¿Qué tan efectiva es la ortiga para el cuidado del cabello?

Aunque podemos encontrar suplementos y champús que ya incluyan la ortiga, también es posible recolectarla nosotros mismos y elaborar remedios más naturales, ya sean para aplicar de forma tópica o consumirlos.
¿Qué tan efectiva es la ortiga para el cuidado del cabello?

Escrito por Elena Martínez Blasco, 29 Mayo, 2017

Última actualización: 11 Abril, 2021

La ortiga es una planta silvestre medicinal que destaca por sus valores nutricionales, tanto como remedio curativo como en algunas recetas de cocina. Entre sus múltiples propiedades para la salud, destacan sus beneficios para el cuidado del cabello.

¿Quieres darle un aspecto más saludable a tu melena? ¿No sabes cómo recuperar su brillo y fuerza? Sigue leyendo y descubre otras propiedades de este ingrediente natural, así como las ventajas que tiene su uso para tratar algunos problemas capilares. ¡Toma nota!

La ortiga

Beneficios de la ortiga

La ortiga (Urtica dioica) es una planta originaria de Europa que destaca por sus múltiples propiedades medicinales, así como por sus usos culinarios en algunas recetas tradicionales. Aunque, por lo general, se utilizan sus hojas, en algunos casos también se pueden aprovechar las raíces. Según un artículo de Journal Herbal of Medicine, esta planta destaca por su contenido de:

  • Minerales: Hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc y silicio.
  • Vitaminas: A, B2, B5, B9, C y K.
  • Grasas: Ácido linoleico, ácido linolénico, ácido palmítico, ácido esteárico y ácido oleico.
  • Aminoácidos.
  • Polifenoles.
  • Pigmentos.

Propiedades para la salud

Gracias a sus completos valores nutricionales, a la ortiga se le atribuyen múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Si bien algunas no tienen respaldo científico, su uso se considera seguro, por lo que podría comprobar los efectos por ti mismo. Se dice que podría ser útil para:

  • Prevenir la anemia, gracias a su contenido de hierro y vitamina C.
  • Ayudar a eliminar las toxinas del organismo.
  • Prevenir las infecciones de las vías urinarias.
  • Obtener energía y vitalidad.
  • Reducir la inflamación, el cual puede mejorar muchos dolores y trastornos.
  • Combatir el estreñimiento.
  • Disminuir las hemorragias, por lo cual también es muy recomendable para mujeres que tienen menstruaciones abundantes.
  • Prevenir las alergias, ya que tiene propiedades antihistamínicas.
  • Reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Eliminar la mucosidad en casos de gripes, resfriados y catarros.
  • Aliviar dolores musculares y articulares.
  • Combatir la retención de líquidos, gracias a sus virtudes diuréticas, lo que también ayudaría prevenir los casos de gota.

¿La ortiga sirve para el cuidado del cabello?

Propiedades para la salud

La ortiga, además de ser una planta medicinal con varios componentes que resultan beneficiosos para la salud, es un remedio popular y tradicional para algunos problemas capilares. En relación a sus beneficios, se le atribuyen las siguientes propiedades:

  • Ayuda a prevenir y combatir la caspa y algunos tipos de eczemas y picores.
  • Regula la producción de sebo del cuero cabelludo sin resecarlo ni dejarlo graso.
  • Previene y combate la caída de cabello, ya que promueve la circulación gracias a sus virtudes regeneradoras y estimulantes. Además, también oxigena el bulbo capilar.
  • Aporta hidratación al cabello seco.
  • Fortalece las fibras capilares y da más volumen a la melena.
  • Nos ayuda a conseguir un cabello más brillante.

Al ser un remedio natural, la constancia es una de las claves para ver resultados en algunas semanas. No obstante, las personas que sufran una alopecia importante deben acudir al médico para diagnosticar si se puede deber a algún trastorno específico.

¿Cómo la consumimos?

Para obtener todos los beneficios mencionados anteriormente, la ortiga se puede consumir de forma interna de las siguientes maneras:

  • Infusión.
  • Tintura.
  • Sopas o purés.
  • Cápsulas o comprimidos.
  • Homeopatía.

También, destacan sus aplicaciones tópicas, las cuales se conocen desde la antigüedad como remedios tradicionales. Según sus usos se puede usar fresca o seca en forma de:

  • Emplastos.
  • Aceites macerados.
  • Cataplasmas.
  • Frotaciones (ortigadura).
  • Lociones y champús.

Tratamiento con ortiga

Ortiga

Recomendamos combinar varios métodos para sacar el mayor provecho de las propiedades de la ortiga y obtener resultados positivos en la cabellera lo antes posible. Teniendo esto en cuenta, puedes llevar a cabo estas recomendaciones:

  • Empieza a tomar dos o tres infusiones diarias de ortiga, fuera de las comidas, o bien, puedes optar por las cápsulas o comprimidos.
  • Aplica aceite de ortiga una vez por semana, mediante un masaje de intensidad media que te permita mover un poco el cuero cabelludo y favorecer así la circulación. Lo mejor es hacerlo durante, al menos, 10 minutos, antes de lavar el pelo.
  • De vez en cuando puedes incluir la ortiga en algunas recetas, como, por ejemplo, una deliciosa sopa de ortiga.
  • Puedes recolectarla por ti mismo, siempre y cuando uses unos guantes adecuados y elijas una zona libre de contaminación.

Como ves, son muchos los usos que se le pueden dar a la ortiga para obtener todos los beneficios que se le atribuyen a esta plata. No olvides empezar por pequeñas dosis para ver cómo reacciona tu cuerpo y aumentar paulatinamente dependiendo de lo que observes.

Por último, vale la pena tener en cuenta que, si bien la ortiga fresca puede causar irritación en la piel debido a la sustancia que desprenden sus pelos, consumirla cocida, seca o liofilizada es generalmente segura y no produce efectos adversos. Por supuesto, si tienes alguna duda, lo mejor es consultar con un especialista.

Te podría interesar...
Usa huevo para cuidar tu cabello
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Usa huevo para cuidar tu cabello

Descubre cómo aprovechar las propiedades del huevo al aplicarlo a diferentes tipos de cabello, seco, normal y graso, para recuperar su salud y belleza.



  • Barnes, L. (2013). Principles and practice of phytotherapy. Journal of the Australian Traditional-Medicine Society, 19(3), 179-180.
  • Blumenthal, M., Goldberg, A., & Brinckmann, J. (2000). Integrative medicine communications. Herbal medicines, Austin, 419-423.
  • Chrubasik, J. E., Roufogalis, B. D., Wagner, H., & Chrubasik, S. (2007). A comprehensive review on the stinging nettle effect and efficacy profiles. Part II: urticae radix. Phytomedicine, 14(7-8), 568-579.
  • Riddle, J. M. (2002). History as a tool in identifying “new” old drugs. In Flavonoids in Cell Function (pp. 89-94). Springer, Boston, MA.
  • Rotblatt, M. (2000). Herbal medicine: expanded commission E monographs. Annals of internal medicine, 133(6), 487-487.