11 mejores remedios caseros que te ayudarán a desinflamar las amígdalas

Algunos remedios caseros pueden ayudar a desinflamar las amígdalas. Sigue leyendo y conoce cómo aliviar las molestias en esta zona, que son tan frecuentes como incómodas.
11 mejores remedios caseros que te ayudarán a desinflamar las amígdalas

Última actualización: 23 septiembre, 2022

Los remedios caseros para ayudar a desinflamar las amígdalas pueden ser tus mejores aliados, si te despertaste con dificultad para tragar, dolor de garganta, malestar general y sabor amargo en la boca. A veces, en estos casos, se notan manchas rojas, blancas o los vasos sanguíneos de la zona dilatados.

Todos estos síntomas indican que, seguramente, tienes las amígdalas inflamadas. Esta es una afección que tiene distintos orígenes: virus, bacterias, reflujo ácido, alergias…

Seguramente, en un primer momento no le das importancia a esta dolencia; pero ten en cuenta que si no la tratas a tiempo puede ocasionar más dolores, asfixia y dificultades para respirar. Por eso, te diremos algunos remedios caseros para desinflamar las amígdalas, que harán que tu día sea más llevadero.

¿Por qué se inflaman las amígdalas?

Las amígdalas están ubicadas en la garganta justo por detrás y por encima de la lengua. Forman parte del sistema vascular linfático, implicado en el sistema inmune.

Hablamos de amigdalitis cuando las mismas se inflaman. Esta patología la sufren en mayor proporción los niños. Sin embargo, debes tener cuidado, porque todos podemos padecerla.

Los virus y las bacterias son los responsables de que la amigdalitis aparezca. Lo casos más comunes tienen su origen en los virus y, en menor medida, en las bacterias; también, aunque es poco frecuente, se genera por un parásito o u hongo.

Signos y síntomas

La señal que te indicará que algo está mal es el dolor de garganta y el color que muestran tus amígdalas. Si las amígdalas están rojas, toma medidas inmediatamente.

Algunos de los síntomas que acompañan son:

  • Dificultad pata tragar.
  • Úlceras en la garganta.
  • Fiebre.
  • Mal aliento.
  • Dolor.
  • Ganglios linfáticos abultados.

Medidas para desinflamar las amígdalas

Para comenzar a desinflamar las amígdalas desde tu hogar, toma en cuenta los siguientes consejos, que te permitirán sentirte mejor:

  • Las comidas frías ayudan a disminuir la inflamación así como la sensación de dolor.
  • No consumas alimentos muy calientes: si optas por sopas o caldos, procura consumirlos cuando estén tibios.
  • Hidrátate: para desinflamar las amígdalas es importante tener una correcta hidratación. Sin embargo, en este proceso evita los refrescos y otras bebidas azucaradas.
  • Haz gárgaras: puedes usar algún enjuague con propiedades analgésicas o colutorias; aunque evita los productos que tienen alcohol.
  • No fumes y aléjate de las personas que fuman.

11 remedios caseros para ayudar a desinflamar las amígdalas

Los siguientes remedios caseros para ayudar a desinflamar las amígdalas son otros de tus grandes aliados. A continuación, te vamos a decir qué usar y cómo prepararlos. Eso sí, recuerda buscar asesoría profesional para determinar qué es lo más indicado en tu caso.

1. Gárgaras de agua tibia con sal

Uno de los remedios caseros más populares, conocidos y usados para aliviar la amigdalitis y el dolor de garganta se prepara con un ingrediente que todos tenemos en casa: la sal común.

Usándola para hacer gárgaras tres veces al día es posible eliminar el exceso de bacterias que se acumulan en las amígdalas, lo que ayudará a su vez a desinflamar.

El proceso de preparación es sumamente sencillo:

  • Pon a hervir un poco de agua (media taza será suficiente);
  • Retira del fuego y añade media cucharadita de sal;
  • Deja reposar hasta que alcance una temperatura adecuada;
  • Haz gárgaras, procurando mantener el líquido el mayor tiempo posible;
  • Escupe (evita tragar).

2. Bicarbonato de sodio

Las gárgaras de bicarbonato de sodio también tienen acción antimicrobiana, lo que lo hace un remedio efectivo para desinflamar las amígdalas, ayudando a tratar infecciones y limpiar la garganta.

Ingredientes

  • Una pizca de bicarbonato de sodio (lo que cabe en la punta de una cucharilla);
  • Media taza de agua tibia.

Modo de utilización

  • Disuelve bien el bicarbonato;
  • Asegúrate de que el agua no esté muy caliente;
  • Al igual que en el anterior remedio casero para la amigdalitis, procura mantener las gárgaras por más tiempo;
  • Y no lo tragues.

Puedes hacerlo varias veces al día.

3. Limón y miel

Para desinflamar las amígdalas hay que usar miel y limón
Las propiedades medicinales de la miel y el limón podrían brindar alivio sintomático de las amigdalitis.

La vitamina C que contiene el limón es ideal para desinflamar las amígdalas, ya que sirve para estimular el sistema inmunitario. Este nutriente también protege los tejidos y ayuda a disminuir las inflamaciones ocasionadas por golpes o lesiones.

Según las investigaciones realizadas sobre el tema, la mayoría de la población utiliza plantas para prevenir o tratar diversas afecciones, como gripe, resfriados, dolor de garganta, amigdalitis. Entre las de mayor consumo están el eucalipto, el limón y la manzanilla.

Por su parte, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Insan Cendekia (JIC), la miel es capaz de inhibir el crecimiento del Streptococcus pyogenes, uno de los causantes más comunes de la faringitis.

Para preparar este remedio casero, agrega, en un vaso agua tibia, el jugo de un limón, una pizca de sal y media cucharada de miel para endulzar. Con esta bebida eliminarás todos los microorganismos que producen el dolor de garganta.

4. Cúrcuma y pimienta negra

La cúrcuma es una raíz que tiene propiedades antiinflamatorias, gracias a su alto contenido de curcumina. Solo debes preparar una infusión con agua hervida, un trozo de raíz de cúrcuma y pimienta negra y hacer enjuagues.

Por otra parte, pese a que esta es una combinación natural, se deben tomar precauciones, ya que la cúrcuma puede generar algunos efectos secundarios, como: malestar estomacal, adelgazar la sangre y estimular contracciones.

5. Jengibre y canela

Estos dos ingredientes, de fuerte sabor y penetrante aroma, contribuyen de diversas formas para aliviar y desinflamar las amígdalas. Se puede tomar en infusión. Aunque también funciona hacer gárgaras con jengibre y canela.

Según una investigación, la combinación de un extracto de jengibre rojo con canela tiene una potente actividad antibacteriana contra los principales causantes de la faringitis.

6. Semillas de fenogreco

El fenogreco es una planta con diversas propiedades, que van desde afrodisíacas y antiparasitarias, hasta laxantes y expectorantes. Pero lo más importante, en este caso, son sus virtudes antiinflamatorias y antibacterianas.

Para usarlo como un remedio casero que te ayudará a aliviar la inflamación de las amígdalas, solo debes hervir sus semillas en agua durante media hora. Deja reposar, cuela y haz gárgaras con el líquido.

Según los estudios, este remedio se considera efectivo, como disolvente de mucosidades y limpiador de garganta, lo que también alivia las ganas de toser.

7. Té de manzanilla

La manzanilla es muy conocida por sus propiedades medicinales, especialmente las antiinflamatorias. Puedes preparar una infusión con la manzanilla, exprimes un limón y endulza con miel.

8. Ajo

El ajo es otro de esos buenos remedios para combatir de forma casera la amigdalitis. Es muy eficaz, dadas sus propiedades antimicrobianas. De hecho, se le considera un antibiótico natural, gracias a la alicina que contiene. Puedes consumirlo de varias formas para aliviar el dolor y inflamación de la garganta.

Una de ellas es masticando o chupando un diente de ajo, simplemente. La otra forma es colocar un diente de ajo en un vaso de agua caliente y dejar reposar, para que libere sus propiedades y para que puedas tomarlo, sin riesgo de quemarte.

9. Tomillo

Puedes combinar el tomillo con el limón y la miel, en una poderosa infusión para combatir los agentes patógenos que causan la inflamación de las amígdalas. Se prepara de la siguiente manera.

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • Una cucharadita de tomillo,
  • Medio limón,
  • Una cucharada de miel.

Preparación

  • Pon a hervir el agua.
  • Cuando rompa el hervor, añade el tomillo.
  • Baja la llama y deja por 5 minutos más.
  • Retira del fuego y deja reposar.
  • Cuela y añade el limón y la miel, antes de tomar.

10. Infusión de menta

Otro remedio casero muy usado para la inflamación de la garganta causada por la amigdalitis es el té de menta, dadas sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales. Aunque viene en sobre, ya listo para preparar, es mejor si lo preparas de forma casera.

Ingredientes

  • Hojas de menta fresca (5 a 6);
  • Una taza de agua.

Preparación

  • Lava bien las hojas.
  • Pon a hervir el agua.
  • Retira del fuego.
  • Deja reposar diez minutos.
  • Cuela y toma.

11. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es otra buena alternativa cuando tienes dolor de garganta e inflamación de las amígdalas. Por su alto nivel de acidez, cambia el pH de las mucosas, haciendo menos propicio el ambiente para que se desarrollen las bacterias.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de vinagre o 50 cm3
  • 4 cucharadas de agua.

Preparación y uso

  • Haz gárgaras, manteniendo el líquido por un tiempo.
  • Escupe. No debes tragar.

Cuándo acudir al médico

Estos remedios caseros deberían ayudar a desinflamar las amígdalas y proporcionar alivio al malestar. Sin embargo, no deben considerarse un sustituto del tratamiento recomendado.

Cuando se guarda reposo y se toma abundante líquido, las amigdalitis remiten en una semana o menos. Se debe acudir al médico si la inflamación y el dolor persisten o se tornan más intensos, para hacer los exámenes correspondientes y descartar otras patologías.

Te podría interesar...
6 remedios naturales para aliviar el dolor por inflamación de amígdalas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 remedios naturales para aliviar el dolor por inflamación de amígdalas

La inflamación de amígdalas puede estar ocasionada por una infección de virus o bacterias. Te damos 6 buenos remedios para tratarla de forma natura...



  • Couloigner, V.  Amigdalitis. EMC - Tratado de Medicina. 14, 3 (2010): 1-7.
  • Cortina, Jorge. “La amigdalitis aguda y crónica y su tratamiento homeopático.” Homeopatía Mex 60.559 (1992): 15-9.
  • Fernández, E. “Amigdalitis Aguda.” Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga. Pág (2015): 1-19.
  • Montequi, S. “Infecciones bacterianas de vías altas: Otitis, amigdalitis.” Bol Pediatr 46 (2006): 294-303.