¿Qué hacer ante un golpe en el coxis o rabadilla?

En determinadas situaciones, el coxis puede llegar a lesionarse. De ser así, requiere un período de recuperación lento y riguroso en el que es necesaria la presencia de un médico. 
¿Qué hacer ante un golpe en el coxis o rabadilla?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 14 enero, 2023

Un golpe en el coxis o rabadilla puede llegar a ser realmente molesto e intensificarse al estar sentado o realizar determinadas actividades. Este es un hueso situado en la parte final de la columna vertebral, en la espalda baja, y seguido del sacro, con el cual se articula.

Y aunque no lo parezca, sí cumple una función en el cuerpo humano, pues ofrece inserciones para músculos y ligamentos. También actúa de amortiguador cuando una persona se sienta.

Ahora bien, en determinadas situaciones, un golpe en el coxis puede llegar a lesionarnos, causando un fuerte dolor (coxigodinia). Cuando esto ocurre, se requiere un período de recuperación, lento y riguroso, en el que es necesario el cuidado y la atención de un médico.

Dolores, lesiones y golpes en el coxis

Las lesiones en el coxis se suelen producir por caídas y pueden dar lugar a luxaciones o fracturas, presentando síntomas como dolor al caminar y al estar sentado, incluso molestias al defecar.

Aunque no necesariamente tiene que haberse producido un traumatismo para que surja dolor en el coxis. A veces solo hace falta un ejercicio repetitivo o una mala posición para que aparezcan molestias en esa zona. Incluso el estrés puede afectar la columna.

Por otra parte, las mujeres son más propensas a padecer lesiones lumbares. Esto se debe a que sus pelvis son más amplias que las de los hombres. También, en algunos estudios se señala que, tras el parto, las mujeres suelen presentar dolor en esa zona.

7 estiramientos para aliviar el dolor de espalda
Son varias las situaciones de la vida cotidiana que por descuidos pueden llevar a lesionar el coxis.

En caso de sufrir una lesión, lo más recomendable es acudir al médico y evitar la automedicación, ya que esta podría resultar contraproducente.

Tratamientos para los golpes en el coxis

Cuando nos golpeamos en el coxis, se pueden presentar diversas molestias, algunas graves. En estos casos, es fundamental acudir a un especialista que indique cuál es el tratamiento que se debe seguir. De no ser así, la lesión puede empeorar y llegar a dar lugar a problemas más serios.

En la mayor parte de los casos, además de una buena rehabilitación, los factores más importantes de curación son el tiempo y también el reposo.

Es importante tener en cuenta que un golpe en el coxis o rabadilla sana muy lentamente. De hecho, el proceso de curación puede llevar varias semanas, a veces meses, dependiendo de la gravedad de la lesión. Por ejemplo, en el caso de hematomas y lesiones leves pueden pasar cuatro semanas hasta sanar.

Para aliviar las molestias y evitar en lo posible el dolor producto del golpe en el coxis, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evita ejercer presión directa sobre la zona durante largos períodos de tiempo.
  • Por ello es recomendable que uses un cojín de gel en forma de rosquilla, que servirá de amortiguador y ayudará en el proceso de curación.
  • Cuando estés sentado, inclina el cuerpo hacia delante, para que recaiga más el peso del cuerpo sobre las piernas.
  • Aplica hielo en la zona lesionada durante quince a veinte minutos, tres o cuatro veces diarias, especialmente durante los primeros días después de la lesión.
  • Abstente de realizar actividades que requieran el uso de la espalda baja, como algunos tipos de ejercicios, levantar peso o incluso tener relaciones sexuales.
  • Si tienes que estar sentado mucho tiempo, puedes colocar una almohada entre las piernas.
  • Al levantarte, debes hacerlo muy despacio; lo mismo al acostarse o sentarse. Nunca dejarse caer.
  • Si el dolor es muy intenso puedes tomar algún analgésico y antiinflamatorio de venta libre como el ibuprofeno, aunque siempre es recomendable contar con la prescripción médica.


Diagnóstico y tratamiento de fracturas de coxis

El dolor de coxis es fuerte
Acudir con un médico especialista en columna es fundamental para lograr un diagnóstico adecuado.

Ante un golpe en el coxis o una caída fuerte, es posible que se presente fractura. Para saberlo hay que estar pendiente de cuáles son los síntomas que se presentan; entre estos se tienen los siguientes:

  • Sensibilidad y dolor severo e inmediato en la zona de la rabadilla, incluso si estás sentado sobre una almohada por largo tiempo.
  • Aparición de moretones en la parte baja de la espalda.
  • Notar un nudo o protuberancia hinchada, que es el hueso que sobresale.
  • También puede haber dolor o sensibilidad en la zona de los glúteos

En cualquier caso, ante la más mínima sospecha conviene acudir al médico y someterse a una revisión. Será necesario un examen de rayos X para determinar si hay fractura y cuál es el alcance de esta.

Las fracturas en el coxis son muy dolorosas. Y no solo eso, sino que pueden llevar mucho tiempo para sanar, más que otro tipo de traumatismos (entre ocho y doce semanas). Por ello, el tratamiento más importante es el descanso, para permitir que el cuerpo se recupere.

En raras ocasiones se requiere cirugía. Siguiendo el tratamiento, y guardando reposo, las fracturas del coxis suelen sanar. Sin embargo, en algunas personas las molestias tienden a persistir, sobre todo al hacer ciertas actividades, como montar a caballo.



Complicaciones por golpes en el coxis

En caso de traumatismo o golpe en el coxis, si la situación no mejora con el reposo, será necesario acudir al médico, quien recetará algún tipo de medicamentos para aliviar el dolorEn casos extremos, será necesario eliminar el hueso mediante cirugía.

Por otra parte, cuando hay un golpe en el coxis, junto con el dolor también pueden presentarse un conjunto de síntomas y padecimientos de etiología variada, tanto en el propio hueso como en los tejidos blandos y órganos adyacentes.

En este orden de ideas, es necesario ponerse el contacto con el médico si se presentan algunos síntomas, como los siguientes:

  • Sensación de hormigueo en una o ambas piernas (parestesias);
  • Entumecimiento, debilidad o dificultad para mover los miembros inferiores;
  • Dolor agudo o intenso que afecta el descanso;
  • Falta de control de esfínteres.

Otras medidas a considerar

Solo cuando el dolor remita se puede empezar a realizar algún tipo de actividad física, pero hay que hacerlo poco a poco y con mucho cuidado para no volver a dañar la zona. Si te lo permite el médico, haz algunos ejercicios de estiramiento para la espalda baja, sobre todo si pasas mucho tiempo sentado.

Lo más importante a tener en cuenta es con respecto al estar sentados. En este sentido, hay que evitar permanecer mucho tiempo en dicha posición, y sentarse siempre sobre una superficie blanda, alternando cada tanto la posición, para descansar uno de los glúteos.

Por último, hay que tener cuidado con el estreñimiento, ya que esforzarse en la micción puede causar dolor e incomodidad. Por ello, la recomendación es consumir alimentos ricos en fibra y beber abundantes líquidos. En caso de que el médico lo autorice, consumir ablandadores de heces.

Te podría interesar...

6 formas en que tu rutina diaria empeora tu dolor de espalda
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 formas en que tu rutina diaria empeora tu dolor de espalda

El dolor de espalda no solo afecta tu salud, también puede limitar y disminuir tu productividad y eficiencia en cualquier ámbito de tu vida.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.