10 soluciones para evitar que los zapatos te hagan rozaduras

Además de evitar las rozaduras de los zapatos, el aceite de coco también previene las infecciones y favorece la cicatrización.
10 soluciones para evitar que los zapatos te hagan rozaduras

Última actualización: 02 septiembre, 2022

Cuando los zapatos hacen rozaduras, pueden causar dolorosas lesiones. A menudo, estas se forman en la parte superior de los talones, debido a la fricción, aunque también aparecen en los dedos o en el empeine.

Por fortuna, hay soluciones y medidas preventivas que pueden ayudar a proteger la piel, antes de que tengas una herida. En esta oportunidad queremos darte algunas recomendaciones al respecto. ¡Apunta!

¿Por qué los zapatos te hacen rozaduras?

Seguramente te ha ocurrido alguna vez, sobre todo si has tenido que caminar un poco: cuando te quitas el calzado ves que tienes una ampolla, un enrojecimiento o ardor, ocasionados por el roce.

¿A qué se debe? Son variadas las razones por las que los zapatos te hacen rozaduras. Entre estas tenemos:

  • Es un zapato nuevo y los materiales están rígidos; sobre todo ocurre si es de cuero.
  • El calzado que usas no corresponde con tu talla.
  • También puede deberse a que el diseño no se ajusta a la forma de tu pie.
  • Humedad: se mojó por la lluvia, tus pies no estaban bien secos o sudas mucho.

Aunque se piense que es un problema sin importancia, es necesario cuidarse, dado que puede traer consecuencias; por ejemplo, algunas veces las heridas se infectan .

Soluciones para evitar que los zapatos te hagan rozaduras

A menudo, puede ser tanto el ardor que es necesario quitar el calzado para poder calmarlo. Pero, esta no es la única forma de enfrentar el problema. A continuación veremos algunas soluciones. No dudes en aplicarlas.

1. Usar crema hidratante

crema-hidratante-te hagan rozaduras

La aplicación de una capa de crema hidratante tanto en los talones como en el calzado puede evitar la formación de rozaduras y ampollas. Este producto mantiene la piel lubricada y evita que haya lesiones, cuando tiene contacto con un material rígido.

¿Cómo utilizarla?

  • Antes de ponerte los zapatos, aplícales un poco de crema en la zona que hace contacto con el talón.
  • Asimismo, aplica, con suaves masajes, sobre el pie, en la zona susceptible de sufrir rozaduras.


2. Aloe vera

Las propiedades hidratantes del aloe vera son útiles para proteger la piel. De manera particular puede usarse para prevenir o disminuir las agresiones que sufre el pie por algunos tipos de calzado.

Además, según los estudios, el gel de esta planta tiene un efecto antimicrobiano. Gracias a esto se puede evitar la aparición de posibles infecciones, cuando hay heridas abiertas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplica una cantidad generosa de gel de aloe vera sobre los talones.
  • Frótalo con un suave masaje hasta que se absorba bien.
  • Si la lesión ya apareció, utilízalo dos veces al día.

3. Aceite de coco

te hagan rozaduras

En la cosmética natural el aceite de coco se considera una de las mejores cremas humectantes. Aplicado sobre los talones agrietados, mejora la hidratación.

También reduce el roce de la piel contra algunos zapatos que causan lesiones. De hecho, este es un gran remedio contra cualquier herida superficial, ya que protege contra las infecciones y ayuda a cicatrizar.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota el producto sobre las zonas donde se forman las rozaduras.
  • Si gustas, pon un poco también en la parte interna del calzado, para lubricar el material.

4. Polvos de talco

Los conocemos por su capacidad para neutralizar y prevenir malos olores en los pies: los polvos de talco, incluso se recomiendan para ayudar a tratar y prevenir diversas micosis y en el cuidado de personas con pie diabético.

También resultan ser una gran solución para prevenir la formación de rozaduras y ampollas en los talones. El talco absorbe la humedad que se produce por la sudoración, un factor que influye en la fricción de la piel al usar calzado cerrado.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon una buena cantidad de polvos de talco en la zona del talón del calzado y sobre la piel.
  • También puedes echarlos dentro del zapato y golpear este contra el piso, para que se expanda.

5. Vaselina

La humectación de los pies con vaselina ayuda a mantener la piel suave, libre de células muertas y sin lesiones como las rozaduras. La textura oleosa de este ingrediente permite deslizar el pie al usar los zapatos y, gracias a ello, evita que esté en continuo contacto con el cuero o los materiales rígidos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma un poco de vaselina con la yema de los dedos y frota los talones y demás partes afectadas.


6. Alcohol

El alcohol ayuda a ablandar los zapatos elaborados con cuero o materiales similares que lesionan la piel. Sin embargo, no se recomienda su uso sobre telas porosas, dado que puede provocar la aparición de manchas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece una bola de papel periódico con alcohol.
  • Ponla en el interior del zapato.
  • Déjala actuar varias hora.
  • Permite que seque antes de calzarlos.

7. Bolsa de hielo

evita te hagan rozaduras

¿Compraste unos zapatos que te quedan un poco estrechos? Como probablemente estos pueden ocasionar rozaduras, lo mejor es tratar de aumentar un poco su tamaño antes de empezar a utilizarlos.

Una simple bolsa con hielo se convertirá en la solución para dilatar un poco el material y, así, hacerlos más confortables.

¿Cómo utilizarla?

  • Llena dos bolsas con agua hasta la mitad y séllalas bien.
  • Introdúcelas en cada zapato, en la zona donde los sientes más ajustados, y mételos al congelador.
  • Cuando se forme una bolsa de hielo, retírala, seca los residuos de agua y usa tus zapatos.

8. Rellénalos con papel periódico

Este es otro truco, con un fin similar al anterior, para ayudar a aumentar el tamaño y evitar que los zapatos te hagan rozaduras. El mismo consiste en rellenarlos con papel periódico.

Cómo hacerlo

  • Toma unas hojas de papel periódico y humedécelas un poco.
  • Forma bolas y mételas en los zapatos.
  • Los dejas toda la noche así.
  • Al día siguiente, sacas las bolas y dejas que se seque el calzado.

Nota: evita rellenar en exceso, para que no se deformen los zapatos.

9. Usa el secador de pelo

En este caso, no se trata de usar el secador para el cabello, sino para los zapatos. Esto ayudará a ablandar el material, cuando es muy rígido o están nuevos.

La idea es aplicar el calor en donde más aprietan. Luego, se sentirán flexibles. En ese momento, puedes ponértelos para que, en la medida que se enfríen, se vayan amoldando a tu pie.

10. Utiliza calcetines gruesos

Tal vez pueda parecerte un poco extraño este consejo, sobre todo si el calzado te aprieta. Pero en este caso se trata de usar calcetines gruesos para caminar en casa, haciendo que los zapatos se ensanchen un poco. Luego, al momento de salir con ellos a la calle, te colocarás, por el contrario, unos calcetines de tejido más fino.

Otros consejos para para evitar rozaduras de los zapatos

  • No uses tacones altos por un tiempo prolongado, y más si tienes que caminar largas distancias.
  • Asimismo, evita usar zapatos muy cerradosen la punta.
  • Si sientes que un calzado no es de tu talla, no insistas en usarlo, así te guste mucho.
  • Cuando sepas que vas a caminar o estar de pie por mucho tiempo, usa los zapatos que sean más cómodos.
  • Seca bien tus pies antes de calzarte.
  • Si sudas mucho, no dejes de usar calcetines.
  • Usa los zapatos nuevos varias veces en casa, para que se vayan adaptando al pie.

Una incomodidad que podemos evitar

Como puedes notar, hay algunos trucos muy sencillos para evitar que nuestros pies sufran por esas dolorosas lesiones que causan las rozaduras de algunos zapatos.

La próxima vez que tengas calzado nuevo o de materiales duros, toma previsiones. Elige la opción que más te llame la atención y úsala como preventivo de este problema.

Te podría interesar...
7 trucos para decirle adiós al mal olor en el calzado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 trucos para decirle adiós al mal olor en el calzado

¿Tienes problema con el mal olor en tu calzado? Hoy te compartimos 7 trucos naturales que te podrán ayudar a eliminarlo y olvidarte de esa molestia...



  • Fife B. El milagro del aceite de coco. Málaga: Editorial Sirio, 2013.
  • Martínez M, Betancourt Badell J Alonso González N. Ausencia de actividad antimicrobiana de un extracto acuoso liofilizado de Aloe vera (sábila). Rev Cubana Plant Med. 1996; 1(3): 18-20.
  • Musmeci R, Lezcano M. Acción antimicrobiana del gel de aloe vera sobre staphylococcus aureus, escherichia coli, pseudomonas aeruginosa y candida albicans.
  • Rustan M, Mangeaud A, Consig C. Micosis superficiales: estudio retrospectivo de corte transversal en la ciudad de Córdoba, Argentina. Dermatol. Argent. 2015, 21 (1): 44-51
  • Taberner R, Vila A, Puig L. Protocolos de actuación en micosis superficiales y de las uñas. Barcelona: Ed. P. Permanyer, 2006.
  • Tizón Bouza E, Dovale M, Fernández García M, et al. Atención de enfermería en la prevención y cuidados del pie diabético. Atención Primaria. 2004; 34(5): 263-271.
  • Agarry O, Olaleye M, Bello-Michael C. Comparative antimicrobial activities of aloe vera gel and leaf. African Journal of Biotechnology. 2005; 4(12): 1413-1414.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.