7 mascarillas faciales refrescantes que debes probar este verano

El aloe vera, las uvas, el yogurt o el pepino son ingredientes caseros que ejercen un efecto hidratante, calmante y refrescante de la piel durante el verano.
7 mascarillas faciales refrescantes que debes probar este verano
Lourdes Martínez

Revisado y aprobado por la farmacéutica Lourdes Martínez.

Escrito por Okairy Zuñiga

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Durante el verano la piel se ve afectada por algunos agresores y puede lucir más apagada, seca, tirante o enrojecida. Tener un cuidado extra y aplicar mascarillas faciales refrescantes puede ayudar a mejorar su aspecto.

Estas son una opción perfecta para devolver al rostro la humedad perdida por los efectos del calor, desinflamar, aportar frescor y muchos nutrientes.

Es buena idea aplicar estas mascarillas para combatir los daños causados por la exposición solar, el sudor, el aire acondicionado, el cloro de las piscinas o los cambios bruscos de temperatura.

Sin importar los planes que tengas para el verano, te recomendamos aplicar alguna de estas mascarillas faciales refrescantes que te descubrimos a continuación. 

1. Mascarilla de té verde con pepino

La primera de las mascarillas faciales refrescantes ayuda a calmar las irritaciones de la piel y reducir la hinchazón. Además es perfecta para aplicar después de una prolongada exposición solar. Aporta brillo, elasticidad y humedad a la piel.  

El pepino y el té verde contienen una gran cantidad de agua y abundantes minerales como silicio, magnesio, potasio y ácido fólico que, en conjunto, regeneran la piel y podrían ayudar a mejorar muchas condiciones. 

Ingredientes

  • ¼ de taza de té verde frío (62 mililitros).
  • ½ pepino sin piel ni semillas.

Preparación

  • Pela el pepino hasta eliminar toda la piel y retira las semillas.
  • Licua el pepino y el té.
  • Aplica sobre el rostro limpio con un algodón y cubre con un paño suave.
  • Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua fresca.  

Los dos ingredientes son tan neutrales y frescos que puedes aplicarlos a diario si lo deseas.

2. Mascarilla de leche y avena

Mascarilla de leche y avena

La leche es un alimento con un pequeño porcentaje de grasas y proteínas que resultan una buena manera de prevenir el envejecimiento de la piel y contrarrestar los daños que pueda dejar en ella el verano.

Asimismo, la aplicación de avena de forma tópica ayuda a mejorar la piel seca y los eccemas.

La segunda de las mascarillas faciales refrescantes aporta vitamina A, B12 y D y minerales como el fósforo y el potasio. 

Ingredientes

  • ¼ de taza de leche tibia (62 mililitros).
  • 5 cucharadas de avena (50 gramos).

Preparación

  • Coloca en un bol la leche tibia y agrega la avena sin dejar de remover para ir notando la consistencia.
  • Si con menos cantidad ya espesó, puedes dejar de lado el resto.
  • Una vez lista la mascarilla, expande en tu rostro y cuello.
  • Deja actuar por 20 minutos, lava con agua tibia y seca con un paño suave.

3. Mascarilla de yogur con miel

La aplicación de mascarillas con yogurt ha sido probada de forma experimental. Este estudio mostró una mejora en la elasticidad, el brillo y la humedad de la piel tratada. Sin embargo hay que tener en cuenta que el yogur iba acompañado de otros ingredientes (en este caso nopal del este).

En la receta que proponemos el yogur se acompaña con miel. Esta última es humectante, calmante y puede retardar la aparición de arrugas. Asimismo tiene un ligero efecto reparador de las quemaduras, algo perfecto si hemos pasado más horas bajo el sol de las debidas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de yogur natural o yogur griego natural.
  • 3 cucharadas de miel.

Preparación

  • Mezcla ambos ingredientes con cuidado en un tazón o cuenco pequeño. 
  • Cuando están bien integrados aplica sobre la piel del rostro con la ayuda de una brocha. 
  • Deja actuar unos 10 minutos y aclara con agua tibia.

4. Mascarilla de rosas

crema-de-rosas

Las rosas son flores ideales para refrescar la piel así como para descongestionar el rostro y proteger de los efectos dañinos de los rayos solares (por su acción antioxidante).

Al preparar esta mascarilla puedes cambiar las dos rosas y el agua fría por agua de rosas. Asimismo, en caso de que no encuentres vitamina C en gotas, puedes usar jugo de limón.

Ingredientes

  • 2 rosas sin importar su color.
  • ½ taza de agua fría (125 mililitros).
  • 6 gotas de extracto de semillas de pomelo.
  • 6 gotas de vitamina C.
  • 3 hojas de menta.

Preparación

  • Coloca en un bol todos los ingredientes uno a uno y tritura hasta crear una pasta.
  • Lleva la mezcla a la refrigeradora por 6 horas (si no hay apuro es mejor dejarla macerar 24 horas).
  • Una vez lista, cuela y aplica el líquido resultante sobre el rostro.
  • Deja actuar por 15 minutos y retira con agua fría.

5. Mascarilla de granada

Las semillas de la granada son difíciles de romper pero vale la pena el esfuerzo por sus beneficios. Estas semillas aportan muchos compuestos antioxidantes y vitamina C, por lo que consumirlas cuando puedas es una buena idea.

Al incorporarlas en la mascarilla, su textura ayudará a remover células muertas, regenerar la piel y dejarla más suave y tersa. Aplica una vez por semana.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de granada (30 gramos).
  • 1 taza de avena natural (150 gramos).
  • 2 cucharadas de miel (50 gramos).
  • 2 cucharadas de mantequilla (40 gramos).

Preparación

  • Lleva todos los ingredientes a la licuadora y procesa para obtener una pasta.
  • Añade la mezcla en un frasco de cristal y deja reposar por 30 minutos en el refrigerador.
  • Aplica la mascarilla fría con ayuda de los dedos dando un masaje circular.
  • Deja reposar por 10 minutos y lava con agua fresca

6. Mascarilla de arándanos y uvas

arandanos

Esta mascarilla refrescante es una verdadera delicia para la piel. Además gracias a algunos de los principios activos de ambos ingredientes, tiene un afecto antioxidante y favorece la concentración de colágeno. 

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos frescos (150 gramos).
  • 1 taza de uvas sin semilla (150 gramos).
  • 2 cucharaditas de jugo de limón (10 mililitros).

Preparación

  • Lleva a la licuadora todos los ingredientes y combina muy bien.
  • Deja reposar la mascarilla por 20 minutos en el refrigerador.
  • Aplica sobre el rostro con un pincel y deja reposar durante 20 minutos o hasta que esté seca.
  • Retira con agua tibia.

Te recomendamos que apliques esta mascarilla dos veces al mes para mantener la hidratación y frescura. Opta por los frutos frescos para aprovechar mejor sus antioxidantes y vitaminas.

7. Gel de aloe vera para las mascarillas faciales refrescantes

De las hojas de esta planta se extrae un gel que contiene una buena cantidad de agua y vitaminas A, C y E. 

Gracias a esto ayuda a humectar la piel y calmarla, aporta frescura en caso de irritaciones o quemaduras cutáneas y deja el rostro más flexible.

Ingredientes

  • Gel de aloe vera.

Preparación

  • Aplica el gel de aloe vera por el rostro y déjalo actuar unos 10 minutos. En general suele absorberse bien y no es necesario retirar, pero puedes enjuagar la cara con un poco de agua tibia o fresca.

Consejos para aplicar las mascarillas faciales refrescantes

Todas las recetas que hemos conocido es este artículo son una buena opción para refrescar la piel en verano y contrarrestar los posibles efectos negativos del sol, el sudor, el aire acondicionado y otros agentes negativos.

Para garantizar que se aplican con seguridad ten en cuenta estas orientaciones generales:

  • Antes de usar una mascarilla, limpia el rostro con agua y jabón o algún producto adecuado.
  • Las mascarillas deben aplicarse con suavidad por todo el rostro, evitando las zonas cercanas a los labios, ojos y cejas. Retíralas con un poco de agua templada y sin frotar la piel.
  • Después seca la piel del rostro con una toalla y dando pequeños toquecitos. Acto seguido aplica el producto hidratante más adecuado para tu tipo de piel.
  • No es aconsejable dejarlas actuar más de 20 minutos.

El uso de todos los ingredientes que se encuentran en estas mascarillas es, en general, seguro. Sin embargo es mejor testar la tolerancia individual aplicando una pequeña porción en una zona como el antebrazo.

Asimismo ten en cuenta que ante cualquier problema de piel o duda acerca de los productos adecuados, es preferible consultar con un/a dermatólogo/a. Estas mascarillas no pueden ser aplicadas como remedio curativo de condiciones más serias.

Prueba estas mascarillas faciales refrescantes para aliviar la piel en verano

En esta estación del año existen muchos factores que pueden congestionar, secar y empeorar las condiciones y la salud de la piel del rostro.

Aplicar alguna de estas mascarillas es un buen remedio para devolver la humedad, refrescar y calmar mientras se aportan otros nutrientes que ayudarán a nutrirla y protegerla.

Te podría interesar...
9 mascarillas naturales para la limpieza facial
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 mascarillas naturales para la limpieza facial

Para disfrutar los beneficios de una limpieza facial no tienes que invertir demasiado. Te traemos las mejores mascarillas naturales.



  • Burlando B, Cornara L. Honey in dermatology and skin care: a review. Journal of Cosmetic Dermatology. Diciembre 2013. 12 (4): 306-13.
  • Georgieva, S., Angelov, G., & Boyadzhieva, S. (2014). Concentration of vitamin C and antioxidant activity of rosehip extracts. Journal of Chemical Technology and Metallurgy.
  • Hsu, S. (2005). Green tea and the skin. Journal of the American Academy of Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2004.12.044.
  • Ilnytska O, Kaur S, et al. Colloidal oatmeal (Avena sativa) imrpoves skin barrier through multi-therapy activity. Journal of Drugs in Dermatology. Junio 2o16. 15 (6): 684-90.
  • Jurenka, J. (2008). Therapeutic applications of pomegranate (Punica granatum L.): A review. Alternative Medicine Review. https://doi.org/10.1007/978-1-4020-6754-9.
  • Lin, T. K., Zhong, L., & Santiago, J. L. (2018). Anti-inflammatory and skin barrier repair effects of topical application of some plant oils. International Journal of Molecular Sciences. https://doi.org/10.3390/ijms19010070.
  • Mileva M, Illieva Y, et al. Rose flowers - a delicate perfume or a natural healer? Biomolecules. Enero 2021. 11 (1): 127.
  • Mukherjee, P. K., Nema, N. K., Maity, N., & Sarkar, B. K. (2013). Phytochemical and therapeutic potential of cucumber. Fitoterapia. https://doi.org/10.1016/j.fitote.2012.10.003
  • Park, K. (2015). Role of micronutrients in skin health and function. Biomolecules and Therapeutics. https://doi.org/10.4062/biomolther.2015.003
  • Su, M. S., & Chien, P. J. (2007). Antioxidant activity, anthocyanins, and phenolics of rabbiteye blueberry (Vaccinium ashei) fluid products as affected by fermentation. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2006.11.021.
  • Surjushe A, Vasani R, et al. Aloe vera: a short review. Indian Journal of Dermatology. 2008. 53 (4): 163-166.
  • Yeom G, Yun D-M, et al. Clinical efficacy of facial masks containing yogurt and Opuntia hamifusa Raf (F-YOP). Journal of Cosmetic Science. October 2011. 62 (5): 505-14.