lugar se abre circularmente el cristalino. Este se extrae utilizando el láser de femtosegundo, que permite utilizar menor energía que la empleada en la cirugía tradicional. Por ello, la recuperación suele ser más sencilla. Después se implanta una lente intraocular, que suele solucionar otros problemas de visión.

Las ventajas de este procedimiento son que produce menor traumatismo ocular. Este tipo de operación de cataratas es más precisa y con un rápido posoperatorio.

Operación de cataratas manual tradicional

La operación de cataratas manual es la que se utiliza con más frecuencia. Se realiza una microincisión con la que se va fragmentando el núcleo de la catarata. Los fragmentos que se desprenden de ella se van aspirando. Después se introduce una lente intraocular de material sintético.

La lente se coloca dentro de la cápsula de la catarata, que se respeta en la incisión. Dicha lente puede ayudar a corregir otros defectos como el astigmatismo o la miopía. Esta intervención no necesita puntos de sutura.

Ventajas de la operación de cataratas

Aunque cualquier operación puede dar cierto miedo, en este caso se trata de un procedimiento sencillo. Las ventajas de la operación de cataratas son muchas, ya que existe poco riesgo y el beneficio es alto. No es necesario utilizar anestesia general ni necesita ingreso hospitalario.

Por otra parte, la recuperación visual es rápida tras la operación de cataratas. Además, se necesitan pocas visitas posoperatorias. De hecho, en el caso de pacientes con medicación especial, ni siquiera se necesita suspenderla.

Además la operación de cataratas permite corregir ciertos defectos de visión previos. Por ejemplo, una persona que sufra miopía, hipermetropía o astigmatismo puede mejorar. Todo depende de la lente que se coloque intraocularmente. Es un tratamiento especializado.

Una operación sencilla y eficaz

Si sufres de cataratas, pero te da miedo operarte, tranquilo. La operación de cataratas es una intervención sencilla que podrá mejorar mucho tu visión. Los riesgos son mínimos. Por ello, ante cualquier síntoma, debes acudir a un oftalmólogo. Él realizará los exámenes pertinentes, te explicará mejor el procedimiento y te ayudará a tomar una decisión.

Te podría interesar...
Cuidados tras el trasplante de córnea
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cuidados tras el trasplante de córnea

El trasplante de córnea se trata de una intervención quirúrgica. Se consigue sustituir el tejido corneal que se encuentra dañado.