3 tratamientos caseros para remover el sarro de los dientes

Daniela Echeverri Castro·
06 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
05 Diciembre, 2019
Los tratamientos caseros para eliminar el sarro tienen como objetivo ayudar a limpiar los dientes y, al mismo tiempo, blanquearlos. A continuación te comentamos qué ingredientes suelen llevar y otros aspectos de interés.

Para remover el sarro de los dientes es imprescindible ir al dentista a hacerse una limpieza profesional. Sin embargo, en el ámbito popular se dice que hay algunos remedios caseros que podrían ser útiles para mejorar la higiene bucal.

Uno de los problemas de salud oral más comunes es la acumulación de sarro. Es una condición que acarrea consecuencias sobre los dientes y encías, puesto que eleva el riesgo de infecciones.

Su presencia hace que las piezas dentales luzcan sucias, aunque se laven de forma habitual. De hecho, conforme avanza, aumenta la aparición de mal aliento y caries.

La intervención oportuna de un profesional puede impedir que se generen complicaciones más graves a largo plazo. No obstante, hay quienes deciden probar algunas alternativas, como los tratamientos caseros que te comentaremos a continuación.

¿Qué es el sarro dental?

Persona con la boca abierta con sarro en los dientes.

Conocido también como ‘tártaro’ o ‘cálculo dental’, el sarro es una sustancia amarillenta formada por bacterias, residuos de alimentos y sales minerales que, poco a poco, se van depositando en la superficie dental.

Es una capa dura, de textura rugosa que, al deteriorar el esmalte dental, facilita la formación de manchas cuando se consumen determinados alimentos.

Su aparición afecta la estética de los dientes y, a su vez, crea un ambiente propicio para el crecimiento de los gérmenes que producen infecciones en los dientes y encías. De hecho, a menudo está relacionado con el desarrollo de:

Síntomas del sarro dental

Todas las personas desarrollan una placa en la superficie de los dientes, ya que las bacterias crecen continuamente en la boca, sobre todo si quedan residuos de alimentos. Esta capa va alterando la superficie dental y, al no ser eliminada, produce depósitos más duros que conocemos como sarro.

Su síntoma principal es una mancha rugosa de color amarillo o marrón que suele ubicarse entre los frontales inferiores de los dientes y la línea de las encías. Esto, a menudo, se acompaña con problemas de mal aliento e inflamación.

Descubre: ¿Mascar chicles evita el mal aliento?

Tratamientos caseros para remover el sarro

Para remover el sarro de una forma eficaz, lo más recomendable es mejorar los hábitos de higiene bucal y acudir al dentista para una limpieza (o si fuese necesario, un tratamiento especializado) por lo menos una vez cada seis meses.

Existen algunos remedios caseros que podrían ayudar, de forma puntual, a remover el sarro acumulado en los dientes, pero debes saber que hay que utilizarlos con precaución para evitar dañarlos.

Nunca utilices los remedios con bicarbonato de sodio más de una vez a la semana, ya que pueden erosionar el esmalte de los dientes y debilitarlos.

Descubre: Remedios de bicarbonato de sodio: ¿son convenientes?

1. Bicarbonato de sodio y aceite de coco

El aceite de coco en crema se utiliza como complemento de la higiene bucal.
El aceite de coco en crema puede servir como complemento para limpiar los dientes y remover el sarro.

Se dice que la mezcla de bicarbonato de sodio y aceite de coco puede ayudar a eliminar el exceso de sarro y suciedad en los dientes y blanquearlos un poco.

Ingredientes

  • 1 pizca de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).
  • Opcional: 3 gotas de aceite esencial de menta.

Procedimiento

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta homogénea.
  • Pon una porción del producto en tu cepillo de dientes y úsala como si se tratase del dentífrico.
  • Enjuaga con abundante agua.

Nota: hay quienes sustituyen el bicarbonato de sodio por aceite de coco en crema para obtener mejores resultados. 

2. Levadura de cerveza

Aunque no existe evidencia científica que lo confirme, se dice que los compuestos de la levadura de cerveza evitan que las bacterias proliferen en los dientes. Su mezcla con un poco de sal ayudaría a ablandar los residuos que forman el sarro.

Ingredientes

  • Agua (la cantidad necesaria).
  • ½ cucharadita de sal (2 g).
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (15 g).

Procedimiento

  • Combina todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta cremosa.
  • Frota el remedio sobre los dientes con ayuda de tu cepillo dental para remover el sarro sin maltratar las encías.
  • Enjuaga con abundante agua.
  • Por último, puedes enjuagarte la boca una vez más con tu enjuague bucal de costumbre.

3. Carbón activado, una opción para remover el sarro, pero con mucha precaución

Mujer cepillándose los dientes con carbona activado.
El carbón activado debe utilizarse siempre con precaución, siguiendo las indicaciones del odontólogo.

El carbon activado es un ingrediente que se ha puesto muy de moda en los últimos años, puesto que se dice que puede ayudar a blanquear los dientes de forma natural.

Por ello, ya es común encontrarlo en parafarmacias, en diversas presentaciones o como parte de la lista de ingredientes de diversos productos, como pastas de dientes.

Sin embargo, se ha demostrado que su uso diario puede resultar perjudicial, ya que, al igual que el bicarbonato de sodio, puede erosionar el esmalte y debilitar los dientes.

Hay quienes se preparan una pasta de dientes casera con una pizca de esta sustancia para remover el sarro y blanquear sus dientes ocasionalmente y hay quienes añaden un poco a su enjuague bucal. En ambos casos, hay que tener mucha precaución.

Nota: antes de utilizar cualquier remedio casero con carbón activado, es recomendable consultar con el odontólogo para evitar inconvenientes.

¿Para remover el sarro tengo que ir al dentista?

Aunque se dice que estos remedios ayudan a eliminar el sarro de tus dientes, lo más recomendable es que vayas al dentista a hacerte una limpieza por lo menos dos veces al año (una vez cada seis meses) para así poder mantener tu boca libre de sarro, caries y afines.

Adicionalmente, mantén buenos hábitos de higiene bucal y consulta con tu odontólogo cuáles son las mejores opciones de tratamiento para cada problema que se te presente. Los remedios caseros son simplemente complementos ocasionales.