¿Qué es la sobremordida y cómo se trata?

Las personas con sobremordida tienen una alteración en la relación de los elementos dentarios superiores con respecto a los inferiores que no les permite morder de manera correcta. Sigue leyendo para conocer sus causas, tratamientos y cómo prevenirla.
¿Qué es la sobremordida y cómo se trata?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 25 febrero, 2021.

Última actualización: 25 febrero, 2021

La sobremordida es una alteración en la forma de morder bastante frecuente. Se caracteriza porque los dientes superiores de la boca cubren a los inferiores o están muy adelantados.

La intensidad de esta maloclusión puede ser muy leve y que solo el odontólogo sea capaz de detectarla, o bien tan pronunciada que la persona no puede cerrar sus labios de manera completa porque sus dientes superiores sobresalen.

Para quien la padece puede significar un problema estético que desee corregir. Pero en realidad, si no se trata, también puede ocasionar complicaciones de salud.

En este artículo te contamos sus causas y complicaciones. También cuáles son las alternativas de tratamiento para corregirla, según la edad del paciente. Sigue leyendo y entérate más sobre los “dientes de conejo”.

Tipos de sobremordida

Como ya mencionamos, en la sobremordida hay una alteración en la relación de los elementos dentarios superiores con respecto a los inferiores. Existen diferentes tipos de esta afección:

  • Horizontal: hay un espacio mayor al habitual entre el borde de los incisivos superiores con la cara externa (vestibular) de los incisivos inferiores. A la hora de morder, las piezas de arriba sobrepasan más de 2 milímetros a las de abajo, que es la distancia horizontal usual. Así, las superiores están adelantadas respecto a las inferiores.
  • Vertical: también llamada mordida profunda, sucede cuando al morder los incisivos superiores cubren más del 40 % de los inferiores. Si la distancia del borde de las piezas superiores con el de las inferiores es mayor a 2 milímetros ya estamos frente a esta alteración.
  • Mixta: es una combinación de las dos anteriores. Los incisivos superiores están adelantados y cubren demasiado a los inferiores.

¿Cuáles son las causas de la sobremordida?

La relación inadecuada de las piezas dentarias superiores con las inferiores puede deberse a diferentes motivos. A continuación se detallan las más comunes.

Genética y herencia

Hay casos de sobremordida que tienen un origen hereditario. En general, la afección se manifiesta en varios miembros de la misma familia que nacen con la mandíbula pequeña o el maxilar superior muy grande.

Hábitos disfuncionales

Algunas costumbres repetitivas y no funcionales del niño pueden influir en el desarrollo y crecimiento de sus huesos y en la posición de las piezas dentarias. Los siguientes hábitos dan origen a la sobremordida:

  • Succión de dedo: la costumbre de chuparse algún dedo de la mano es un hábito disfuncional en el que se prolonga una conducta de succión no nutritiva. Estos movimientos repetitivos y la presión generada por el dedo pueden generar un desarrollo anormal del paladar y movimientos de las piezas dentarias que se colocan en un ángulo incorrecto.
  • Uso de chupete: es otro tipo de hábito de succión no nutritiva que puede originar problemas de sobremordida. Su uso de manera prolongada, después de los 2 años de edad, ocasiona alteraciones.
  • Empuje lingual: la presión de la lengua contra los elementos dentarios empuja a los mismos hacia adelante. Si bien esta costumbre suele ocasionar otro tipo de maloclusión llamada mordida abierta, también genera sobremordida. El origen de este hábito está en alteraciones anatómicas, como las adenoides inflamadas o la amigdalitis, a dificultades para tragar de manera correcta, al estrés y a problemas de sueño.
Uso prolongado del chupete ocasiona sobremordida.
Si el chupete se usa mucho tiempo más del indicado aparecen alteraciones; entre ellas, la sobremordida.

Malposiciones dentarias

La falta de piezas dentarias, la presencia de dientes de más, algún elemento retenido, mucho espacio entre piezas o el apiñamiento dental pueden ocasionar movimientos de los elementos restantes. Esto puede afectar la correcta posición de los incisivos, ocasionando la sobremordida.

Tumores y quistes

La presencia de un quiste o tumor en el hueso cambia la posición de las piezas dentarias, alterando su correcta alineación. La existencia de un bulto o crecimiento de tejido duro o blando en la porción superior de la boca puede mover a los incisivos hacia adelante ocasionando una sobremordida.

Posibles complicaciones

La presencia de sobremordida no solo afecta la estética de la persona que la padece. También altera otras funciones de la boca provocando diferentes problemas:

  • Alteraciones en el habla: la sobremordida dificulta la pronunciación de fonemas en los que intervienen los incisivos superiores y los labios.
  • Problemas para respirar asociados al origen de esta maloclusión.
  • Dificultad para morder, masticar y alimentarse de manera correcta.
  • Daño a otras piezas dentarias: desgaste del esmalte, aumento del riesgo de caries, de sufrir gingivitis y fracturas dentales.
  • Cambio del aspecto del rostro.
  • Dolor en la articulación temporomandibular, en la cabeza y en el cuello.

Tratamientos disponibles para la sobremordida

El objetivo de los tratamientos es corregir la incorrecta relación de las piezas superiores con las inferiores. Así se logra una mordida más estética y funcional que mejora la calidad de vida del paciente.

En ningún caso se deben mover los dientes de manera casera. La aplicación de fuerzas sobre las piezas dentarias para corregir su posición se debe realizar de manera puntual y controlada. Pretender hacerlo en la casa con medios propios significa un gran riesgo y la posibilidad de generar un daño mucho mayor al ya existente.

La corrección de la sobremordida dependerá del momento en que se realiza, de si se trata de un paciente niño, adolescente o adulto, de la gravedad del problema y de la causa que la origina. Será un ortodoncista quien evalúe todos estos aspectos y proponga la mejor solución para cada caso particular. Los tratamientos pueden ser quirúrgicos o no quirúrgicos.

Quirúrgico

Este tratamiento es el de elección cuando el problema de sobremordida es grave y no puede solucionarse con ortodoncia. Se realiza en pacientes adultos en los que el hueso ya dejó de crecer.

En estos casos, el origen es por un problema óseo y la cirugía es la única posibilidad de otorgar una relación correcta a los maxilares superior e inferior. En la intervención se mueve el hueso superior hacia atrás o la mandíbula inferior haca adelante, según el caso.

La combinación con ortodoncia fija previa y posterior es necesaria para completar el tratamiento. En los casos en que la sobremordida se deba a la falta de espacio se realiza la extracción de algunas piezas dentarias para reubicar las restantes.

No quirúrgico

El tratamiento ortodóntico es la primera opción de abordaje de la problemática con el uso de distintos tipos de aparatología. La elección del método a usar dependerá de la edad, el origen y la severidad del caso.

Algunas alternativas son las siguientes:

  • Ortodoncia interceptiva: son los aparatos que se colocan en los niños entre los 6 y 11 años de edad, en la época del recambio dental. Se utilizan para guiar y corregir el crecimiento de los huesos maxilares cuando aún están en desarrollo. Este tipo de tratamiento temprano permite lograr una correcta relación de ambos huesos entre sí y evitar abordajes más dificultosos, traumáticos, largos y costosos en el futuro. Para tratar la sobremordida se utilizan expansores palatinos, que son aparatos que se adhieren a los molares y tienen un tornillo que va separando de manera gradual dos piezas.
  • Brackets: los aparatos fijos con brackets y alambres son útiles para corregir la sobremordida en adolescentes y adultos. Aquí ya no se logra una correcta relación ósea, pero se realizan movimientos dentarios que permiten una armonía aceptable de las piezas superiores con las inferiores.
  • Invisalign: es una alternativa de tratamiento ortodóntico con aparatos invisibles y removibles. Se puede utilizar en adolescentes y adultos. Consiste en el uso de una serie de alineadores transparentes confeccionados para cada paciente que generan movimientos de los dientes. Permite alinearlos y colocarlos en una relación adecuada, logrando un resultado similar al obtenido con brackets, pero de una manera más estética.
Brackets para tratar la sobremordida.
Las opciones de tratamiento para la sobremordida oscilan entre las quirúrgicas y las no quirúrgicas. Los brackets se reservan para adolescentes y adultos.

¿Se puede evitar la sobremordida?

Hay algunos factores que predisponen a la aparición de la sobremordida y que no se pueden evitar. En esos casos, si ya hay alteraciones en la manera de morder en la familia, consultar de manera precoz al ortodontista permite abordar problemas futuros a tiempo.

El control en la infancia de acciones y costumbres que favorezcan la aparición de esta problemática o la agraven también es necesario. Evitar en los niños el uso prolongado del chupete o el biberón, la succión de dedos y el empuje lingual ayudarán a prevenir esta afección.

Las visitas tempranas y periódicas al dentista siempre son la mejor manera de detectar cualquier problema. Consultar al odontólogo antes del primer año del bebé y al ortodoncista desde los 6 años de edad permite abordar cualquier alteración de manera temprana. Así se evitan tratamientos más costosos y complicados en el futuro.

Te podría interesar...
5 consejos para una adecuada higiene dental con brackets
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 consejos para una adecuada higiene dental con brackets

Practicar una adecuada higiene dental con brackets es esencial para que el tratamiento sea exitoso. Aquí te damos 5 consejos para lograrlo.



  • Ruiz Jimenez, Yanina Del Rosario. "Hábitos de Succión y su Relación con las Maloclusiones." (2019).
  • Gonzales Monserrate, Eyanith Elizabeth. Causas producida por la succión del chupón en niños de 3 a 5 años. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología, 2017.
  • Arango Borrero, Andrea, et al. "Hábitos orales y odontología: una visión interdisciplinar." Editorial Universidad Santiago de Cali, 2020.
  • Chung Angulo, Susy Andrea. "Asociación entre hábitos orales deletéreos y anomalías dentomaxilares en niños de 3-5 años de la IEI Balsapuerto de la etnia Shawi, año 2019." (2020).
  • Arango, Valeria Clara Garduño. "Diagnóstico y tratamiento de las maloclusiones verticales en el paciente en crecimiento y adulto: a propósito de dos casos." (2020).
  • Casas, Mariana Bolio, and Isaac Guzmán Valdivia. "Tratamiento ortodóncico-quirúrgico de paciente clase II división 1. Presentación de un caso clínico." Revista Mexicana de Ortodoncia 5.4 (2017): 245-253.
  • Piñeda Zayas, Alejandro. "Ortodoncia interceptiva en paciente infantil con hábito de succión no nutritivo." (2019).
  • de Aguiar, Gyslainne Aparecida Rodrigues, et al. "SOBREMORDIDA." REVISTA FAIPE 7.2 (2018): 16-23.
  • Chilón Trejo, Naysha Widne. "FRECUENCIA DE TRAUMATISMOS DENTALES EN RELACIÓN A LA SOBREMORDIDA HORIZONTAL Y ETIOLOGÍA ACCIDENTAL EN CADETES DE LA ESCUELA DE OFICIALES FAP, 2018." (2019).