10 beneficios de comer cítricos regularmente

Thais Guillén Otero·
11 Febrero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
11 Febrero, 2021
A través de este artículo conocerás cuáles son las ventajas de añadir los cítricos a tu dieta.

Los cítricos son una delicia para los sentidos. Por esto mismo, ¿quién no ha disfrutado alguna vez de un sabroso zumo de naranja por la mañana a la hora del desayuno? Oriundos de Asia tropical y subtropical, hoy en día estas frutas son muy apreciadas en todo el mundo y han sido reconocidas desde hace muchísimos años por su alto contenido de vitamina C y ácido cítrico. Sin embargo cuentan con muchas propiedades más.

Los cítricos son especies pertenecientes al género Citrus cuyos frutos poseen un característico sabor ácido y son ricos en aceites esenciales. Existen muchas variedades, pero las más conocidas son la naranja dulce, la naranja agria, el limón, la mandarina, el pomelo o toronja y la lima.

De acuerdo con la literatura científica “además de su uso como frutal y ornamental los cítricos son ampliamente empleados como medicinales. Arias & Ramón-Laca (2005) citan diversos usos relevados en la bibliografía histórica de la Antigüedad y Edad Media, y registran una mayor diversidad de usos medicinales pasados que actuales”.

Si desconoces algunas de sus propiedades no te preocupes, a continuación podrás encontrar 10 beneficios de comer cítricos regularmente.

Consumir jugo de naranja a diario puede ser beneficioso para ti.

1. Fuentes naturales de vitaminas y minerales

Consumir limones y naranjas -regularmente y dentro de una dieta equilibrada- es una manera muy fácil de obtener las concentraciones de vitaminas A, B1, B2 y C, potasio, cobre y azufre que necesita el cuerpo para funcionar adecuadamente.

Con esta alimentación natural lograrás revitalizar el organismo, fortalecer los tejidos, prevenir resfriados e infecciones de la mucosa, estimular las secreciones glandulares y equilibrar la tensión arterial.

Lee: ¿Las vitaminas ayudan a tener más energía?

2. Protegen el sistema digestivo

Los cítricos, al igual que otras frutas y alimentos de origen vegetal, son muy beneficiosos para la salud gastrointestinal y, concretamente para la microbiota. Esto es por su aporte de fibra, además de las distintas vitaminas, minerales y antioxidantes, claro está.

3. Controlan los niveles de colesterol y ácido úrico

Según varias hipótesis, las frutas ácidas son excelentes para bajar los niveles de colesterol y ácido úrico en sangre.

Por ende, si consumes cítricos regularmente estarás previniendo el desarrollo de problemas circulatorios, afecciones cardiacas y enfermedades como la gota.

4. Piel bella y saludable

Al igual que ocurre con otras frutas y vegetales, las vitaminas y aceites esenciales de los cítricos son excelentes para la piel. Por esto mismo, no es de extrañar que se haya incluido a menudo en diversas fórmulas cosméticas. En especial, los extractos de sus cáscaras.

Ahora bien, así como ya es posible obtener sus beneficios a través de diversos productos de cuidado de la piel, también es posible aprovecharlos de una manera muy sencilla: a través de su inclusión regular en la dieta.

5. Contribuyen con el control de la diabetes

Según algunas hipótesis, el zumo de frutas como la naranja ayuda a estimular el funcionamiento del páncreas mientras que la toronja ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y controlar las hipoglicemias. Ojo, esto no quiere decir que estos zumos sean una “cura” o un tratamiento como tal para el problema, sino que pueden ser un buen complemento para la dieta.

6. Activan el sistema inmunitario

Según la sabiduría popular, consumir naranjas ayuda a subir las defensas naturales (o mejor dicho, reforzar el sistema inmunitario),y así disminuir el número de malestares y enfermedades infecciosas. Ahora, si bien esto aún sigue en debate, no está de más disfrutar de las delicias cítricas en caso de gripe o resfriado, en el marco de una dieta saludable.

8. Desintoxican el organismo

Se dice que no hay nada como la naranja, el limón y la mandarina para eliminar las toxinas que han entrado al organismo y de una forma u otra lo han perjudicando, causándole cansancio, molestias o falta de energía. Todas estas frutas aportan fructosa, que proporciona energía al cuerpo.

Lee: 9 tips para desintoxicar el cuerpo de forma natural

9. Depuran órganos

Por otra parte, se dice que la acumulación de toxinas en determinados órganos, como los riñones, la vesícula y el hígado da como resultado la formación de cálculos biliares y renales, congestiones hepáticos y otros problemas de salud. Por ello, se recomienda tomar -a modo preventivo- frutas cítricas con regularidad.

10. Ayudan a perder peso

Aunque muchas investigaciones han ayudado a arrojar algo de luz al respecto, los investigadores afirman que aún hace falta profundizar más en la relación entre consumo de cítricos y pérdida de peso.

Si consumes una limonada casera sin azúcar ni ningún otro añadido en lugar de un refresco industrial o bebida alcohólica, puede que te acerques más a tu meta. No obstante, esta pequeña estrategia deberá estar siempre acompañada de otros buenos hábitos de vida, como una buena alimentación y rutina de ejercicios.

Los cítricos son alimentos que conviene incluir en la dieta

Algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de consumir esa naranja, esa mandarina, ese limón que tanto te gusta son los siguientes que brinda al sabiduría popular:

  • Se recomienda que el consumo de los cítricos debe ocurrir antes de las dos de la tarde, es cuando realmente son beneficiosos para el organismo.
  • La naranja y la mandarina son frutas que deben comerse solas, de lo contrario pueden ocasionarte problemas gástricos.
  • La naranja es oro por la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche. Comienza tu día con un delicioso zumo.
  • Evita mezclar la fruta bomba con el limón, puede ocasionar anemia y problemas con la hemoglobina.
  • Si te gusta experimentar ten cuidado con la mezcla de naranja y zanahoria. Este zumo eleva la acidez estomacal, causa reflujo y afecta el hígado y el sistema renal.

¿Listo para empezar a aprovechar más los cítricos? ¿Ya sabes cómo vas a integrarlos con más regularidad en tu dieta? Recuerda que si tienes dudas, siempre puedes consultar con un nutricionista.

  • MADR, Corpoica, Universidad-de-Antioquia. Cítricos: cultivo, poscosecha e industrialización. Corporación de investigación agropecuaria CORPOICA. 2012
  • K. Keller, S.Rodríguez López, M. Carmenate Moreno. ¿Cómo se asocian las conductas de consumo de alimentos con la ingesta de frutas y verduras en adultos españoles?. Nutricion Clínica y Dietéticas Hospitalaria. 2015
  • O. Moreiras. Tablas de composición de alimentos: guía de prácticas. Ciencia y técnica/ Pirámide. 2013