6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

El salmón puede ser un gran apoyo a la hora de perder peso. Nos aporta proteínas y grasas magras que favorecen la formación de tejido muscular y la quema de calorías.
6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 10 noviembre, 2015

Última actualización: 14 febrero, 2021

Comer salmón por lo general tiene grandes beneficios para el organismo, ya que es una de las variedades de pescado más saludables y deliciosas que podemos encontrar. Es una importante fuente de proteínas, ácidos grasos omega 3 y vitaminas y minerales esenciales que desempeñan un papel fundamental en el cuidado de la salud.

En la actualidad es uno de los más recomendados por los nutricionistas, ya que su composición lo hace perfecto para todo tipo de dietas. Es, además, una de las mejores formas de consumir grasas magras. Lo mejor de todo es que resulta muy versátil a la hora de cocinar y se puede disfrutar en muchas recetas combinado con especias y otros ingredientes.

¿Por qué comer salmón?

Muchas personas aún desconocen cuán sano puede ser ingerir este alimento como mínimo dos veces por semana. Por esta razón, a continuación vamos a compartir las 6 razones por las que deberías empezar a comer salmón.

1. Mejora la salud cardiovascular

Comer salmón puede prevenir enfermedades cardiovasculares.
La acumulación de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos puede prevenirse con el consumo regular de alimentos como el salmón.

Uno de los principales beneficios del salmón es que tiene un gran contenido de ácidos grasos omega 3. 

Este nutriente ha demostrado proteger la salud del corazón y del sistema cardiovascular, ya que ayuda a eliminar los lípidos que se acumulan en los vasos sanguíneos, además de reparar los tejidos y regular la presión arterial.

Consumirlo de forma regular puede prevenir el endurecimiento arterial. Este es uno de los trastornos que más ocasionan ataques del corazón y accidentes cerebrovasculares.

2. Reduce la inflamación

Existen muchos factores que pueden aumentar la respuesta inflamatoria del cuerpo y ocasionar diversas enfermedades.

Gracias al significativo aporte de ácidos grasos omega 3 y compuestos antioxidantes, el salmón también controla ese proceso inflamatorio. Así lo afirma un estudio publicado en Biochemical Society Transactions.

Como muchos saben, la inflamación se puede convertir en un síntoma de trastornos graves como la diabetes, la artritis o las enfermedades del corazón.

La ingesta de mínimo dos porciones de este pescado a la semana podría contribuir a disminuir el dolor en las articulaciones. Al mismo tiempo, fomenta la producción de tejidos en los cartílagos.

3. Protege los huesos

Otro de los nutrientes destacados del salmón es el calcio. Este mineral, junto con la calcitonina, ayuda a mantener los huesos saludables para prevenir enfermedades óseas y debilitamiento.

Esta propiedad lo hace idóneo para las mujeres en la etapa de la menopausia. En esa etapa de la vida, los niveles de estrógenos disminuyen, aumentando el riesgo de osteoporosis por la pérdida de densidad ósea.

4. Ayuda a perder peso

Comer salmón permite adelgazar.
¿Buscando bajar de peso? Incluir el salmón en tu dieta puede ser ideal.

Por su alto contenido de nutrientes esenciales no es extraño que se considere como un buen apoyo para las dietas de aquellos que están buscando adelgazar. Contiene proteínas y grasas que contribuyen a la formación de masa muscular, mientras se elimina el exceso de grasa.

Además, 100 gramos aportan tan solo 208 calorías. No solo eso, sino que da sensación de saciedad para evitar la ingesta excesiva de calorías.

5. Mejora la función cerebral

Los antioxidantes y el elevado aporte de ácidos grasos omega 3, como el DHA, ayudan a impulsar la actividad cerebral. Esto permite pensar con más claridad y prevenir el deterioro cognitivo.

Su ingesta ayuda a mejorar el estado de ánimo y disminuye la secreción de hormonas del estrés para mejorar el rendimiento mental.

Por otro lado, existen evidencias que indican que el omega 3 podría prevenir padecimientos cognitivos, como la enfermedad de Alzheimer. Además, las personas que lo comen con frecuencia tienen menos posibilidades de sufrir episodios de depresión.

6. Mejora la calidad del sueño

Quienes tienen dificultades para dormir o trastornos del sueño también se pueden beneficiar de forma significativa incluyendo más salmón en sus dietas. Este alimento contiene triptófano, una sustancia con un efecto sedante que ayuda a dormir mejor y sin interrupciones.

Contraindicaciones del salmón

Pese a que esta variedad de pescado tiene muchos beneficios, existen algunos casos en los que es mejor no comer salmón porque podría ser contraproducente:

  • Si este es salado, de tipo ahumado o congelado, su contenido de sodio incrementa. De esta manera, podría ser perjudicial para las personas con hipertensión o retención de líquidos.
  • Tampoco es conveniente incluirlo en casos de dieta biliar por algún problema de digestión o absorción de las grasas ya que, aunque son de tipo saludables, no dejan de ser grasas.
  • Por supuesto quienes tienen alergias o intolerancias al pescado deben evitarlo por completo.
  • Asimismo en caso de tener los niveles de ácido úrico elevados es mejor controlar su ingesta. Las purinas en su interior empeoran el problema.

Incluye salmón en la dieta habitual

Así pues, a excepción de los casos especiales, es bueno empezar a comer salmón con más frecuencia. Acompañado de un plan alimenticio saludable puede contribuir a mejorar la calidad de vida en muchos aspectos. Se trata de uno de los pescados más saludables.

Te podría interesar...
Hamburguesa de salmón y gambas: una forma saludable de consentirte
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Hamburguesa de salmón y gambas: una forma saludable de consentirte

Las hamburguesas no tienen que ser necesariamente de comida chatarra. Esta receta de hamburguesa de salmón y gambas es un buen ejemplo de ello.



  • Watanabe Y, Tatsuno I. Omega-3 polyunsaturated fatty acids for cardiovascular diseases: present, past and future. Expert Rev Clin Pharmacol. 2017 Aug;10(8):865-873
  • Calder PC. Omega-3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochem Soc Trans. 2017 Oct 15;45(5):1105-1115.
  • Canhada S, Castro K, Perry IS, Luft VC. Omega-3 fatty acids' supplementation in Alzheimer's disease: A systematic review. Nutr Neurosci. 2018 Oct;21(8):529-538.