5 tipos de hongos en la piel y cómo identificarlos

Las infecciones por hongos en la piel suelen ir acompañadas de picor e incluso dolor y aparecer en zonas con pliegues o expuestas a humedad continua
5 tipos de hongos en la piel y cómo identificarlos
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli.

Escrito por Solimar Cedeño

Última actualización: 25 enero, 2022

El cuidado de nuestra piel es importante por muchos motivos. En principio, es la capa protectora de nuestro cuerpo y mantenerla cuidada también protegerá el resto de nuestro organismo. Además, cualquier daño que sufra, ya sea por hongos en la piel o por otras causas, será visible, comprometiendo nuestra comodidad e imagen personal.

Por eso, es vital protegernos de hongos en la piel, así como saber identificar si sufrimos alguna infección que necesite atención médica. De esta manera, podemos curarla rápidamente y evitar marcas o secuelas.

¿Todos los hongos en la piel son iguales?

Así como no existe una sola especie animal, o vegetal, el reino de los hongos también está conformado por diversos tipos de organismos. Algunos de ellos pueden afectar a los humanos y generar infecciones en la piel.

A la hora de las infecciones dérmicas podríamos hablar de los 5 tipos de hongos que comúnmente generan manchas, escozor e incluso dolor.

1. Tiña

Mujer con hongos en la piel

La dermatofitosis, conocida comúnmente como “tiña”, es una infección causada por hongos denominados dermatofitos. Estos hongos, en humanos, tienen un período de incubación de 1 a 2 semanas antes de manifestar síntomas de infección.

Los dermatofitos crecen mejor en un ambiente cálido y húmedo, siendo más comunes en regiones tropicales y subtropicales. También se multiplican en espacios cerrados o con poca ventilación, prendas de ropa que sufren sudor excesivo, objetos o máquinas de hacer deporte y ejercicio, etc.

Por lo general, los dermatofitos crecen solo en tejidos que contengan queratina o “tejido muerto”, como el cabello, las uñas y la capa externa de la piel. Asimismo, detienen su propagación cuando entran en contacto con células vivas o áreas de inflamación.

Estos hongos se transmiten por el contacto con el hongo en otro huésped. La infección se inicia, generalmente, en el cabello naciente o en la parte más externa de la piel, conocida como “estrato córneo”, y a partir de allí se propaga.

Las tiñas se clasifican de acuerdo a la zona del cuerpo a la que afectan. Por ejemplo, la tiña torsurante o cápitis afecta el cabello y el cuero cabelludo. La corporal es aquella que ataca el tejido del tronco, las extremidades y el rostro. La tiña de la mano es otra infección común que afecta las palmas y las vuelve escamosas.

Una tiña muy habitual es la del pie, mejor conocida como “pie de atleta. Los ambientes húmedos y cálidos: utensilios y ropa deportiva, vestuarios en gimnasios, son ideales para estos hongos en la piel. No obstante, cualquier persona es propensa a sufrir esta infección.

¿Cómo identificar este tipo de hongo?

Puedes saber si tienes problemas de tiña si presentas:

  • Picazón o ardor
  • Enrojecimiento de la piel en forma de anillos
  • Ampollas
  • Piel escamada o pelada
  • Descomposición o ablandamiento de la zona afectada
La tiña es uno de los tipos de hongos en la piel.

2. Cándidas

La candidiasis es una infección causada por levaduras. Es un hongo muy común, presente incluso en el cuerpo humano.

La infección se presenta cuando los anticuerpos de nuestro organismo no son capaces de defendernos de estos hongos en la piel. Esto puede ocurrir al tener las defensas bajas o cuando tomamos antibióticos.

Aunque este tipo de infección puede afectar a cualquier parte del cuerpo, aparece principalmente en zonas de la piel con pliegues, como las axilas, la parte inferior de los senos, la ingle, etc. Cuando se presenta en la piel, se denomina candidiasis cutánea.

Las levaduras también afectan las mucosas: los genitales, la boca, la lengua, e incluso en casos extremos, el esófago y los pulmones. La cándida es la principal causa de dermatitis en los bebés, debido a la humedad que se mantiene en el pañal.

¿Cómo identificar este tipo de hongo?

  • Enrojecimiento y erupción.
  • Picazón o ardor.
  • Secreción blanca en la zona afectada.
  • Dolor e incomodidad.
  • Cambio de color, debilitamiento, estrías, engrosamiento o pérdida de las uñas.

3. Hongos en las uñas

Las infecciones por hongos también puede afectar a las uñas, recibiendo el nombre de onicomicosis. Muchos de los agentes etiológicos son dermatofitos, por lo que pueden incluirse dentro de las tiñas y llamarse tiña ungueal. Sin embargo, también puede deberse a otros tipos de hongos que afectan la piel como los mohos y las levaduras.

Las onicomicosis son las infecciones más comunes en las uñas y representan hasta el 30 % de todos los casos según múltiples estudios. Cualquier persona puede padecer esta infección, sin embargo, los diabéticos y los inmucomprometidos tienen un riesgo mayor.

Los hongos afectan con mayor frecuencia a las uñas de los pies. Los mismos se puede ubicar en la propia unidad ungueal, afectar la piel circundante y diseminarse a otras uñas. Por desgracia, el tratamiento de esta micosis es difícil y a menudo amerita la combinación de terapia tópica y oral.

¿Cómo identificar este tipo de hongo?

La identificación de la onicomicosis es muy sencilla, incluso en los estadios iniciales de la enfermedad. La uña afectada suele cambiar de color, tornándose más blanca o amarillenta.

La forma de la uña también se ve alterada. En algunos casos, es posible observar un debilitamiento de la uña, lo que aumenta la probabilidad que se rompa. Sin embargo, algunos hongos son capaces de causar un engrosamiento de la misma. Este tipo de infección no suele causar dolor en la uña afectada al menos que el caso sea muy grave.

4. Pitiriasis versicolor

La pitiriasis versicolor es una infección por hongos en la piel causada por levaduras. El agente etiológico más frecuente es una levadura conocida como Malassezia furfur. La misma se puede encontrar en la piel como parte de la flora normal, sin embargo, se pueden convertir en patógenos bajo ciertas condiciones.

El hongo es capaz de producir una sustancia especial llamada ácido acelaico, lo que impide la producción de melanina, causando la sintomatología característica. Esta enfermedad tiene una distribución universal, sin embargo, estudios demuestran que es más frecuente en países tropicales y subtropicales.

Las lesiones características de la pitiriasis versicolor pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Una de las ubicaciones más frecuentes es el pecho, pero también es posible observarla en el cuello, la cara y los brazos.

¿Cómo identificar este tipo de hongo?

El principal síntoma de esta infección por hongos en la piel es la presencia de manchas blanquecinas o amarillentas. Las manchas tienden a aumentar de tamaño de forma paulatina. La lesión puede ser redonda u ovalada, además, es posible observar una descamación ligera en ellas.

La patología no suele generar otros síntomas, aunque algunas personas pueden presentar prurito o escozor en las lesiones. Por fortuna, la afección puede desaparecer por sí sola al finalizar el verano en los países con climas templados.

5. Esporotricosis

Se trata de una infección por hongos muy frecuente en Latinoamérica causada por un moho llamado Sporothrix schenckii. El agente etiológico habita en distintos tipos de musgo, rosales, estiércol y en algunos fardos de heno. Su distribución hace que la población más afectada sean los jardineros y agricultores.

El hongo penetra en la piel a través de pequeñas cortadas, generalmente debido a pinchazos con espinas de las plantas. Por fortuna, el hongo no puede transmitirse de persona a persona. Además, la diseminación hematógena a otros tejidos es rara, por lo que las lesiones suelen estar circunscritas a un área específica.

¿Cómo identificar este tipo de hongo?

La lesión primaria se manifiesta como un bulto o pápula de tamaño variable, la cual se ubicará en la zona donde el hongo entró al organismo. La misma es indolora y aumentará de tamaño de forma progresiva. La cantidad de pápulas puede aumentar paulatinamente y alcanzar un número variable.

Con el pasar de los días, las lesiones se volverán necróticas y serán similares a un forúnculo. Además, las mismas evolucionan y se trasforman en lesiones similares a úlceras que tardan mucho tiempo en sanar.

La prevención de hongos en la piel es fundamental

Lo mejor para protegernos de los hongos en la piel es evitar el contacto con otras personas infectadas, su ropa y artículos personales.

También es fundamental mantener una excelente higiene personal,  ya que la mayoría de estos hongos forman parte de la flora habitual. En caso de identificar que estás padeciendo una infección por un hongo en la piel, visita al médico para que te recete un antimicótico.



  • The Center for Food Security & Public Health. Dermatofitosis. Tiña, Tinea, Dermatomicosis. Institute for International Cooperation in Animal Biologics (2005)
  • Healthline.com Candida Fungus Skin Infection [Online] Available at: www.healthline.com/health/skin/candida-fungus
  • Katoh, T. (1994). Dermatophytes. Nippon Ishinkin Gakkai Zasshi. https://doi.org/10.3314/jjmm.35.403
  • Sykes, J. E., & Outerbridge, C. A. (2013). Dermatophytosis. In Canine and Feline Infectious Diseases. https://doi.org/10.1016/B978-1-4377-0795-3.00058-2