Sangre al toser o escupir: ¿cuándo buscar ayuda?

La presencia de sangre al toser o escupir es una consulta frecuente, ya que genera alarma en el paciente. Descubre las principales causas.
Sangre al toser o escupir: ¿cuándo buscar ayuda?
Maryel Alvarado Nieto

Escrito y verificado por la médica Maryel Alvarado Nieto.

Última actualización: 20 junio, 2022

La salida de sangre por la boca puede generar un impacto visual en los pacientes, que en muchos casos los obliga a acudir a consulta de manera temprana. Las causas son múltiples y pueden variar desde problemas triviales y fáciles de manejar hasta verdaderas emergencias. La sangre al toser o escupir debe ser evaluada de forma cuidadosa.

La prioridad es diferenciar la procedencia de la sangre, ya que puede venir de la vía respiratoria o del tubo digestivo. Para ello es necesario realizar un interrogatorio exhaustivo, seguido de un examen físico minucioso que permita reconocer los hallazgos sugestivos en cada caso.

Además, poder evidenciar la sangre es un recurso adicional de gran utilidad, ya que es posible observar características distintivas, como la presencia de burbujas de aire o de restos alimentarios.

Hemoptisis: sangre procedente de la vía respiratoria inferior

La salida de sangre por la boca que acompaña a la tos se conoce como hemoptisis. En la expectoración se observa sangre de aspecto espumoso, sin restos alimentarios.

Es importante determinar la intensidad de la hemoptisis. Para ello, hay que evaluar el volumen del sangrado y la velocidad con la que se instaura.

La gravedad puede clasificarse de la siguiente forma:

  • Leve, conocida como expectoración hemoptoica. En estos casos, la sangre aparece en forma de estrías que tiñen el esputo.
  • Moderada, que constituye una hemoptisis franca.
  • Amenazante, como una condición de gravedad en la que el sangrado activo compromete la respiración o la estabilidad hemodinámica del paciente.

Causas de sangre al toser

Existen diversas causas de hemoptisis, las cuales varían en frecuencia en las diferentes poblaciones geográficas. Asimismo, la edad, el tabaquismo y la condición social revisten importancia en la búsqueda del origen de la sangre al toser.

Las principales causas de hemoptisis incluyen las siguientes:

  • Bronquiectasias.
  • Carcinoma broncogénico.
  • Bronquitis crónica.
  • Tuberculosis.
  • Infecciones y abscesos pulmonares.
  • Micosis: aspergilosis, histoplasmosis, paracoccidiomicosis, coccidiomicosis.
  • Traumatismo torácico.
  • Cuerpo extraño en la vía aérea.
  • Malformaciones arteriales.
  • Uso de fármacos anticoagulantes.
  • Hemoptisis criptogénica: casos sin una causa aparente.
Tuberculosis causa sangre al toser.
La tuberculosis es una causa frecuente de hemoptisis que se trata con antibióticos específicos.

Diagnóstico de la hemoptisis

La realización de una historia clínica detallada permite orientar el diagnóstico. Sin embargo, es necesario realizar también estudios complementarios para definir la causa y establecer un tratamiento efectivo.

Estas pruebas van a depender de cada caso:

  • Hemograma y pruebas de coagulación sanguínea.
  • Oximetría de pulso.
  • Gases arteriales.
  • Electrocardiograma y ccocardiograma.
  • Estudio del esputo.
  • Radiografía de tórax o tomografía de tórax.
  • Broncoscopia.


Tratamiento de la hemoptisis

El enfoque terapéutico de la sangre al toser depende de la gravedad del cuadro clínico. En las hemoptisis leves, el tratamiento ambulatorio con control a las 24 a 48 horas es el más indicado.

En los casos más graves, la hospitalización es necesaria con dieta absoluta para evitar la broncoaspiración de alimentos, así como la indicación de antitusígenos y el reposo en cama en posición de decúbito lateral del lado del pulmón afectado.

Del mismo modo, se debe proteger la vía aérea, garantizando el aporte de oxígeno. El uso de antibióticos está indicado en sospecha de infección y como medida profiláctica en ciertas condiciones.

La efectividad del ácido tranexámico o del ácido aminocaproico para frenar el sangrado no está del todo esclarecida.

Otras opciones de tratamiento incluyen la broncoscopia terapéutica, la embolización de las arterias patológicas y la cirugía. Además, se debe disponer de concentrados globulares para una posible transfusión.

Sangre de las vías digestivas: hematemesis

La salida de sangre por la boca que acompaña al vómito se conoce como hematemesis y constituye una causa habitual de consulta en los servicios de emergencia. Los sitios de origen de la hemorragia digestiva alta (HDA) son el esófago, el estómago y el duodeno.

Las hemorragias digestivas superiores se clasifican en enfermedad varicosa y no varicosa, siendo esta última la más frecuente. Dentro de las causas no varicosas se hallan las siguientes:



Factores de riesgo para la HDA

La determinación del origen del sangrado puede guiarse por el interrogatorio, pero debe comprobarse mediante una endoscopia digestiva superior. Aun así, existen condiciones que predisponen a que aparezcan lesiones en la mucosa digestiva, con el consiguiente sangrado.

Dentro de los factores de riesgo para hemorragia digestiva superior se describen los siguientes:

  • Medicación con analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).
  • Antecedente de reflujo gastroesofágico.
  • Infección por Helicobacter pylori.
  • Uso de agentes anticoagulantes y fármacos antiplaquetarios.
  • Historia reciente de vómitos profusos.
  • Alcoholismo.

Manejo y complicaciones de la hematemesis

La realización de una historia clínica detallada es siempre de gran utilidad. Del mismo modo, se debe estimar la intensidad del sangrado prestando atención a las condiciones hemodinámicas del paciente.

La administración de fluidos por vía endovenosa y la indicación de inhibidores de la bomba de protones está aconsejada por diversos estudios. Asimismo, se debe evaluar la posibilidad de transfusión sanguínea.

En la actualidad, se considera de elección la endoscopia temprana, puesto que permite constatar tanto el sitio de la lesión, como la gravedad de la misma. Además de servir de técnica terapéutica en algunas ocasiones.

Las principales complicaciones de una hemorragia digestiva superior son el riesgo de resangrado y la perforación de una víscera hueca. Por ello, debe individualizarse cada paciente, tomando en cuenta su edad y sus comorbilidades.

Endoscopia para hematemesis.
La endoscopia se indica como abordaje temprano de las hemorragias digestivas superiores.

Epistaxis y gingivorragia: causas comunes de sangre al toser o escupir

Es necesario descartar lesiones de la nariz y la orofaringe. La epistaxis, que es el sangrado a través de la nariz, y la gingivorragia, que ocurre a través de las encías, son parte del diagnóstico diferencial.

Estas son causas frecuentes de sangre al toser o escupir. La revisión de las fosas nasales sirve para evidenciar los estigmas del sangrado, mientras que la observación de la mucosa oral permitirá la visualización de áreas de inflamación en las encías.

Esta evaluación es fundamental, ya que cuando la epistaxis o la gingivorragia se presentan durante el sueño, pueden pasar desapercibidas por el paciente. Lo que crea confusión, porque a la mañana siguiente aparece sangre al toser o escupir de origen desconocido.

¿Cuándo hay que buscar ayuda médica?

Siempre que el sangrado sea abundante hay que acudir al servicio de urgencias más cercano. Del mismo modo, cuando la presencia de sangre al toser o escupir sea habitual, es necesario buscar una valoración médica oportuna.

En especial cuando la sangre no provenga de las encías o de la nariz. Sin embargo, la epistaxis y la gingivorragia, de ser frecuentes, también deben ser estudiadas.

Te podría interesar...
Transfusión sanguínea, ¿en qué consiste?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Transfusión sanguínea, ¿en qué consiste?

La transfusión sanguínea consiste en traspasar sangre de un donante a un paciente que la necesita. Te explicamos todo sobre este procedimiento.



  • Argente, H.; Álvarez, M.; Semiología Médica. Fisiopatología, Semiotecnia y Propedéutica. Enseñanza Basada en el Paciente; Editorial Panamericana;
  • Cordovilla, R.; Bollo, E.; Núñez, A.; Cosano, F.; Herráez, I.; Jiménez, R.; Diagnóstico y Tratamiento de la Hemoptisis; Archivos de Bronconeumología; Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica; 2016.
  • Haro, M.; Vizcaya, M.; Jiménez, J.; Tornero, A.; Etiología de la Hemoptisis: Análisis Prospectivo de 752 Casos; Rev Clín sp; 201: 696 - 700; 2001.
  • Echeverría, S.; González, W.; Polanco, D.; Ramírez, J.; Vargas, K.; Sangrado Digestivo Alto: Una Emergencia Médica; Revista Ciencia y Salud: Integrando Conocimientos; 4 (4); 2020.
  • Aguayo, O.; Torres, A.; Sosa, K.; Ramírez, A.; Rodríguez, C.; Fernández, A.; Bordón, A.; Causas de Hemorragia Digestiva Alta no Varicosa; Cir. Parag.; 37 (1); 2013.
  • Martínez, J.; Garrido, A.; Martínez, N.; Pinós, P.; Gil, I.; García, A.; Actuación ante una Epistaxis; Medicina Integral; 35 (7); 2000.