Agua turbia en el acuario: ¿cómo limpiarla?

¿Estás pensando en tener un acuario con diferentes peces y plantas? En este artículo te enseñaremos cómo mantenerlo en óptimas condiciones.
Agua turbia en el acuario: ¿cómo limpiarla?

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 11 octubre, 2021

Última actualización: 11 octubre, 2021

Los peces son animales muy bonitos y fáciles de cuidar si los comparamos con otras mascotas. Sin embargo, es necesario garantizar unas condiciones adecuadas para proteger su vida y darles un ambiente propicio para su desarrollo. Una correcta limpieza que evite el agua turbia en el acuario es fundamental.

El agua turbia de los acuarios puede ser ocasionada por diferentes motivos. En las peceras se usan filtros para que mantengan limpia el agua, sin embargo, estos tienden a estropearse. Como consecuencia, se acumulan los desechos de los peces, los restos de comida y las bacterias. Como resultado, se tiene un agua turbia, con mal olor y llena de impurezas.

Según el texto Principios del acuarismo. Una guía básica, los peces no deben introducirse en el acuario hasta tener el ciclado del agua completo. Es decir, el acuario debe alcanzar un equilibrio de bacterias que ayuden a procesar compuestos peligrosos para los peces, como los nitritos y el amoniaco.

Además, después hay que garantizar que ese equilibrio perdure en el tiempo. Esto se logra con una correcta limpieza del agua, adecuada temperatura y mantenimiento.

Recomendaciones para limpiar el acuario

El mantenimiento del acuario es una tarea que no demanda mucho tiempo, pero debes incorporarla dentro de la rutina de tu hogar para garantizar la salud de los peces. Dentro de las funciones diarias es necesario alimentar a los peces, encender y apagar las luces en caso de que se tengan y controlar la temperatura del agua.

Por otra parte, aproximadamente una vez por semana será necesario hacer un mantenimiento más profundo. Es necesario limpiar los vidrios, arreglar las plantas, lavar o reemplazar el sustrato, purificar el agua y limpiar el filtro. Además, conviene verificar el pH y la composición.

Limpiar un acuario.
La limpieza del acuario demanda que se aparte un día a la semana para el mantenimiento profundo.

Controla la luz del acuario

Cuando el agua turbia en el acuario es de color verde, suele ocurrir por un exceso en el crecimiento de las algas. Para que esto no suceda es fundamental que el acuario no tenga demasiada luz. Al respecto, es conveniente que no reciba sol de forma directa por muchas horas.



Cambia un porcentaje del agua

Reemplazar del 20 % al 30 % del agua una vez por semana es clave para garantizar un correcto equilibrio en el acuario. Se debe reemplazar por agua filtrada y reposada, que además haya sido tratada para no tener cloro u otro tipo de sustancias tóxicas.

Hacer un cambio en el agua no quiere decir que este líquido deba desperdiciarse. De acuerdo con la Revista Electrónica de Veterinaria REDVET, el agua que se cambia en los acuarios puede ser usada para regar las plantas en los jardines, pues las heces de los peces tienen componentes que funcionan como abono.

No obstante, también se recomienda que el recambio del agua no sea del 100 %, sino de un tercio del total. De lo contrario, sería necesario trasladar a los peces y esto podría generarles estrés.

Limpia los componentes artificiales y los cristales

Debes retirar las decoraciones y plantas artificiales para limpiarlas. Puedes usar un cepillo y un poco de lejía para quitarle los excesos de suciedad. Por otra parte, es muy importante limpiar los vidrios de la pecera para que no luzca descuidada y sirva como un objeto decorativo.

Para este fin, puedes usar una esponja de algas o de fibras naturales. Asimismo, existen limpiadores de imán o especializados en acuarios que pueden encontrar en las tiendas para mascotas. En las veterinarias también es posible comprar plecostomus, un tipo de paz conocido por comerse las algas.

Compra productos especializados para el agua

Para que el agua del acuario se mantenga en condiciones óptimas existen productos especializados que garantizan un equilibrio de los componentes. Uno de los más importantes para emplear son los que eliminan el cloro y los metales que suelen encontrarse en el agua de los grifos.



Usa un limpiador de gravilla

Los limpiadores de gravilla, también conocidos como sifones, son unos pequeños tubos que se introducen en el acuario y ayudan a eliminar los residuos que se acumulan en el fondo. Funcionan como aspiradoras.

Realiza un mantenimiento frecuente al filtro

Los filtros de los acuarios deben mantenerse en perfecto estado para evitar que el agua se ponga turbia. Para que el filtro esté en buen estado es necesario abrirlo, extraer las almohadillas y lavarlas. Si ya están muy gastadas, conviene reemplazarlas.

Peces limpiadores de acuarios.
Algunas especies de peces son capaces de limpiar el acuario por sus funciones naturales.

Cuida otras condiciones del acuario

Como ya hemos señalado, para evitar el agua turbia en el acuario es necesario hacer un mantenimiento y recambio frecuente de la misma, así como limpiar los objetos, la gravilla y el filtro. Sin embargo, hay otros factores que pueden afectar la calidad del agua.

Entre estos, es importante garantizar que exista una población adecuada de peces y algas para el tamaño del acuario. De lo contrario, se producirán más desechos que los que el acuario es capaz de contener. Por otro lado, la calidad de la comida que se les da a los peces también es clave para evitar que el agua se contamine de más.

Te podría interesar...
Dieta pescatariana: ¿en qué consiste y cuáles son sus ventajas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Dieta pescatariana: ¿en qué consiste y cuáles son sus ventajas?

La dieta pescatariana es aquella donde se consumen pescados, mariscos y algunos vegetales. Te decimos cómo aplicarla correctamente.