5 consejos para mejorar la función del hígado y la vesícula biliar

Para estar saludables y llenos de energía día a día, debemos mantener buenos hábitos de vida, como comer bien e hidratarnos adecuadamente. Descubre más a continuación.
5 consejos para mejorar la función del hígado y la vesícula biliar
Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu

Escrito y verificado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu.

Última actualización: 25 mayo, 2023

El hígado y la vesícula biliar son dos órganos relacionados entre sí que cumplen algunas funciones comunes. Ambos están en la parte derecha del abdomen y unidos por unos conductos llamados vías biliares.

Es sin duda el hígado el que cumple varias funciones vitales en nuestro organismo, el que nos depura, sintetiza hormonas y enzimas, almacena glucógeno, hierro, cobre o  vitamina A. También se encarga de destruir células viejas o determinados virus o bacterias a través de las llamadas células de Kupffer, muy similares a los glóbulos blancos.

Por su parte, la vesícula biliar se encarga de almacenar la bilis segregada por el hígado con el fin de mejorar el proceso digestivo y absorber mejor los nutrientes.

Así pues, para que el hígado y la vesícula biliar funcionen con normalidad es indispensable mantener una buena alimentación, entre otros buenos hábitos de vida.

Te invitamos a que descubras 5 formas de optimizar la función del hígado y la vesícula biliar.

1. Beber agua

La hidratación es fundamental para todo el organismo y no es la excepción en lo que respecta al hígado y la vesícula biliar. Por ello, uno de los mejores consejos para cuidarnos es beber a diario suficiente cantidad de líquido y, sobre todo, agua.

En la medida de lo posible, debemos procurar evitar el consumo de bebidas industriales, alcohólicas y con cafeína y otras sustancias estimulantes.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

2. Remedio de pomelo (toronja) y jengibre

Se dice que por los nutrientes que contienen cada uno de estos ingredientes, el siguiente remedio es muy adecuado para mantener la salud del hígado y la vesícula biliar.

Ingredientes

  • 1 pomelo
  • 5 g de jengibre fresco rallado
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • Opcional: 1 cucharadita de miel (5 g)

Preparación

  • Lo primero que haremos será rallar el jengibre y obtener esos 5 gramos. Después, en un mortero, pícalo junto con el ajo para que ambos ingredientes queden bien combinados.
  • Ahora obtén el jugo del pomelo.
  • El siguiente paso es sencillo: nos vamos a la licuadora y mezclamos bien todos los ingredientes: el pomelo, la miel y el jengibre y el ajo triturado. Obtén una mezcla bien homogénea con el agua y permite que repose a lo largo de 15 minutos.

3. Infusión de diente de león

diente de león mejora el higado y besicula biliar

Se dice que para cuidar el hígado y la vesícula biliar hay que procurar beber la infusión del diente de león, puesto que, mejora la digestión. 
  • Basta con hacer una infusión con 10 gramos de diente de león en un vaso de agua y endulzar con un poco de miel. ¡Deliciosa!
  • Se considera que el mejor momento para tomar una buena infusión de diente de león es 10 minutos después de tu comida principal del día.

4. Ensalada revitalizante para el hígado y la vesícula biliar

ensalada col

Los nutrientes de estos vegetales son adecuados para cuidar del hígado y favorecer la salud de la vesícula biliar. Por ello, esta ensalada puede ser una buena opción para complementa la dieta, de forma saludable.

Ingredientes

  • 3 nueces.
  • 1 pera (40 g).
  • Perejil (al gusto).
  • Hinojo (al gusto).
  • 1 puñado de pasas.
  • ½ aguacate (30 g).
  • ½ taza de col roja (50 g).
  • ½ taza de repollo (50 g).
  • 1 zanahoria mediana (20- 30 g).
  • ½ taza de espinacas (50 g).

Preparación

  • Basta con limpiar bien todos los ingredientes y cortarlos a trocitos bien finitos.
  • Buscamos, ante todo, que las frutas y verduras estén frescas y que las consumamos crudas, puesto que es de este modo como más nos va a beneficiar.
  • Lleva todos los ingredientes a un bol y adereza con un poco de aceite de oliva y unas gotitas de jugo de limón.

5. Agua de cebada

Se dice que el agua de cebada contiene en nutrientes como el calcio, el magnesio y el potasio, minerales que contribuyen con la salud de todo el organismo y nos ayudan a mantenernos sanos.

Ingredientes

  • 1 pizca de canela.
  • El jugo de medio limón.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • Granos de cebada (25 g).
  • Opcional: 1 cucharadita de miel (25 g).

Preparación

  • Empezaremos limpiando los granos de cebada bajo el grifo con ayuda de un colador.
  • Ahora ponemos los granos de cebada a hervir con el agua. La cocción durará al menos media hora o hasta que veas que los granos están tiernos.
  • Cuando estén listos, cuela el agua y sepárala de la cebada.
  • Endulza la infusión obtenida con la canela, la miel y añade, por último, el jugo de medio limón.

Nota final

La mejor manera de gozar de salud y bienestar es manteniendo buenos hábitos de vida. Por ello, debemos apoyarnos en otras medidas, además de las preparaciones aquí mencionadas para cuidarnos como corresponde.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • American Liver Foundation. (2017). Liver wellness. liverfoundation.org/wp-content/uploads/2017/08/Liver_Wellness.pdf
  • Cleveland Clinic Staff. (n.d.). Liver disease. my.clevelandclinic.org/health/diseases/17179-liver-disease
  • Johns Hopkins Medicine. (n.d.). Liver: Anatomy and functions. hopkinsmedicine.org/healthlibrary/conditions/liver_biliary_and_pancreatic_disorders/liver_anatomy_and_functions_85,P00676
  • U.S. National Library of Medicine. (2016). How does the liver work? ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0072577/

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.