6 problemas femeninos que impiden tener relaciones sexuales placenteras

¿Sabías que existen cierto tipo de problemas sexuales que pueden solucionarse con la ayuda de un psicólogo? Te lo contamos todo al respecto en el próximo artículo.
6 problemas femeninos que impiden tener relaciones sexuales placenteras
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 05 marzo, 2021.

Escrito por Carolina Betancourth, 22 diciembre, 2016

Última actualización: 05 marzo, 2021

Los problemas femeninos de índole sexual son considerados, todavía, como un tabú por parte de ciertos sectores sociales. De hecho, a veces son las propias mujeres las que se avergüenzan de ellas mismas por sufrir esta clase de padecimientos.

Si bien una va a al medico cuando le duele la garganta, es importante hacerlo también cuando se tiene algún problema relacionado con la incapacidad de mantener un sexo satisfactorio con la pareja.

Acudir al ginecólogo te aportará tranquilidad y te brindará respuestas sobre lo que te ocurre. Es probable, además, que en ciertos casos te derive a un psicólogo o a un sexólogo.

A continuación, te explicamos cuales son los 6 problemas femeninos más comunes.

Problemas femeninos de índole sexual

1. Atrofia vaginal

Uno de los problemas íntimos más habituales en la mujer son las alteraciones del pH vaginal que conducen a una incómoda sequedad. Este tipo de síntomas suele ser el resultado de una disminución en los niveles de estrógenos, según expone la Clínica Mayo.

Su disminución afecta a la lubricación natural en la zona, algo que resulta imprescindible para tener relaciones sexuales placenteras y sin dolor. Carecer de estos fluidos provoca una fricción dolorosa que, entre otras cosas, genera ardor e hipersensibilidad en la piel.

2. Vaginitis

La vaginitis es uno de los problemas femeninos más frecuentes.
¿Tienes síntomas compatibles con una vaginitis? En tal caso es momento de ir con el médico.

La vaginitis es una inflamación vaginal que se produce por un desequilibrio de la flora bacteriana, tal y como expone la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Padecerla no solo afecta a la calidad de las relaciones sexuales, sino que puede derivar en incómodos síntomas como flujo, ardor y molestias al orinar.

Es probable que el ginecólogo te recete un tratamiento a base de medicación por vía oral o tópica. Sigue sus recomendaciones al pie de la letra y no te tomes ni te apliques nada por tu cuenta, porque podrías empeorar tu situación.

3. Alergia al látex

Miles de mujeres sienten dolor e incomodidad al mantener relaciones sexuales con preservativo dado que son alérgicas al látex y no lo saben. Esta situación no solo impide disfrutar con total plenitud del sexo, sino que puede ocasionar síntomas como irritación en la piel, mal olor en la zona íntima y problemas de urticaria.

Si este es tu caso, no te compliques. Existen condones fabricados con otros materiales que tú y tu pareja podéis utilizar, además de la opción de escoger entre otros métodos anticonceptivos (la píldora, el DIU, los parches, etc.)

4. Vaginismo

Se denomina vaginismo al movimiento de contracción vaginal involuntaria que impide la penetración. Aunque existen diversas causas asociadas, por lo general, suele estar causado por problemas psicológicos.

Una educación muy restrictiva, abusos en la infancia o temor al dolor suelen ser las más comunes. De la misma forma, este trastorno también puede tener un origen físico (cirugías, traumas, cambios hormonales, parto, etc).

La mejor opción es acudir al ginecólogo y que este determine a qué se debe la incapacidad de completar la relación sexual.

5. Cistitis

Entre los problemas femeninos para mantener relaciones está la cistitis.
La cistitis es una de las infecciones del tracto urinario más comunes, que además son más frecuentes en mujeres que en hombres.

La inflamación de la vejiga o cistitis es un trastorno muy común en la mujer y, dado que genera dolor y sensación de ardor, es uno de los problemas que afectan a la vida sexual.

Se trata de una infección bacteriana que se caracteriza por el deseo continuo de orinar, incluso cuando no hay suficiente líquido para expulsar. Otros síntomas son los siguientes:

  • Flujo vaginal blanquecino, muchas veces de predominio matutino.
  • Dolor al orinar.
  • Picor en la zona.

La cistitis suele tratarse con antibióticos, pero recuerda que deben estar recetados por un médico. También se recomienda ingerir mucho líquido.

Acude al médico ante los primeros síntomas

Como ya se ha mencionado, si notas dolor continuado o ciertos síntomas extraños en tu flora vaginal, es fundamental que acudas al médico. No lo ignores ni te apliques tu misma ningún tipo de producto no recetado por un especialista.

De la misma forma si eres consciente de que tus problemas tienen que ver con algún aspecto psicológico, tampoco dudes en pedir ayuda externa. No te sientas avergonzada, porque esto le ocurre a muchas mujeres.

La terapia con un psicólogo o un sexólogo podrá ayudarte a resolver los inconvenientes relacionados de una manera satisfactoria.

Te podría interesar...
6 mejores posturas sexuales para bajar de peso
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
6 mejores posturas sexuales para bajar de peso

Hay varias posturas sexuales cuya exigencia física puede ayudar a adelgazar. Te mostramos las 6 mejores para que las disfrutes con tu pareja.